Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

NOTICIAS

-

IGLESIA

-

IGLESIA CATÓLICA

-

IGLESIA DE CRISTO

Papa Francisco firmó normas que obligan a clérigos a denunciar los abusos

 
 
   
 
 
 

Asesor del Vaticano: Los días de encubrir las acusaciones de abusos han terminado. Papa Francisco aprueba ley que obliga a denunciar abusos

 

Las nuevas normas del Papa Francisco sobre la protección de menores y el fortalecimiento de la rendición de cuentas son los últimos pasos para llevar a casa el mensaje de que los días de mantener las acusaciones de abuso encubiertas o ignoradas han terminado, así lo afirmó el principal investigador de abusos del Vaticano, el arzobispo Charles Scicluna de Malta, secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El Arzobispo Scicluna habló a los periodistas sobre la última carta apostólica del Papa Francisco, "Vos estis lux mundi" ("Tú eres la luz del mundo") en una conferencia de prensa en el Vaticano el 9 de mayo.

El nuevo documento aprobado por el Papa Francisco "El Motus proprio" , "Vos estis lux mundi" (Tú eres la luz del mundo) establece nuevos procedimientos para denunciar el abuso y la violencia, y garantiza que los obispos y los superiores religiosos sean responsables de sus acciones. Incluye la obligación de los clérigos y religiosos de denunciar el abuso.

Cada diócesis debe tener un sistema que permita al público presentar informes fácilmente. Establece y aclara las normas y procedimientos para responsabilizar a los obispos y superiores religiosos cuando se trata de proteger a los menores, así como los abusos cometidos contra adultos con violencia, amenazas o un abuso de autoridad.

Al respecto, el Arzobispo Scicluna expresó lo siguiente:

Obligación en reportar los crímenes.

En el pasado, algunas personas pueden haber pensado que estaban protegiendo a la iglesia al permanecer en silencio, pero ese comportamiento nunca fue aceptable

El bien de la iglesia requiere la condena a las autoridades apropiadas cuando se trata del abuso de menores y los abusos de poder.

Las nuevas normas son importantes, porque claramente les dicen a las personas que tienen la obligación de reportar los crímenes existentes, la negligencia y el comportamiento inapropiado a las autoridades de la iglesia.

Esa obligación siempre ha estado allí, pero la experiencia nos muestra que o bien una mentalidad cerrada o un interés equivocado en proteger a la institución estaba dificultando la divulgación.

La ley ahora universal de obligar a todos los clérigos, así como a los religiosos y religiosas, a informar a las autoridades eclesiásticas competentes de los abusos de los que tienen conocimiento es importante, porque hace que la divulgación sea la política principal de la iglesia".

Ya se han establecido procedimientos cuando se trata de acusaciones de abuso de menores por parte de sacerdotes, por lo que las nuevas normas abordan qué hacer cuando el acusado es un obispo, cardenal, patriarca o religioso superior y cómo deben ser acusadas contra el liderazgo de abuso o mala conducta.

Por ejemplo, si un sacerdote usa la fuerza con un adulto, es el obispo quien toma ese caso. Pero cuando una persona en el liderazgo es culpable de mala conducta, la jurisdicción pertenece a la Santa Sede.

No habrá inmunidad para nadie.

Las nuevas normas y los procedimientos claros, particularmente con su énfasis en tener una investigación imparcial de los líderes, envían el mensaje de que ningún liderazgo está por encima de la ley.

No hay inmunidad de la ley de Dios y la ley canónica

Las víctimas estarán satisfechas si las leyes dan lugar a una nueva cultura.

Nunca acudiría a una persona que ha sufrido, y le daré un trozo de papel y diré que hemos solucionado todo. La gente necesita respuestas concretas y acción, por lo que le digo a la gente:

"Ayude al papa para que su el deseo (para prevenir el abuso) se convierte en una realidad en tus diócesis".

Las nuevas normas no solucionarán todo, pero sí envían un mensaje muy fuerte de que la divulgación es el orden del día, y no el silencio.

También es la primera vez que el cumplimiento de las leyes estatales con respecto al abuso de menores se coloca en el ámbito de la ley universal de la iglesia.

Normas de la Iglesia y civiles deben ir de la mano.

A pesar de que la circular de la congregación doctrinal en 2011 dejó en claro que la Iglesia debe obedecer las leyes civiles con respecto al abuso y la denuncia, la nueva carta apostólica ratifica, en una ley universal, que obliga a respetar los requisitos civiles.

Ninguna forma de lealtad a la Iglesia debe impedir que los ciudadanos obedezcan a su nación, porque en el pasado hemos tenido casos muy tristes en los que la gente dijo:

"No hablemos, queremos proteger a la iglesia".

Esto es un ¡NO VA!, no es aceptable, porque el bien de la Iglesia requiere verdad y transparencia, lo que incluye respetar el derecho civil. Espero que la gente se sienta facultada para ir a la Policía para denunciar un delito.

La Iglesia y las autoridades locales deben trabajar juntas incansablemente para combatir los abusos contra los menores porque siempre ha sido un crimen para la sociedad y la iglesia.

Otra parte importante de la nueva ley es que facilita la divulgación al obligar a todas las diócesis a establecer dentro de un año sistemas estables y de acceso público, que podrían incluir una oficina específica o un centro de escucha, donde las personas pueden denunciar casos de abuso sexual o su encubrimiento.

Las conferencias nacionales de obispos deberían ayudar a las diócesis a descubrir las formas mejores y más apropiadas culturalmente para proporcionar esta forma de divulgación y servicio, si es que aún no lo han hecho.

El hecho de que todavía hay países en los que la Iglesia no proporciona un lugar o manera clara y permanente de denunciar el abuso muestra que esta ley universal era necesaria y que tener estructuras para la divulgación ya no es una opción, es ley, es un mandato papal.

Si las personas tienen el derecho y el deber de denunciar algo ilícito en el caso de abuso, también tienen el derecho de denunciar si, después de un año, no se ha hecho nada con respecto al nuevo mandato.

Vaticano, 09 de mayo de 2019
 
 
Adaptación y traducción por Qriswell Quero, del artículo publicado en: Catholic News Service, autor: Carol Glatz

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp   
 

Déjanos tus comentarios

Artículos de interés

 
 
mayo mes de la virgen maria poderoso rezo del santo rosario dia
 
mano de hombre leyendo la biblia reflejo de luz en hojas enemigos del alma
 
papa francisco acercandose a frente de nino en plaza san pedro vaticano
 
mano de hombre y mujer sosteniendo corazon corazones rojos fondo blanco
 
mujer sentada triste recostada de pared blaco y negro senora de la sonrisa depresion
 
 
manos orando juntas en la oscuridad en iglesia asientos
 

Oraciones en Videos

 
hombre sentado en un muelle de espalda mirando hacia el lago
 
persona sentado en las rocas orilla de playa mirando hacia el mar
 
mujer mirando hacia el mar en el atardecer reflejo del sol ocaso
 
mujer sosteniendo un flor amarilla en sus manos
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco levanta su brazo para saludar a los fieles demonio es como serpiente
 
- Lo más leído -
 

La aparición de la Sagrada Familia en Fátima y su mensaje para el mundo

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Santa Rita de Casia. Patrona de los casos imposibles

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

El milagro de la Virgen de Fátima al esposo que no quería tener más hijos

Virgen de Fátima: un vínculo especial que comparten los 3 últimos Papas