Australia: Sacerdotes prefieren ir a la cárcel a romper el secreto de confesión
     

Noticias / Iglesia

Australia: Sacerdotes prefieren ir a la cárcel a romper el secreto de confesión

 
 
   
 
 
 

Cuando el estado intente intervenir en nuestra libertad religiosa, socave la esencia de lo que significa ser católico, resistiremos.

 

Australia, 18/06/18.- Los sacerdotes australianos han expresado su descontento con unas nuevas leyes australianas y han dicho que prefieren ir a la cárcel antes que romper el sigilo confesional (secreto de confesión) para denunciar el abuso infantil.

Australia del Sur ha aprobado leyes que amplían la obligación de informar a los sacerdotes notificados de acciones de pedofilia, incluso si ello les obligaría a romper el secreto de confesión (sigilo confesional)

Después de una recomendación de la Comisión Real, otros estados están considerando hacer cumplir la ley también. Sin embargo, muchos sacerdotes rechazan esta idea y afirman que no harán nada que viole sus creencias.

El padre Michael Whelan, sacerdote de Church Hill en San Patricio, en Sydney expresó:

"El estado nos exigirá a nosotros como sacerdotes católicos que cometamos lo que consideramos como el delito más grave, y no estoy dispuesto a hacerlo".

El padre Whelan dijo que no cree que la Iglesia esté por encima de la ley, sino que pone su fe antes que cualquier otra cosa. Al respecto, dijo:

"Cuando el estado intente intervenir en nuestra libertad religiosa, socave la esencia de lo que significa ser católico, resistiremos".

El padre Whelan expresó su preocupación con respecto a cómo harían cumplir tal ley y cómo las autoridades sabrían si los sacerdotes están informando o no.

El padre Whelan también propuso una alternativa, diciendo que en lugar de obligar a los sacerdotes a romper el secreto de la confesión, si un abusador de menores confesaba, trataría de intervenir y "detenerlo de inmediato".

Otros estados, como el gobierno de Nueva Gales del Sur, responderán en el próximo mes si implementarán leyes similares. 

"Espero que todas las jurisdicciones en Australia sigan esa recomendación, y espero que la Iglesia en todo momento simplemente no lo observe", expresó el padre Whelan.

Adaptación y traducción por Qriswell Quero de Pérez para PildorasdeFe.net, del artículo publicado en: Catholic Herald, autor: Catholic Herald

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero de Pérez, venezolano, felizmente casado, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con anunciar el Evangelio y los buenos valores familiares. Entregado al servicio en todos los aspectos de mi vida. Mi lema es: Quien a Dios tiene nada lo detiene

 
Estimado lector: ¡Gracias por leernos! Tú formas parte de este portal que renueva la fe y la esperanza. Queremos seguir comprometidos con esta labor y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar a más personas. ¡Te necesitamos!
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 

Déjanos tus comentarios

 

Artículos de interés

 
 
esposos unidos con su bebe juntos abrazados papi besando a mami en la frente
 
mujer sonriendo con fuego artificial encendido entre sus manos
 
cleriman de sacerdote busto traje negro
 
hombre sosteniendo a su esposa mientras ven nubes montanas cielo
 
novena al padre pio dia  amor del padre pio a la virgen maria
 
 
novena al padre pio dia  martir del confesionario
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco sentado en silla papal rostro preocupado mano en los labios pensando
 
- Lo más leído -
 

Fue testigo de Jehová por 13 años, ahora denuncia las mentiras que vivió allí

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

El más grande error que los padres de familia cometen con sus hijos

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

8 síntomas físicos de la depresión

Natividad de la Santísima Virgen María. Madre de Nuestro Señor