Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Esperanza

Aun transitando por caminos sombríos, siempre habrá luz al final del túnel, paz al final de la tormenta. Dios te ama, Dios te sana, te bendice y te da fuerzas

Debes confiar en que Dios te ama, Dios te sana, te bendice y te da fuerzas. El apóstol Santo Pablo, en una de sus cartas, nos dice que el don de la sanación, así como todos los dones espirituales, se da para el "bien común" de la Iglesia (1 Corintios 12,7).

Con esto, podemos decir que, la sanación, puede convertirse en una obra de misericordia para la esposa enferma, en un estímulo y avivamiento de fe para el esposo que la cuida, fortaleza y testimonio de constancia para amigos y familiares que observan, oportunidades únicas para compartir el poder del amor de Dios, y sin duda otros numerosos propósitos que Dios concede en su maravilloso plan de renovación de la fe.

La sanación de una persona nunca es un mero acto de bendición individual. Se otorga por el "bien común" de la Iglesia.

Debemos dejar de pensar que estamos solos. Tú no estás solo, tienes a una persona viva que está pendiente de ti. Dios te ama, Dios te sana, te bendice y te da fuerzas en el momento en que más lo necesites. Recuerda sus palabras:

"Cuando yo pienso que voy a caer, tu misericordia Señor, me sostiene. Cuando estoy cargado de preocupaciones, Tus consuelos Señor, me llenan de alegría". (Salmo 94,18-19)

Dios te ama, Dios te sana, te bendice y te da fuerzas

No importa el tamaño de ese problema al que le estás haciendo frente en este momento, porque si tienes fe, Dios te llenará de fuerzas para vencerlo. No desesperes.

Aun transitando por caminos sombríos, siempre habrá luz al final del túnel, alegría después de la tristeza, paz al final de la tormenta y el amanecer después de la noche.

Que nada te robe la felicidad ni la esperanza, porque todas esas situaciones difíciles que atraviesas hoy o mañana, se convertirán en victoria si las pones en las manos de Dios.

Dios te ama, Dios te sana, Dios te bendice, Dios te da fuerzas. Pon ese pensamiento en tu corazón y sal a construir tu felicidad desechando todo odio o resentimiento.

Que tu alma, cuerpo y mente y corazón, mantengan viva la llama de la fe. Vive tus retos unidos a la fuerza de Dios y nada te podrá derrotar. Con Dios todo lo vas a lograr. Así lo dice su Palabra:

"El Señor asegura los pasos del hombre en cuyo camino se complace: aunque caiga no quedará postrado, porque el Señor lo lleva de la mano". (Salmo 37,23-24)

Confía ahora en el Señor, tu Dios, Él no te fallará no te dejará solo. Confía en su amor protector. Debes estar seguro de que Dios te ama, te bendice y te llena de fuerzas el corazón para salir adelante de cualquier problema o situación difícil que se ha puesto en tu camino. Todo lo superarás con Dios como aliado. Amén

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
¿Te gusta Píldoras de Fe? Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras nos importan, por eso te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema.

RECURSOS DE UTILIDAD