Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

NOTICIAS

-

PAPA FRANCISCO

-

EL PAPA

-

HOMILÍAS DEL PAPA

Papa Francisco: Dios nunca dice NO a un corazón que lo invoca sinceramente

 
 
   
 
 
 

Papa Francisco: ¿Es posible tomar el nombre de Dios de forma hipócrita? No tomar el Nombre de Dios con falsedad, con hipocresía

 

"No invocarás en vano el nombre del Señor, tu Dios, porque el Señor no dejará sin castigo a quien invoque su nombre en vano" (Ex 20,7).

El Papa Francisco dedicó su catequesis de la audiencia general del miércoles al segundo mandamiento, diciendo que esta es una "invitación a no ofender el nombre de Dios y evitar usarlo de manera inapropiada".

A continuación la explicación del Papa Francisco sobre esta frase que tienes que tener en cuenta:

La traducción de la expresión "No invocarás", en hebreo y en griego significa literalmente "no asumirás, no asumirás".

La expresión "en vano" es más clara y significa "inútilmente, en vano". Se refiere a un shell vacío, a un formulario sin contenido. Es hipocresía, formalidad, una mentira.

Dios cambia la vida

El nombre en la Biblia, es la verdad íntima de las cosas y especialmente de las personas, a menudo representando una misión. Así, Abraham en el Libro de Génesis y Simón Pedro en el Evangelio reciben un nuevo nombre para indicar el cambio de dirección en sus vidas.

Conocer verdaderamente el nombre de Dios conduce a la transformación de la propia vida, como cuando Moisés conoció el nombre de Dios, su historia cambió.

Explicando un ritual judío, el Papa Francisco dijo que el nombre de Dios se proclama solemnemente en el Gran Día del Perdón, y las personas son perdonadas porque a través del Nombre entran en contacto con la mismísima vida de Dios que es misericordia.

Por lo tanto, "tomar sobre sí el nombre de Dios", significa tomar sobre nosotros su realidad, entrar en una relación fuerte, cerca de él.

Para nosotros los cristianos, este mandamiento es un llamado para recordarnos que somos bautizados "en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo", como afirmamos cada vez que hacemos la señal de la cruz sobre nosotros mismos, para vivir nuestras acciones diarias en comunión sincera y real con Dios, es decir, en su amor.

Tomar el nombre de Dios con hipocresía

Uno puede preguntarse: "¿Es posible tomar el nombre de Dios de forma hipócrita, como una formalidad, inútilmente?": Desafortunadamente SÍ, uno puede. Uno puede vivir una relación falsa con Dios, y esta Palabra de los Diez Mandamientos es precisamente la invitación a una relación con Dios sin ninguna hipocresía, una relación en la que nos confiamos a Él con todo lo que somos.

A menos que arriesguemos vivir con el Señor, tocar con la mano la vida que está en Él, solo será una teoría.

El cristianismo toca el corazón. Los santos son tan capaces de tocar el corazón porque en ellos vemos lo que nuestros corazones desean profundamente: autenticidad, relaciones verdaderas, "radicalidad".

Esto también es lo que vemos en los "santos de al lado", como los padres que dan a sus hijos el ejemplo de una vida coherente, sencilla, honesta y generosa.

La vida cristiana manifiesta el Nombre de Dios

El Papa Francisco indició que: Si el número de cristianos que toman el nombre de Dios sin falsedad creciera practicando la primera petición de la oración del Padre Nuestro, "Santificado sea tu nombre", entonces la proclamación de la Iglesia sería más escuchado y creíble

Si nuestra vida concreta manifiesta el nombre de Dios, veremos cuán hermoso es el Bautismo y el gran don que es la Eucaristía, y qué unión tan sublime hay entre nuestro cuerpo y el Cuerpo de Cristo: Él en nosotros y nosotros en Él.

De la cruz de Cristo, nadie puede despreciarse a sí mismo y pensar mal acerca de la propia existencia, sin importar lo que uno haya hecho. El nombre de cada uno de nosotros está sobre los hombros de Cristo.

El Papa Francisco también indicó: vale la pena tomar sobre nosotros el Nombre de Dios porque tomó sobre sí mismo nuestro nombre hasta el final, incluido el mal en nosotros, para poner su amor en nuestros corazones. Por eso, en este mandamiento Dios proclama:

"Llévame sobre ti, porque te he tomado sobre mí".

Cualquiera en cualquier situación puede invocar el santo nombre del Señor, que es Amor fiel y misericordioso. Dios nunca dice "no" a un corazón que lo invoca sinceramente.

Papa Francisco. Audiencia General. 22 de agosto de 2018

 

 
 
Adaptación y traducción por Qriswell Quero, del artículo publicado en: Vatican News, autor: Robin Gomes

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter      WhatsApp     Google     
 
 

Artículos de interés

 
 
sacerdote colocando su mano sobre la frente de un bebe mama papa sonrien
 
bebe dormido siendo bautizado mano de sacerdote
 
papa francisco sonriendo fondoclaro
 
hombre mirando por una ventana triste blanco y negro
 
mujer con el rostro triste con depresion deprimida mirando por ventana de su cuarto
 
 
hombre rezando con las manos juntas en su frente blanco y negro
 
 

ORACIONES EN VIDEOS

 
 
oracion de sanacion interior email
 
oracion de sanacion interior email
 
oracion de sanacion interior email
 
oracion de sanacion interior portada email
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco hablando balcon fondo naranja
 
- Lo más leído -
 

El más grande error que muchas mujeres jóvenes cometen hoy en día

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Anillos de matrimonio ¿Protegen contra tentaciones y ataques espirituales?

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

San Valentín. Patrono de los enamorados y de los matrimonios

Papa Francisco: Dios no usa una vara mágica, Él hace cambios con paciencia