Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

Noticias / Internacionales

Papa Francisco declara oficialmente al Papa Juan Pablo I como venerable.

 
 
   
 
 
 

Papa Francisco reconoció que el Papa Juan Pablo I, que sirvió sólo 33 días como Papa, vivió las virtudes cristianas de una manera heroica.

 

El Vaticano ha anunciado la decisión que el Papa Francisco ha tomado este 9 de noviembre. Marca el primer gran paso en el camino hacia la santidad para el Papa que murió en 1978 a la edad de 65 años, impactando al mundo y a una Iglesia que acababa de llorar la muerte del Beato Pablo VI.

El Papa Francisco tendría que reconocer un milagro atribuido a la intercesión del fallecido Papa para que sea beatificado, su siguiente paso hacia la santidad. Se necesitaría de un segundo milagro para proceder a la canonización.

Stefania Falasca, vicepostuladora de la causa de santidad del Papa Juan Pablo, dijo que una presunta curación extraordinaria ya ha sido investigada por una diócesis y se está estudiando una segunda posibilidad, pero el Vaticano no comienza sus investigaciones pertinentes hasta que el candidato a la santidad sea declarado venerable.

Juan Pablo I: el Papa sonriente.

Aunque el suyo fue uno de los papados más cortos de la historia, el Papa Juan Pablo I dejó una impresión duradera en la Iglesia que lo recuerda cariñosamente como "el papa sonriente".

"Sonrió sólo por 33 días", decía la portada del periódico italiano, Corriere della Sera, mientras que el telégrafo católico de la Arquidiócesis de Cincinnati informaba: "Una iglesia entristecida busca a otro Papa Juan Pablo".

La sorpresa de su muerte después de poco más de un mes en el cargo abrió una compuerta de rumores y teorías de conspiración, que van desde el asesinato hasta la negligencia. El médico del Vaticano insistió entonces, tal como el Vaticano continúa insistiendo, que el Papa Juan Pablo I murió de un ataque al corazón.

Su lema papal, "Humilitas" ("Humildad"), no sólo enfatizaba una virtud cristiana, sino que también reflejaba su personalidad realista y sus humildes comienzos, también lo recomendó mucho:

Sé humilde. Incluso si has hecho grandes cosas, di: "Todos somos sirvientes inútiles". Pero es todo lo contrario, la tendencia en todos nosotros es más bien al revés: Presumir. Ser pobre y humilde, esta es la virtud cristiana que nos concierne.

Pobreza y sencillez desde sus inicios.

Albino Luciani, nacido en la pequeña ciudad italiana de montaña de Canale D´Agordo el 17 de octubre de 1912, vivía con sus dos hermanos y una hermana en la pobreza, y algunas veces se iban a la cama con hambre.

Su padre, un albañil de profesión, solía viajar a Suiza y Alemania en busca de trabajo.

Durante una audiencia general el 13 de septiembre de 1978, el Papa dijo a los peregrinos que de pequeño siempre se encontraba enfermo y que su madre lo llevaba de un médico a otro y cuidaba de él noches enteras. También dijo que había sido hospitalizado aproximadamente 8 veces y operado cuatro veces a lo largo de su vida.

A pesar de su débil salud y pobreza, su padre lo alentó a ingresar al seminario menor. Lo hizo, pero siempre volvía a su ciudad natal en verano y con frecuencia se le veía trabajando en el campo con su sotana negra.

Fue ordenado sacerdote en 1935 y fue nombrado obispo de Vittorio Veneto en diciembre de 1958 por San Juan XXIII. Más de 10 años después, fue nombrado patriarca de Venecia por el Beato Pablo VI y fue creado cardenal en 1973.

Gran dedicación a los pobres.

Durante su tiempo como patriarca de Venecia, el entonces cardenal Luciani era conocido por su dedicación a los pobres y los discapacitados.

En febrero de 1976, hizo un llamamiento a todos los sacerdotes de su diócesis para que vendieran objetos de oro y plata para el Centro de Día Don Orione con el fin de ayudar a personas con discapacidades. Liderando con el ejemplo, comenzó la campaña de recaudación de fondos mediante la subasta de una cruz pectoral y una cadena de oro, que le había sido otorgada por San Juan XXIII, la cual le había pertenecido al Papa Pío XII. Pronunciándose ante ello, Luciani escribió:

Su contribución es una cosa pequeña en comparación con el uso que tendrá. Quizás valga algo si ayuda a la gente a comprender que el verdadero tesoro de la Iglesia son los pobres.

Humildad en la grandeza.

Después de la muerte del Beato Pablo VI, su nombre estaba en la parte superior de la lista de papas potenciales de nadie, y mucho menos su propia lista.

Cuando se le preguntó si podría ser elegido papa, citó un proverbio veneciano:

"No se hacen ñoquis con esta masa".

Sin embargo, su sorpresiva elección no le impidió continuar con su humilde manera de vivir, como rechazar el uso de la tradicional tiara papal y preferir llamar a su primera Misa como Papa una inauguración de su ministerio papal, en lugar de una coronación.

Su humildad también se reflejó en los 19 discursos y charlas que dio como Papa, especialmente las cuatro conversaciones de la audiencia general del miércoles antes de su muerte prematura. El 13 de septiembre de 1978 dijo:

Tratemos de mejorar la Iglesia mejorándonos a nosotros mismos. Cada uno de nosotros y toda la Iglesia podríamos recitar la oración que estoy acostumbrado a recitar:

"Señor, tómame como soy, con mis defectos, pero hazme ser como tú quieres que sea".

Ciudad del Vaticano, 09 de noviembre de 2017 | Información vía: Catholic Herald
 
 
.
 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 
 

Artículos de interés

 
 
imagen de la virgen de guadalupe san juan diego tilma de guadalupe radiografia blanco negro
 
virgen de guadalupe misterio figuras en los ojos
 
papa francisco mirando hacia abajo misa vaticano
 
matrimonio pareja jombre mujer felices y pareja triste
 
virgen de guadalupe estatua con flores alrededor
 
 
mujer con manos unidas en oracion orando imagen virgen de guadalupe estatua
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco mirando pensando haci abajo
 
- Lo más leído -
 

Una asombrosa historia de terror atada al poder del Santo Rosario

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

9 consejos para ir a Misa con los hijos y enseñarles su gran valor

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Por qué el demonio odia tanto a María y por qué tú deberías amarla

Una oración especial para sanar mi relación con María