Vida / Amor y Familia

/ Vida y Tendencias

Las mujeres podemos hacerlo todo: Una mentalidad que puede arruinar tu vida.

 
 
 

Las mujeres podemos hacer muchas cosas, pero al momento de demostrárnoslo a nosotras mismas, hemos adoptado mentalidades poco saludables.

 

La letra de la popular canción de Whitney Houston "I´m Every Woman" ha inspirado a muchas personas. Me encanta cantar junto con Whitney al momento que exclama esa declaración en nombre de las mujeres.

Las mujeres somos de hecho fuertes y capaces de satisfacer las necesidades, y las de otros, podemos superar obstáculos, criar a los niños, dirigir negocios, y lucir bien haciéndolo. Sin embargo, en el camino para demostrárnoslo a nosotras mismas, me temo que hemos adoptado una mentalidad poco saludable.

Poco saludable y poco realista.

Cuando actúo como que debo ser todas las cosas para todas las personas, me extiendo demasiado como ser humano, y me preparo para el fracaso y otras veces para la decepción.

Cuando tomo continuamente más de lo que es razonable, cambio mi fuerza por el estrés y mi tranquilidad por un estilo de vida agotador.

Tengo muchos talentos e intereses, pero eso no significa que tenga la capacidad de ser Joanna Gaines, Rachael Ray, Vera Wang y Jessica Alba en una. Es poco realista pensar que puedo remodelar una casa, preparar comidas desde cero, coser ropa para mis hijos, y lanzar una línea de productos al mismo tiempo.

Sí, estas mujeres son talentosas y exitosas, pero creo que es porque han escogido algunas cosas en las qué centrarse y llaman a refuerzos cuando es necesario.

Es genial tener ambición, es admirable trabajar duro, pero no creo que la alegría y la paz estén esperando del otro lado de una mentalidad que se basa en demostrar qué tantas cosas puedo hacer a la vez.

Cada una de nosotras tiene diferentes niveles de energía y capacidades, pero muchas de nosotras estamos tratando de hacer demasiado y luego nos preguntamos por qué estamos estresadas.

Cuando nos sobrecargamos, nos preparamos para el agotamiento. Cuando establecemos límites saludables, ofrecemos un modelo sostenible en el que nuestras familias pueden prosperar.

No somos el Salvador.

Es divertido probar cosas nuevas. Es importante demostrarle a nuestros hijos las grandes cosas que las mujeres pueden hacer, pero también tenemos la libertad de no tratar de ser una maestra de todas.

Hay seguridad en saber que no tenemos que hacer de todo para ser suficientes. Ya somos suficientes porque por la fe en Cristo, hemos sido declaradas dignas por su obra llevada a cabo en la cruz.

Jesús es el único que puede ser y hacer todas las cosas. No somos el Salvador y eso es algo bueno.

Cuando reconocemos nuestras capacidades y limitaciones, operamos con expectativas realistas de nosotras mismas y de los demás. Cuando dejamos de intentar ser todas las mujeres encapsuladas en una, podemos perfeccionar algunas cosas y hacerlas muy bien.

Aquí hay algunas preguntas a considerar cuando evalúes tus compromisos actuales y tu calendario:

  • ¿Es realista mi horario con respecto a mi cantidad de responsabilidades?
  • ¿Hay algo en mis planes que puedan alejar o delegar a otra persona?
  • ¿Cuáles son algunas de mis cosas favoritas para hacer y por qué? ¿Algunas de estas cosas forman parte de mi itinerario este mes?
  • ¿Hay algo que un amigo podría hacer por mí (que tenga interés o experiencia en esta área)?
  • ¿Estoy tratando de probar mi valor a través de mi trabajo o estoy descansando en el trabajo que Jesús hizo en Cristo debido a su gran amor para mí?

Querido Dios, ayúdame a entender.

Querido Dios:

Gracias por hacerme una mujer. Gracias por confiarme con dones y talentos para usar para tu gloria, la mejora de los demás y mi disfrute. Ayúdame a entender que no tengo que hacer todo para ser suficiente. Por favor, muéstrame las áreas donde me he extendido demasiado en un esfuerzo por probar mi valor. Ayúdame a caminar con confianza sabiendo que tú me has creado para tareas especiales, pero me liberaste de tener que hacerlo todo. Gracias por el glorioso regalo de tu gracia. Ayúdame a recibir la gracia y a extenderla a mí misma y a los que me rodean.

Amén.

 
 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp      Google      
 

Déjanos tus comentarios

 

Artículos de interés

 
 
papa francisco sonrie y saluda
 
cruz en cementerio lapidas tumbas arboles
 
cruz en cementerio difunto con inscripcion ihs
 
hombre triste preocupado con manos en el rostro fondo oscuro
 
hombre triste preocupado con manos en el rostro fondo oscuro
 
hombre triste preocupado con manos en el rostro fondo oscuro
 
encendiendo velas difuntos crucifijo oscuro
 
 
cruz vela encendida fondo negro
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Homilía del Papa Francisco


 
papa lamborghini blanco caridad
 

Caminando en la Fe


 
hombe con bolsa en la cabeza
 
- Lo más leído -
 
------------------------------------------------------------------

El fuerte regaño del Papa Francisco a los que usan su celular durante la Misa

------------------------------------------------------------------

El poderoso significado liberador de la Medalla de San Benito

------------------------------------------------------------------

3 reglas que te ayudarán a alcanzar la felicidad soñada

------------------------------------------------------------------

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

------------------------------------------------------------------

3 maneras de ir a la confesión cuando sientes vergüenza por tus pecados

------------------------------------------------------------------

Las mujeres podemos hacerlo todo: Una mentalidad que puede arruinar tu vida.

 
 
 

Aprende a orar


 
virgen medalla milagrosa novena