Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad

Evangelio del día - Lecturas de hoy 10 de agosto, 2020. Lunes

EL Evangelio de hoy 10 de agosto, 2020. Lunes, trae una enseñanza para la vidaque te hará crecer en la fe. Lecturas del día del Santo Evangelio del que te ayudarán a tener un estilo de vida saludable.

Una palabra de vida en el Evangelio de hoy puede hacer que albergues en tu corazón al mismo Dios, pues Dios es palabra hecha carne que quiere dar frutos de amor en tu vida. Disfruta ahora del Evangelio. Te recomendamos leer las lecturas del día y escuchar la reflexión en audio para una meditación más profunda de la Palabra de Dios

lectura-evangelio-hoy-10-agosto-2020-papa-francisco-reflexion.jpg

Lectura Santo Evangelio de hoy 10 de agosto, 2020. Reflexión del Papa. Juan 12,24-26. Lecturas del día lunes. Palabra oración diaria

Lecturas del Evangelio de hoy 10 de agosto, 2020.

Lectura del día lunes.

Fiesta de San Lorenzo.

2 Corintios 9,6-10.

Hermanos: Recuerden que el que poco siembra, cosecha poco, y el que mucho siembra, cosecha mucho. Cada cual dé lo que su corazón le diga y no de mala gana ni por compromiso, pues Dios ama al que da con alegría. Y poderoso es Dios para colmarlos de toda clase de favores, a fin de que, teniendo siempre todo lo necesario, puedan participar generosamente en toda obra buena. Como dice la Escritura: Repartió a manos llenas a los pobres; su justicia permanece eternamente. Dios, que proporciona semilla al sembrador y le da pan para comer, les proporcionará a ustedes una cosecha abundante y multiplicará los frutos de su justicia.

Salmo de hoy lunes.

Salmo 111(112):1-2,5-9.

"Feliz el hombre que se compadece y ayuda.". (R).

Feliz el hombre que teme al Señor, que se deleita en todas sus órdenes. Sus hijos serán poderosos en la tierra; los hijos de los rectos son bendecidos. (R).

El buen hombre se apiada y presta, conduce sus asuntos con honor. El hombre justo nunca vacilará: será recordado para siempre. (R).

No teme las malas noticias; con un corazón firme confía en el Señor. Con un corazón firme no temerá; verá la caída de sus enemigos. (R).

Con la mano abierta, da a los pobres; su justicia permanece firme para siempre. Su cabeza será levantada en la gloria. (R).

Aclamación del Evangelio de hoy.

"¡Aleluya, aleluya! Yo soy la luz del mundo, dice el Señor; el que me siga tendrá la luz de la vida. ¡Aleluya!" (Cfr. Juan 8,12b).

Santo Evangelio de hoy - Juan 12,24-26.

Evangelio de hoy Lectura del Santo Evangelio de hoy lunes 10 de agosto (El grano de trigo debe morir para poder dar fruto): "Les aseguro que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto. El que se ama a sí mismo se perderá; y el que se aborrece a sí mismo en este mundo, la conservará para la Vida eterna. El que quiera servirme, que me siga, y donde yo esté, estará también mi servidor. El que quiera servirme, será honrado por mi Padre". Palabra del Señor. 

Reflexión del Evangelio de hoy por el Papa Francisco.

"Ser como el grano de trigo que da mucho fruto".

En la lectura del Evangelio de hoy, vemos que Jesús usa una imagen sencilla y sugestiva, aquella del "grano de trigo" que caído en la tierra, muere para dar fruto.

En esta imagen encontramos otro aspecto de la Cruz de Cristo: el de la fecundidad. La cruz de Cristo es fecunda. La muerte de Jesús, de hecho, es una fuente inagotable de vida nueva, porque lleva en sí la fuerza regeneradora del amor de Dios.

Inmersos en este amor por el Bautismo, los cristianos pueden convertirse en "granos de trigo" y dar mucho fruto, si al igual que Jesús, pierden la propia vida por amor a Dios y a los hermanos

Por esta razón, a aquellos que aún hoy "quieren ver a Jesús", a los que están en la búsqueda del rostro de Dios; a quien ha recibido una catequesis cuando era pequeño y luego no la ha profundizado más y quizás ha perdido la fe; a tantos que aún no han encontrado a Jesús personalmente, a todas estas personas podemos ofrecerles tres cosas: el Evangelio; el Crucifijo y el testimonio de nuestra fe, pobre pero sincera.

  • El Evangelio: ahí podemos encontrar a Jesús, escucharlo, conocerlo.
  • El Crucifijo: signo del amor de Jesús que se entregó por nosotros.
  • La fe que se traduce en gestos simples de caridad fraterna.

Pero principalmente en la coherencia de vida: entre lo que decimos y lo que vivimos, coherencia entre nuestra fe y nuestra vida, entre nuestras palabras y nuestras acciones. Evangelio, Crucifijo y testimonio. Que la Virgen nos ayude a llevar estas tres cosas. (Reflexión del Evangelio de hoy. Ángelus, 22 de marzo de 2015).

Oración para el Evangelio de hoy.

Señor y salvador mío, Tú me has dado talentos que son para darte fruto, no solo para mis logros personales. Ayúdame a dar un uso correcto a lo que poseo, a responderte como buen administrador. No quiero perder el camino. Toca mi corazón Dios mío y ayúdame a descubrir el verdadero propósito de mi existencia.

Creo en Ti mi Dios, creo en tu amor que va creciendo dentro de mí, haciendo que germine de mi corazón las buenas obras. Pongo todo en tus manos y me dejo conducir por tu amor para que llenes de paz mi corazón y comprenda que Tú eres lo más importante en la vida. A tu Espíritu Santo encomiendo toda mi vida, mis pensamientos, mis acciones y salgo a conquistar corazones para Ti. Como San Angustín también quiero decir:

"Inspira en mí, oh Espíritu Santo, para que todos mis pensamientos sean santos; actúa en mí, oh Espíritu Santo, para que mis obras también sean santas; atrae mi corazón, oh Espíritu Santo, para que ame lo que es santo; fortaléceme, oh Espíritu Santo, para defender lo que es santo; protégeme entonces, oh Espíritu Santo, para que siempre pueda ser santo." Amén.

Propósito para hoy.

Rezaré un Padrenuestro pidiendo por esos cizañeros que destruyen con la lengua, esos que andan inmersos en la murmuración. También cuidaré mi lengua y que yo no sea uno de ellos.

Frase de reflexión.

"No me imagino un cristiano que no sea capaz de sonreír. Demos testimonio gozoso de nuestra fe". (Papa Francisco)

Audio Evangelio de hoy 10 de agosto.

Después de haber leído el texto de Evangelio del día, escucha ahora la reflexión correspondiente a la lectura del Santo Evangelio de hoy Juan 12,24-26, en audio. Palabra de Dios comentada para la vida diaria.

Pulsa en el ícono de play para comenzar a escuchar la reflexión para el Evangelio de hoy lunes.

Índice de lecturas del día.

Intenciones para el día 10 de agosto.

No hay nada más sanador que la Palabra de Dios. Al meditar el Evangelio del día profundizas en tu relación personal con Dios. Pidamos por todas esas intenciones de oración para hoy lunes que quieres expresar. Escribe en los comentarios todo aquello que quieres que Dios pueda darte o sanarte a través de la lectura de su Palabra en el Evangelio de hoy 10 de agosto, 2020. Paz y bien en tu vida.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Audio Evangelio: Fray Nelson Medina, O.P.

pildorasdefe-qriswell-quero-firma-autor.jpgQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Otros Evangelios del día.