Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario, además de mejorar la velocidad y la seguridad del sitio durante su visita. Estas cookies se utilizan para adaptar el contenido de la web a las preferencias del Usuario del Servicio y optimizar el uso del sitio, las cuales permiten que el dispositivo reconozca al usuario y muestre adecuadamente el servicio ofrecido, adaptada a sus necesidades individuales. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento haciendo clic en "Configuración" o en nuestra Política de Cookies en este sitio web. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM

Evangelio de hoy Jueves: Lecturas del día de hoy 25 julio 2024

Santo Evangelio de hoy Jueves con las Lecturas del día de hoy 25 julio 2024. Una reflexión para el Evangelio del día explicado con la Palabra diaria y la Liturgia del día

Al reflexionar las lecturas de hoy se ayuda al corazón a albergar al mismo Espíritu de Dios, que vive en la Palabra. Medita ahora el Evangelio de hoy explicado, con las lecturas del día.

Evangelio de hoy Jueves y Lecturas del día 25/07/24 (Reflexión del Papa Francisco) Santo Evangelio del día, Mateo 20,20-28: Ustedes Beberán Mi Cáliz

"Ustedes Beberán Mi Cáliz (Evangelio de Hoy)"

"Ustedes beberán mi cáliz", es el mensaje central del Santo Evangelio de hoy jueves y reflexión con las Lecturas de hoy 25 de julio, 2024. Evangelio del día explicado según San Mateo 20,20-28, con la Palabra diaria de hoy jueves de la Semana 16 del Tiempo Ordinario. "El Señor nos habla de servicio: servicio en humildad, en esperanza, y esta es la alegría del servicio cristiano". (Reflexión del Papa Francisco sobre el Evangelio del día de hoy)

Índice de lecturas.

Santo del día:

San Santiago, Apóstol del Señor: Patrono de España y de los Peregrinos
San Santiago fue el primer Apóstol mártir, era hermano de San Juan Evangelista: Llamado hijo del Trueno, fue testigo de la Transfiguración del Señor

Mensaje del Evangelio:

Ustedes beberán mi cáliz (Cf. Evangelio según San Mateo 20,20-28)

 

Evangelio de hoy Mateo 20,20-28: Ustedes beberán mi cáliz

Lecturas de hoy jueves.

2 Corintios 4,7-15: "Llevando siempre en el cuerpo la muerte de Jesús".

Pero nosotros llevamos ese tesoro en recipientes de barro, para que se vea bien que este poder extraordinario no procede de nosotros, sino de Dios. Estamos atribulados por todas partes, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no aniquilados. Siempre y a todas partes, llevamos en nuestro cuerpo los sufrimientos de la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo. Y así, aunque vivimos, estamos siempre enfrentando a la muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal. De esa manera, la muerte hace su obra en nosotros, y en ustedes, la vida. Pero teniendo ese mismo espíritu de fe, del que dice la Escritura: Creí, y por eso hablé, también nosotros creemos, y, por lo tanto, hablamos. Y nosotros sabemos que aquel que resucitó al Señor Jesús nos resucitará con él y nos reunirá a su lado junto con ustedes. Todo esto es por ustedes: para que al abundar la gracia, abunde también el número de los que participan en la acción de gracias para gloria de Dios. Palabra de Dios.

Salmo de hoy.

Salmo 126(125): "Los que siembran con lágrimas cosecharán con alegría". (R)

Cuando el Señor hizo volver a los cautivos de Sión, éramos como hombres soñando. Entonces nuestra boca se llenó de risa, y nuestra lengua de júbilo. /R.

Entonces dijeron entre las naciones: "El Señor ha hecho grandes cosas por ellos". El Señor ha hecho grandes cosas por nosotros; nos alegramos de verdad. /R.

Restaura nuestra fortuna, Señor, como los torrentes en el desierto del sur. Los que siembran con lágrimas cosecharán alegrías. /R.

Aunque salgan llorando, llevando la semilla que han de sembrar, volverán alegres, llevando sus gavillas. /R.

Evangelio de hoy.

Mateo 20,20-28: "¿Pueden beber el cáliz que yo beberé?".

En aquel tiempo, la madre de los hijos de Zebedeo se acercó a Jesús, junto con sus hijos, y se postró ante él para pedirle algo. "¿Qué quieres?", le preguntó Jesús. Ella le dijo: "Manda que mis dos hijos se sienten en tu Reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda". "No saben lo que piden", respondió Jesús. "¿Pueden beber el cáliz que yo beberé?". "Podemos", le respondieron. "Está bien", les dijo Jesús, "ustedes beberán mi cáliz. En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlo, sino que esos puestos son para quienes se los ha destinado mi Padre". Al oír esto, los otros diez se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús los llamó y les dijo: "Ustedes saben que los jefes de las naciones dominan sobre ellas y los poderosos les hacen sentir su autoridad. Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero que se haga su esclavo: como el Hijo del hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Reflexión Papa Francisco.

En la lectura del Evangelio de hoy, vemos algo que se comprende observando la discusión acerca de quién era el más grande entre Santiago y Juan. Y la madre que va a pedir al Señor que uno de sus hijos sea el primer ministro y el otro el ministro de economía, con todo el poder en sus manos. Esto sucede también hoy cuando los cristianos se vuelven patrones: patrones de la fe, patrones del Reino, patrones de la Salvación. Esto sucede, es una tentación para todos los cristianos. En cambio, el Señor nos habla de servicio: servicio en humildad, en esperanza, y esta es la alegría del servicio cristiano. Que el Señor nos dé estas dos gracias grandes: la humildad en el servicio, a fin de que podamos decir: "Somos siervos inútiles", pero siervos, hasta el final; y la esperanza en espera de la manifestación, cuando el Señor venga a encontrarnos... (Homilía del Papa Francisco sobre el Evangelio de hoy, 13 de noviembre, 2014)

Evangelio del día (video).

¿Qué mensaje tiene Dios para mí en el día de hoy? Escucha la meditación en audio del Evangelio de hoy jueves, según San Mateo 20,20-28: "Ustedes beberán mi cáliz", con el Padre Rodrigo Aguilar.

Pidamos ayuda al Espíritu Santo, para que nos ayude a meditar la reflexión de las lecturas de hoy jueves.

Coronilla de hoy.

Une las enseñanzas del Evangelio al rezo de la Coronilla a la Divina Misericordia de hoy jueves, por todas tus intenciones, por el Papa, la Iglesia y todas nuestras necesidades.

Frase del Papa.

Jesús propone un tipo de visión: la del servicio y la entrega de la vida por los demás... Buscar escalar en la vida, ser superior a los demás, destruye la armonía. Es la lógica del dominio, de dominar a los demás. La armonía es otra cosa: es el servicio (Papa Francisco)

Intenciones del día.

En el Evangelio de hoy jueves, según San Mateo 20,20-28, leemos: "Ustedes beberán mi cáliz". ¿Qué nos dice el Evangelio del día de hoy? La Palabra diaria nos invita a una conversión profunda de nuestro entendimiento de poder y grandeza. Nos invita a seguir el ejemplo de Jesús, quien "no ha venido para ser servido, sino para servir y dar su vida como rescate por muchos" (Mateo 20,28).  ¿Qué me dice este texto del Evangelio del día? ¿Cómo aplicaría a mi vida las lecturas de hoy? Escribe en los comentarios tus peticiones de oración que el Evangelio del día haya podido suscitar en ti, o todas aquellas cosas que llevas guardada dentro. Recuerda el mensaje de hoy del Evangelio del día, según San Mateo 20,20-28: "Ustedes beberán mi cáliz". Estaremos orando por tus intenciones.

Audio Evangelio: Padre Rodrigo Aguilar

Redacción y edición: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, Venezolano, esposo y padre de familia, servidor, ingeniero y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.