Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

LITURGIA

-

EVANGELIO DEL DÍA

-

EVANGELIO DE HOY

-

EVANGELIO

Evangelio del día: En las pruebas, la violencia es derrotada por el amor

 
 
   
 
 
 

Evangelio del día. AUDIO. Mateo 10,16-23 - XIV Tiempo ordinario: No serán ustedes los que hablen, el Espíritu hablará por ustedes

 

Evangelio del día: Mateo 10,16-23

Evangelio del día (La persecución de los Apóstoles): "En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Yo los envío como a ovejas en medio de lobos: sean entonces astutos como serpientes y sencillos como palomas. Cuídense de los hombres, porque los entregarán a los tribunales y los azotarán en sus sinagogas. A causa de mí, serán llevados ante gobernadores y reyes, para dar testimonio delante de ellos y de los paganos. Cuando los entreguen, no se preocupen de cómo van a hablar o qué van a decir: lo que deban decir se les dará a conocer en ese momento, porque no serán ustedes los que hablarán, sino que el Espíritu de su Padre hablará en ustedes. El hermano entregará a su hermano para que sea condenado a muerte, y el padre a su hijo; los hijos se rebelarán contra sus padres y los harán morir. Ustedes serán odiados por todos a causa de mi Nombre, pero aquel que persevere hasta el fin se salvará. Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra, y si los persiguen en esta, huyan a una tercera. Les aseguro que no acabarán de recorrer las ciudades de Israel, antes de que llegue el Hijo del hombre.". Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

Serán odiados: Jesús dice, entre otras cosas:

"Ustedes serán odiados por todos a causa de mi Nombre, pero aquel que persevere hasta el fin se salvará" (Mt 10,22).

Estas palabras del Señor... nos hacen comprender que en las pruebas aceptadas a causa de la fe, la violencia es derrotada por el amor, la muerte por la vida.

Testimoniar a Jesús en la humildad, en el servicio silencioso, sin miedo a ir contracorriente y pagar en persona. Y, si no todos están llamados, como san Esteban, a derramar su propia sangre, a todo cristiano se le pide sin embargo que sea coherente, en cada circunstancia, con la fe que profesa.

Coherencia: Es la coherencia cristiana, es una gracia que debemos pedir al Señor: ser coherentes, vivir como cristianos. Y no decir soy cristiano y vivir como pagano. La coherencia es una gracia que hay que pedir hoy.

Seguir el Evangelio es ciertamente un camino exigente – pero ¡bello, bellísimo! - el que lo recorre con fidelidad y valentía recibe el don prometido por el Señor a los hombres y a las mujeres de buena voluntad...

Paz: Esta paz donada por Dios es capaz de apaciguar la conciencia de todos los que, a través de las pruebas de la vida, saben acoger la Palabra de Dios y se comprometen en observarla con perseverancia hasta el final.

Hoy, hermanos y hermanas, oremos, en particular, por cuantos son discriminados, perseguidos y asesinados por su testimonio de Cristo.

Recemos también para que, gracias al sacrificio de estos mártires de hoy – son tantos, tantísimos - se fortalezca en todo el mundo el compromiso para reconocer y asegurar concretamente la libertad religiosa, que es un derecho inalienable de toda persona humana. (Reflexión antes del rezo del Ángelus, 26 de diciembre de 2014)

Oración de Sanación

Señor, te agradezco por tener paciencia conmigo, por confiarme muchos talentos y por las muchas muestras de amor que has puesto en mi camino.

Tú vigilas mis pasos, atiendes mis ruegos en la necesidad y vienes a fortalecerme en el momento de la prueba cuando se me gastan las fuerzas.

Los que vivimos tu Palabra, debemos de vivir confiado en tu providencia y no podemos elegir otros caminos que no sea el de tu perdón y reconciliación.

Ayúdame a ser coherente, a ser testimonio vivo de tu verdad, aunque signifique que deba sufrir rechazos y habladurías hasta de los míos.

Aunque sea odiado a causa de tu Nombre, Tú me consuelas y me aseguras que si persevero hasta al final gozaré Contigo la salvación.

Creo en tus promesas, por ello proclamaré siempre tu Nombre y tus obras. Aunque habite como oveja en medio de lobos, sé que tu gracia me respalda.

Guía corazón con el Espíritu Santo para ser decidido y valiente. Aunque camine por valles oscuras no temeré, porque me cubren tu fuerza y poder.

Que tu presencia me inunde de alegría y esperanzas y me impulse a vivir abierto a las nuevas oportunidades y manifestaciones de tu amor. Amén

Propósito para hoy

Rezaré un misterio del Rosario pidiendo por el arrepentimiento de las personas que ofenden a Dios.

Frase de Reflexión

"El Reino de los cielos es para aquellos que ponen su confianza en el amor de Dios y no en las cosas materiales". Papa Francisco

Evangelio del día de hoy

Comentarios del Evangelio del día de hoy en audio:
🎧 Evangelio del día

Diálogos, oraciones y edición: PildorasdeFe.net | Audio comentario: Fray Nelson Medina, O.P.
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp   
 

Artículos de interés

 
 
escapulario de la virgen del carmen monte carmelo cruz
 
escapulario marron con cruz amarilla en la parte de atras del cuello de una chica
 
papa francisco cara triste manos cabeza padre bebe migrantes ahogados
 
pareja de esposos juntos mirandose de frente sonriendo de forma tierna dia
 
novena a nuestra senora virgen del carmen dia
 
 
sagrado corazon de jesus dia  la comunion reparadora
 
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco sentado escritorio hablando por video mensaje abuso de menores
 
- Lo más leído -
 

9 cosas que debes conocer sobre el Escapulario de la Virgen del Carmen

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Oración para vencer la tristeza, el pesimismo y ayudar a sanar la depresión

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Novena a la Virgen del Carmen por la paz y la salud del cuerpo y alma

La Virgen del Carmen. Nuestra Señora del Escapulario. Patrona de los Carmelitas