Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

NOTICIAS

-

PAPA FRANCISCO

-

EL PAPA

-

HOMILÍAS DEL PAPA

Papa Francisco: Responder al llamado de Dios implica arriesgarnos

 
 
   
 
 
 

Papa Francisco: Toda vocación es un llamado a seguir a Dios en el camino que nos ha marcado, para nuestra felicidad y la de los demás

 

"Responder al llamado del Señor exige el coraje de arriesgarse, pero es una invitación a formar parte de una misión importante, así lo expresó el Papa Fracisco en su mensaje. para la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones 2019. El Vaticano lanzó este mensaje del Papa Francisco a todos los fieles el 9 de marzo.

En su mensaje, el Papa Fransciso centró sus palabras en la valentía que debemos tener los cristianos para seguir a Dios en su llamado. A continuación sus palabras:

Somos llamados para algo grande

Dios quiere que descubramos que cada uno de nosotros está llamado, en una variedad de formas, a algo grandioso, y que nuestras vidas no deben enredarse en las redes de un tedio que embota el corazón.

Toda vocación es un llamado a no pararnos en la orilla, con las redes en la mano, sino a seguir a Jesús en el camino que nos ha marcado, para nuestra propia felicidad y para el bien de quienes nos rodean

El día, que debía celebrarse el 12 de mayo, estaba dedicado al tema:

"El coraje de arriesgarnos a la promesa de Dios".

Dios siempre nos sorprende

Ese tipo de riesgo se puede ver cuando Jesús estuvo en el Mar de Galilea y llamó a sus primeros discípulos, que eran pescadores y se dedicaban a su vida diaria, dedicados a su exigente labor.

Como en cada llamada, el Evangelio habla de un encuentro. Jesús pasa por allí, ve a esos pescadores y se acerca a ellos. Lo mismo sucedió cuando conocimos a la persona con la que queríamos casarnos o cuando sentimos por primera vez la atracción de una vida de consagración: nos sorprendió un encuentro, y en ese momento vislumbramos la promesa de una alegría capaz de llevar a cabo el cumplimiento. nuestras vidas.

Jesús se acercó a los cuatro pescadores y rompió la parálisis de la rutina, haciéndoles la promesa:

"Yo los haré pescadores de hombres"

La invitación amorosa de Dios

Consagrar totalmente la vida de uno al servicio en la Iglesia podría ser difícil en el clima actual. Pero, la Iglesia es nuestra madre porque nos trae a una nueva vida y nos lleva a Cristo. Por lo tanto, debemos amarla, incluso cuando vemos su rostro marcado por la fragilidad humana y el pecado, y debemos ayudar a hacerla cada vez más bella y radiante, para que ella pueda dar testimonio del amor de Dios en el mundo.

El llamado del Señor no es una intrusión de Dios en nuestra libertad; no es una "jaula" o una carga que se debe soportar.

Por el contrario, es Dios quien extiende una invitación amorosa a ser parte de una gran empresa, abriendo "ante nuestros ojos el horizonte de un mar más grande y una pesca abundante.

De hecho, Dios desea que nuestras vidas no se vuelvan banales y predecibles, encarceladas por la rutina diaria o que no respondan ante decisiones que podrían darle sentido.

El Señor no quiere que vivamos día a día, pensando que nada vale la pena luchar, perdiendo lentamente nuestro deseo de emprender nuevos y emocionantes caminos.

Aceptar el llamado de Dios requiere coraje de arriesgarse

Pero abrazar la invitación de Dios a ser parte de algo más grande requiere el coraje de arriesgarse a tomar una decisión, tal como lo hicieron los primeros discípulos cuando "inmediatamente dejaron sus redes y lo siguieron", dijo.

Responder a la llamada del Señor implica arriesgarnos y enfrentarnos a un gran desafío. Significa estar listo para dejar atrás cualquier cosa que nos mantenga atados a nuestro pequeño bote y nos impida tomar una decisión definitiva.

Las personas están llamadas a ser audaces y decisivas en la búsqueda del plan de Dios para sus vidas, mirando hacia el vasto océano de las vocaciones.

La Iglesia debe brindar a los jóvenes oportunidades especiales para escuchar y discernir, un compromiso renovado con el ministerio juvenil y la promoción de las vocaciones a través de la oración, reflexionando sobre la Palabra de Dios, la adoración eucarística y la espiritualidad. acompañamiento.

Confía en Dios

Insto a todos, especialmente a los jóvenes, a no ser sordos a la llamada del Señor.

Si Dios te llama a seguir este camino, no metas tus remos en el bote, confía en Él. No te rindas al miedo, que nos paraliza ante las grandes alturas a las que el Señor nos apunta.

Siempre recuerda que a los que dejan sus redes y sus botes atrás, y lo siguen, el Señor promete el gozo de una nueva vida que puede llenar nuestros corazones y animar nuestro viaje.

 
 
Adaptación y traducción por Qriswell Quero, del artículo publicado en: Catholic News Service, autor: Carol Glatz

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp   
 

Artículos de interés

 
 
san juan pablo ii virgen maria asuncion al cielo
 
hombre triste deprimdio con las manos en su rostro de angustia preocupacion
 
papa francisco saluda desde la plaza de san pedro vaticano dia soleado
 
reglas para una vida feliz esposo abraza contento a su esposa hombre mujer juntos felices
 
asuncion de la santisima virgen maria al cielo
 
 
san cayetano sostniendo al nino jesus en sus brazos novena por un empleo
 
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco fondo amarillo claro proteger la vida victimas de guerra
 
- Lo más leído -
 

3 oraciones a San Cayetano para pedir por pan y trabajo

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Novena a San Cayetano para conseguir un trabajo, empleo digno

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

San Cayetano. Patrono del pan, del trabajo y de los desempleados

Solemnidad de la Asunción de la Virgen María al Cielo