Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad

Evangelio del día - Lecturas de hoy 23 de septiembre, 2020. Miércoles

EL Evangelio de hoy 23 de septiembre, 2020. Miércoles, trae una enseñanza para la vida que te hará crecer en la fe. Lecturas del día del Santo Evangelio del que te ayudarán a tener un estilo de vida saludable.

Una palabra de vida en el Evangelio de hoy puede hacer que albergues en tu corazón al mismo Dios, pues Dios es palabra hecha carne que quiere dar frutos de amor en tu vida. Disfruta ahora del Evangelio. Te recomendamos leer las lecturas del día y escuchar la reflexión en audio para una meditación más profunda de la Palabra de Dios

evangelio-de-hoy-miercoles-23-septiembre-2020-lecturas-de-hoy-papa-francisco.jpg

Lecturas de hoy miércoles para el Santo Evangelio de hoy 23 septiembre 2020. Oración del día y reflexión del Papa. Lucas 9,1-6. Palabra del Evangelio del día

Lecturas de hoy para el Santo Evangelio del día 23 de septiembre, 2020. Reflexión sobre el Evangelio de Lucas 9,1-6 - Meditación del Evangelio del hoy por el Papa Francisco, lecturas de hoy y la oración del día para tu vida en el miércoles de la semana 25 del tiempo ordinario.

Lecturas de hoy miércoles.

Fiesta de Santo Padre Pío.

Primera Lectura de hoy para el Evangelio del día: Lectura del Libro de Proverbios 30,5-9

"Probadas son todas las palabras de Dios; él es un escudo para cuantos a él se acogen. No añadas nada a sus palabras, no sea que te reprenda y pases por mentiroso. Dos cosas te pido, no me las rehúses antes de mi muerte: Aleja de mí la mentira y la palabra engañosa; no me des pobreza ni riqueza, déjame gustar mi bocado de pan, no sea que llegue a hartarme y reniegue, y diga: "¿Quién es el Señor?", no sea que, siendo pobre, me dé al robo, e injurie el nombre de mi Dios".

Salmo de hoy miércoles.

Salmo 118(119):28,72,89,101,104,163.

"Tu palabra es una lámpara para mis pasos, oh Señor." (R).

Mi alma se apaga con la pena; por tu palabra, levántame. La ley de tu boca significa más para mí que la plata y el oro. (R).

Tu palabra, oh Señor, para siempre se mantiene firme en los cielos: Yo aparto mis pies de los caminos del mal para obedecer tu palabra. (R).

Obtengo comprensión de tus preceptos... y por eso odio las formas falsas. Mentiras que odio y detesto pero tu ley es mi amor. (R).

Aclamación del Evangelio de hoy.

"¡Aleluya, aleluya! Que el mensaje de Cristo, en toda su riqueza, encuentre un hogar contigo; por medio de él da gracias a Dios Padre. ¡Aleluya!" (Lecturas de hoy tomada de Colosenses 3,16a.17)

Santo Evangelio de hoy - Lucas 9,1-6.

Evangelio de hoy Lecturas de hoy para el Santo Evangelio del día miércoles 23 de septiembre (La misión de los doce. Labor misionera de la Iglesia): En aquel tiempo, Jesús convocó a los Doce y les dio poder y autoridad para expulsar a toda clase de demonios y para curar las enfermedades. Y los envió a proclamar el Reino de Dios y a sanar a los enfermos, diciéndoles: "No lleven nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero, ni tampoco dos túnicas cada uno. Permanezcan en la casa donde se alojen, hasta el momento de partir. Si no los reciben, al salir de esa ciudad sacudan hasta el polvo de sus pies, en testimonio contra ellos". Fueron entonces de pueblo en pueblo, anunciando la Buena Noticia y curando enfermos en todas partes". Palabra del Señor. 

Reflexión del Evangelio de hoy por el Papa Francisco.

"Si un cristiano no camina para servir, no sirve para caminar"

En las Lecturas de hoy, a través de este pasaje del Evangelio de hoy, vemos que Jesús envía a un camino. Un camino que, claro está, no es un simple paseo. Lo que hace Jesús, es un envío con un mensaje: anunciar el Evangelio, salir para llevar la salvación, el Evangelio de la salvación.

Y esta es la tarea que Jesús da a sus discípulos. Por ello, quien permanece paralizado y no sale, no da a los demás lo que ha recibido en el bautismo, no es un auténtico discípulo de Jesús. En efecto, le falta la misionariedad, le falta salir de sí mismo para llevar algo de bien a los demás.

(...) Así, pues, observamos que las lecturas de hoy, hay un doble camino que Jesús quiere de sus discípulos. Esto contiene la primera palabra que pone de relieve el Evangelio de hoy: caminar, camino.

Está luego la segunda: servicio. Y está estrechamente relacionada con la primera. Es necesario caminar para servir a los demás. Se lee en el Evangelio de hoy: "Id y proclamad que ha llegado el reino de los cielos. Sanen a los enfermos, resuciten muertos, sanen leprosos, expulsen a los demonios". Aquí está el deber del discípulo: servir. Un discípulo que no sirve a los demás no es cristiano.

Punto de referencia de cada discípulo debe ser lo que Jesús predicó en las dos columnas del cristianismo: las bienaventuranzas y, después, el protocolo a partir del cual seremos juzgados, es decir, el que indicó san Mateo en el capítulo 25. Este debe ser el marco del servicio evangélico. No hay escapatorias. Si un discípulo no camina para servir, no sirve para caminar. Si su vida no es para el servicio, no sirve para vivir como cristiano.

Precisamente en este aspecto se encuentra, en muchos, la tentación del egoísmo. Está quien dice: "Sí, soy cristiano, estoy en paz, me confieso, voy a misa, cumplo los mandamientos". Pero, ¿dónde está el servicio a los demás? ¿Dónde está el servicio a Jesús en el enfermo, en el preso, en el hambriento, en el desnudo?

Y precisamente esto es lo que Jesús nos dijo que debemos hacer porque Él está allí. He aquí, la segunda palabra clave: el servicio a Cristo en los demás.

Existe una relación también con la tercera palabra de este pasaje, que es gratuidad. Caminar, en el servicio, en la gratuidad. Una cuestión fundamental que empuja al Señor a aclararla bien por si los discípulos no hubiesen entendido. Él les explica:

"No lleven nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero, ni tampoco dos túnicas cada uno".

Como diciendo que el camino del servicio es gratuito porque nosotros hemos recibido la salvación gratuitamente. Ninguno de nosotros ha comprado la salvación, ninguno de nosotros la ha merecido, la tenemos por pura gracia del Padre en Jesucristo, en el sacrificio de Jesucristo. (Homilía del Evangelio de hoy. Santa Marta, 11 de junio de 2015.)

Oración del día para el Evangelio de hoy.

Señor, te entrego mis cargas sabiendo que tu poder todo lo puede. Tú me has llamado a ser consuelo para los demás, llevar tu mensaje y crear esperanza. Dame la fortaleza para salir victorioso en esta misión. Dame de tu luz para ser como tierra fecunda, un reflejo de tu compasión y proclamador de tu amor. Amén. (Extraído de nuestro devocional diario de la oración del día para las lecturas de hoy @copyright 2020 - Qriswell Quero)

Propósito del Evangelio de hoy.

Hoy, controlaré mis impulsos a defenderme y aceptaré con humildad y silencio cualquier humillación que me profieran basándome en las letanías de la humildad.

Frase de reflexión.

Dios siempre nos espera, siempre nos comprende, siempre nos perdona". Papa Francisco." Papa Francisco.

Audio Evangelio de hoy 23 de septiembre.

Al meditar las lecturas de hoy y después de haber leído el texto de Evangelio del día, escucha ahora la reflexión correspondiente a las lecturas de hoy con la meditación del Santo Evangelio de hoy Lucas 9,1-6, en audio. Palabra de Dios comentada para la vida diaria.

Pulsa en el ícono de Play para comenzar a escuchar la reflexión de las lecturas de hoy para el Evangelio de hoy miércoles.

Índice de lecturas del día.

Intenciones para el día 23 de septiembre.

No hay nada más sanador que la Palabra de Dios. Al meditar el Evangelio del día con Lucas 9,1-6, profundizas en tu relación personal con Dios. La oración del día expresa una petición de transformación. Pidamos por todas esas intenciones de oración para hoy miércoles que quieres expresar. Escribe en los comentarios todo aquello que quieres que Dios pueda darte o sanarte a través de las lecturas de hoy y su Palabra viva en el Evangelio de hoy 23 de septiembre, 2020. Paz y bien en tu vida.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Audio Evangelio: Fray Nelson Medina, O.P.

pildorasdefe-qriswell-quero-firma-autor.jpgQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Otros Evangelios del día.