Noticias / Papa Francisco

Papa Francisco: El Espíritu Santo es la vida de la Iglesia, es tu vida y la mía

 
 
   
 
 
 

Papa Francisco: Debemos edificar, salvaguardar y purificar la Iglesia. Está en nosotros aportar para hacer crecer a nuestra comunidad.

 

El Papa Francisco dedicó este jueves para hablar sobre el deber de todo cristiano de edificar, salvaguardar y purificar la Iglesia.

Pronunciando una homilía en su misa matutina en la residencia de Santa Marta en el Vaticano, habló sobre estas tres tareas muy importantes mientras se encontraba en la celebración litúrgica de la Dedicación de la Basílica de Letrán, la Diócesis de la Catedral de Roma, conocida como "La madre de todas las iglesias". Título al cual el Papa respondió diciendo:

"Este título no es una causa de orgullo, sino de servicio y de amor".

Edificación.

Con respecto a la edificación de la Iglesia, el Papa comentó que todos debemos saber antes que nada que Jesucristo es nuestro fundamento:

Él es la piedra angular de este edificio y sin Jesucristo no hay Iglesia. Una Iglesia sin fundamento colapsará. Una Iglesia sin un Jesús vivo se vendrá abajo.

Nosotros somos las piedras vivas de esta Iglesia. No todos somos iguales, pero cada uno es diferente, y esto, brinda la riqueza de la Iglesia. Cada uno de nosotros construye y edifica de acuerdo al don que Dios ha otorgado. Una Iglesia uniforme no es una Iglesia.

Salvaguardia.

Hablando sobre salvaguardar a la Iglesia, el Papa dijo que significa estar consciente del Espíritu Santo que está en nosotros.

El Papa lamentó que muchos cristianos conozcan a Jesucristo y al Padre sólo por rezar el Padre Nuestro, pero al hablarles del Espíritu Santo, Él será automáticamente asociado con una paloma nada más:

El Espíritu Santo es la vida de la Iglesia, y Él es tu y mi vida. Nosotros, el templo del Espíritu Santo, debemos salvaguardarlo, ya que San Pablo insta a los cristianos a no entristecer al Espíritu Santo, es decir, no ir en contra de la armonía que el Espíritu Santo crea en nosotros y en la Iglesia. Él es armonía, y Él crea armonía en nuestra edificación.

Purificación.

Finalmente, con respecto a la tarea de purificar la Iglesia, comienza con cada uno de nosotros. Para esto, todos debemos reconocer nuestra pecaminosidad.

Cualquiera que alegue no ser un pecador sería una buena curiosidad. Como todos somos pecadores, debemos purificarnos continuamente.

Esto a su vez purifica a la comunidad, a la comunidad diocesana, a la comunidad cristiana y a la comunidad universal de la Iglesia. Esto es lo que hace crecer a la Iglesia.

 
Papa Francisco, homilia en Santa Marta. 09 de noviembre de 2017 | Información vía: Radio Vaticana
 
 
 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 

Déjanos tus comentarios

 

Artículos de interés

 
 
oracion ayuno y limosna para principiantes
 
oracion primero domingo de cuaresma las tentaciones del demonio
 
papa francisco sonrie plaza de san pedro fondo azul cielo
 
mujer estresada mucho trabajo jefes exigentes
 
nino muchacho rezando sentado miercoles ceniza cruz frente iglesia
 
novios esposos tomados manos atardecer sol horizonte
 
novios esposos tomados manos atardecer sol horizonte
 
novios esposos tomados manos atardecer sol horizonte
 
hombre y mujer sonriendo mirandose a la cara
 
 
cartas de amor lazo rojo
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Homilía del Papa Francisco


 
papa francisco sostiene un cirio encenedido fondo negro
 
papa francisco levantando su brazo sonriendo
 
- Lo más leído -
 

11 pequeñas maneras para ser un padrino o madrina extraordinarios

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

El Ayuno: arma espiritual poderosa. 5 maneras de incluirlo en tu vida

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Un buen ayuno: Aprende a ayunar con la lengua

San Valentín. Patrono de los enamorados y de los matrimonios

 
 
 


 
hombre orando manos unidas sobre la biblia abierta