Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad

Lecturas de hoy domingo - Evangelio de hoy 16 mayo, 2021 - Evangelio del día

EL Evangelio de hoy 16 de mayo, 2021. domingo, trae una enseñanza para la vida para crecer en la fe. Lecturas de hoy para el Santo Evangelio de hoy para tu vida espiritual - Palabra diaria y Evangelio del día

Palabra diaria de vida contenida en las lecturas de hoy puede hacer que albergues en tu corazón al mismo Dios. Medita el Evangelio de hoy. Te recomendamos leer las lecturas del día y escucha la reflexión para una meditación más profunda de la Palabra diaria de Dios contenida en el Evangelio del día

lecturas-de-hoy-domingo-16-mayo-2021-evangelio-de-hoy-papa-francisco.jpg

Evangelio de hoy domingo VII de Pascua 16 de mayo 2021. Lecturas de hoy oración del día reflexión Papa Francisco. Marcos 16,15-20. Evangelio del día domingo

Santo Evangelio de hoy domingo 16 de mayo, 2021 y las Lecturas de hoy para reflexionar. Palabra diaria y reflexión sobre el Evangelio del día, en Marcos 16,15-20 - Meditación de la Palabra del Santo Evangelio de hoy por el Papa Francisco. "Cristo asciende a los Cielos para irse al Padre, pero no nos deja solos. Nos promete que nos enviará al Espíritu de la Verdad sobre nosotros". Se propone las lecturas de hoy con la oración del día para tu vida en el VII domingo de Pascua del Evangelio de hoy. Palabra diaria para crecer con Dios.

Índice de las lecturas de hoy.

Celebraciones del día:

San Juan Nepomuceno.

La Ascensión del Señor.


Lecturas de hoy domingo.

Primera Lectura para el Evangelio de hoy en el VII domingo de Pascua. Lectura del Libro de los Hechos 1,1-11: "Lo vieron elevarse, hasta que una nube se lo quitó de la vista".

En mi primer libro, querido Teófilo, escribí de todo lo que Jesús fue haciendo y enseñando hasta el día en que dio instrucciones a los apóstoles, que había escogido, movido por el Espíritu Santo, y ascendió al cielo. Se les presentó después de su pasión, dándoles numerosas pruebas de que estaba vivo, y, apareciéndoseles durante cuarenta días, les habló del reino de Dios. Una vez que comían juntos, les recomendó: "No os alejéis de Jerusalén; aguardad que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que yo os he hablado. Juan bautizó con agua, dentro de pocos días vosotros seréis bautizados con Espíritu Santo." Ellos lo rodearon preguntándole: "Señor, ¿es ahora cuando vas a restaurar el reino de Israel?" Jesús contestó: "No os toca a vosotros conocer los tiempos y las fechas que el Padre ha establecido con su autoridad. Cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los confines del mundo." Dicho esto, lo vieron levantarse, hasta que una nube se lo quitó de la vista. Mientras miraban fijos al cielo, viéndolo irse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: "Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que os ha dejado para subir al cielo volverá como le habéis visto marcharse".

Salmo de hoy VII domingo de Pascua.

Lecturas de hoy del Libro de los Salmos 46(47): "Dios asciende entre aclamaciones; el Señor, al son de trompetas.". (R).

  • Pueblos todos batid palmas, aclamad a Dios con gritos de júbilo; porque el Señor es sublime y terrible, emperador de toda la tierra. (R)
  • Dios asciende entre aclamaciones; el Señor, al son de trompetas; tocad para Dios, tocad, tocad para nuestro Rey, tocad. (R)
  • Porque Dios es el rey del mundo; tocad con maestría. Dios reina sobre las naciones, Dios se sienta en su trono sagrado. (R)

Segunda Lectura de hoy.

La segunda lectura del Evangelio de hoy es tomada de Efesios 1,17-23: "Se sentó a la derecha del Padre en los Cielos". 

Hermanos: Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os dé espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo. Ilumine los ojos de vuestro corazón, para que comprendáis cuál es la esperanza a la que os llama, cuál la riqueza de gloria que da en herencia a los santos, y cuál la extraordinaria grandeza de su poder para nosotros, los que creemos, según la eficacia de su fuerza poderosa, que desplegó en Cristo, resucitándolo de entre los muertos y sentándolo a su derecha en el cielo, por encima de todo principado, potestad, fuerza y dominación, y por encima de todo nombre conocido, no solo en este mundo, sino en el futuro. Y todo lo puso bajo sus pies, y lo dio a la Iglesia como cabeza, sobre todo. Ella es su cuerpo, plenitud del que lo acaba todo en todos.

Aclamación del Evangelio de hoy.

¡Aleluya, aleluya! No os dejaré huérfanos, dice el Señor; Volveré a vosotros y vuestros corazones se llenarán de alegría. ¡Aleluya! (Cfr. Juan 14,18)


Evangelio de hoy - Marcos 16,15-20.

Evangelio del día: - Lectura del Santo Evangelio de hoy domingo 16 de mayo (Fiesta de la Ascensión del Señor - Jesús es llevado al Cielo): "Entonces Jesús dijo a sus discípulos: "Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a toda creatura. El que crea y se bautice, se salvará. El que no crea, se condenará. Y estos prodigios acompañarán a los que crean: arrojarán a los demonios en mi Nombre y hablarán nuevas lenguas; podrán tomar a las serpientes con sus manos, y si beben un veneno mortal no les hará ningún daño; impondrán las manos sobre los enfermos y los sanarán. Después de decirles esto, el Señor Jesús fue llevado al cielo y está sentado a la derecha de Dios. Ellos fueron a predicar por todas partes, y el Señor los asistía y confirmaba su palabra con los milagros que la acompañaban". Palabra del Señor.


Reflexión del Evangelio de hoy por el Papa Francisco.

Papa Francisco: Jesús intercede siempre por nosotros, es nuestro abogado.

En el Evangelio de hoy, observamos que, cuando Jesús ha subido al Padre nuestra carne humana ha atravesado el umbral del cielo: nuestra humanidad está ahí, en Dios, para siempre. Ahí está nuestra confianza, porque Dios no se separará más del hombre.

Y nos consuela saber que en Dios, con Jesús, hay preparado para cada uno de nosotros un lugar: un destino de hijos resucitados nos espera y por esto vale la pena vivir aquí abajo buscando las cosas de allá arriba, donde se encuentra nuestro Señor (Cfr. Col.3,1-2). Esto es lo que hizo Jesús, con su poder de unir la tierra con el cielo.

Jesús acompaña y asiste: es nuestro abogado.

Pero este poder suyo no ha terminado una vez que subió al cielo, continúa también ahora y dura para siempre. De hecho, propiamente antes de subir al Padre Jesús ha dicho: "Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo". (Mateo 28,20)

No es un modo de decir, una simple re-aseguración, como cuando antes de partir para un largo viaje se dice a los amigos: "Los recordaré". No, Jesús está verdaderamente con nosotros y para nosotros: en el Cielo muestra siempre al Padre su humanidad, nuestra humanidad, y así está siempre vivo para interceder a nuestro favor.

He aquí la palabra clave del poder de Jesús: intercesión. Jesús ante el Padre intercede cada día, cada momento por nosotros. En cada oración, en cada uno de nuestros pedidos de perdón, sobre todo en cada misa, Jesús interviene: muestra al Padre los signos de su vida ofrecida, sus llagas, e intercede, obteniendo misericordia para nosotros. Él es "nuestro abogado" (Cfr. 1 Juan 2,1) y, cuando tenemos alguna causa importante hacemos bien a confiársela, a decirle: "Señor Jesús, intercede por mí, por nosotros, por aquella persona, por aquella situación".

Esta capacidad de interceder Jesús la ha dado también nosotros, a su Iglesia, que tiene el poder y también el deber de interceder, de rezar por todos.

El anuncio de la Palabra.

[...] Una segunda palabra clave que revela el poder de Jesús: el anuncio. El señor envía a los suyos a anunciarlo con la sola fuerza del Espíritu Santo: "Vayan por todas partes y hagan discípulos míos en todos los pueblos". (Mateo 28,19)

Es un acto de extrema confianza en los suyos: Jesús confía en nosotros, cree en nosotros más de cuanto nosotros creemos en nosotros mismos. Nos envía a pesar de nuestros límites; sabe que no somos perfectos y que, si esperamos convertirnos en mejores para evangelizar, no comenzaremos jamás.

Para Jesús es muy importante que pronto superemos una gran imperfección: la cerrazón. Porque el Evangelio no puede ser encerrado y sellado, porque el amor de Dios es dinámico y quiere alcanzar a todos.

Para anunciar todavía es necesario andar, salir de sí mismo. Con el Señor no se puede estar quietos, acomodados en el propio mundo o en los recuerdos nostálgicos del pasado; con él está prohibido mantenerse calmo en las seguridades adquiridas. La seguridad para Jesús está en el andar con confianza: allí se revela su fuerza.

Porque el señor no aprecia la comodidad, pero incomoda y relanza siempre. Nos quiere en salida, libres de la tentación de contentarse cuando estamos bien y tenemos todo bajo control.

Vayan nos dice también hoy Jesús, que en el bautismo ha conferido a cada uno de nosotros el poder del anuncio. Por eso andar en el mundo con el Señor pertenece a la identidad del cristiano. No es solo para sacerdotes, monjas y consagrados... (Reflexión del Evangelio de hoy. Gran Plaza Kennedy de Génova, Italia. 27 de mayo de 2017.)


Oración del día para el Evangelio de hoy.

Señor, Tu Palabra es fuente de vida, por eso, me refugio en Ella, quiero vivir en Ella y para Ella, porque me conduce al Cielo donde me esperas. Tomado de tu mano, puedo derrumbar todos los muros de problemas que me impiden alcanzar mi santidad. Confío en ti. Amén. (Extraído de nuestro devocional diario de la oración del día para las lecturas de hoy)


Propósito del Evangelio de hoy.

Invoquemos al Sagrado Corazón de Jesús por todos los enfermos y por todas las personas que están en dificultades.

Letanías al Corazón de Jesús por las dificultades.

Frase de reflexión.

"Saludo a los enfermos y a cuantos sufren. Cristo crucificado está con ustedes: acójanse a Él". Papa Francisco.


Video reflexión del Evangelio de hoy.

Al meditar las lecturas de hoy domingo y después de haber leído el texto de Evangelio del día, escucha ahora la reflexión correspondiente a las lecturas de hoy con la meditación del Santo Evangelio de hoy Marcos 16,15-20, en audio. Palabra diaria comentada para la vida. "Cristo nos muestra el camino: nuestro destino es el Cielo, llegar a su lado para disfrutar de los banquetes celestiales". Reflexión de las lecturas y el Evangelio.

Pide ayuda al Espíritu Santo antes de comenzar a escuchar la reflexión de las lecturas del día para el Evangelio de hoy domingo.

Intenciones del Evangelio de hoy.

Rige tu vida con la Palabra de Dios. Al meditarlas lecturas de hoy con el Santo Evangelio del día en Marcos 16,15-20, profundizas en tu relación personal con Dios. La oración del día expresa una petición de transformación en el Evangelio de hoy. "Cristo asciende al Padre, pero nos deja un camino para que lo sigamos: cumplir los mandamientos y mantenernos en las bienaventuranzas. Nos promete al gran consolador para que nos dé las fuerzas en medios de las dificultades. Más allá de la muerte, Cristo nos espera en el Cielo". Con la lectura de hoy domingo, pidamos por esas intenciones que quieres expresar. Escribe en los comentarios tus peticiones a través de las lecturas de hoy y su Palabra diaria en el Evangelio de hoy domingo 16 de mayo, 2021. Paz y bien a tu vida.

Índice de las lecturas de hoy.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Audio Evangelio: Fray Nelson Medina, O.P.

Otros Evangelios de hoy - Evangelio del día.