Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     
CONOCE TU FE - APRENDE SOBRE TU FE - FE CATÓLICA - DEFIENDE TU FE

¿Influirán en mi vida pecados de mis antepasados? Pecados generacionales

 
 
   
 
 
 

Pecados de los antepasados. El Padre exorcista Amorth responde en relación entre enfermedades y pecados generacionales. Pecados genealógicos

 

Pecados generacionales ¿sabes qué son? ¿Hay alguna relación entre las enfermedades y los pecados generacionales? ¿Los pecados de nuestros antepasados influyen en nuestras vidas? Algunas veces oímos hablar en el ámbito carismático del árbol genealógico y de la sanación del árbol genealógico. ¿Hay algo de cierto en eso? 

¿Cuál es la posición de la Iglesia Católica sobre el tema de los pecados generacionales? Hay sacerdotes que apoyan esta creencia y ofrecen servicios litúrgicos a los católicos para la sanación y liberación de los pecados generacionales

Pecados generacionales

La sanación y liberación del árbol genealógico, sanando los pecados generacionales, promueve la creencia de que es necesario sanar el árbol genealógico en base a los supuestos demasiados casos en los que los problemas recurrentes, como el divorcio, el alcoholismo, los problemas financieros, los accidentes, se dan en familias y que parece algo hereditario.

Cuando una persona muere, se cree que las consecuencias de sus pecados no sanados y que causaron problemas en su vida familiar y en su entorno, se transmiten a los descendientes.

En otras palabras, se cree que los pecados de sus padres, abuelos y bisabuelos (pecados generacionales) afectan negativamente a los niños, que también se vieron afectados por los pecados de sus antepasados.

Influencia de los pecados generacionales

El Padre exorcista Gabriele Amorth, un amigo en el Cielo quien era experto en casos de posesiones, opresiones e influencia demoníca nos aclara el tema de los pecados generacionales.

Este es un tema controvertido. Hay quien sostiene que las consecuencias de las culpas morales graves que cometieron nuestros propios antepasados (como por ejemplo homicidios, abortos, suicidios, prácticas mágicas, etc.), se propagan a las generaciones sucesivas.

Atención, no la culpa moral, que es siempre y solamente personal, sino sus consecuencias, como por ejemplo la tendencia innata a repetir los mismos actos pecaminosos de los antepasados, una especie de "inclinación" espiritual, que llegaría a los hijos, nietos, bisnietos y así descendería en el árbol genealógico como se transmiten los caracteres hereditarios fijos en la transmisión de la vida, así sería para los espirituales.

Renuncias generacionales

Para librarse de esta tendencia, cada descendiente debería renunciar a ellos con un estilo de vida cristiano, un estilo de vida sano y coherente con nuestra fe.

A través de un camino de purificación, se alcanzaría (una vez identificada la tendencia pecaminosa, que puede estar al borde de la compulsión) enmendarse de ella. Esto sería de cualquier manera la transmisión del carácter "enfermo" a los descendientes.

La tesis es difundida por nosotros con el libro del psiquiatra inglés Kenneth McAll Hasta las raíces, que sustenta (citando casos conocidos por él) que la causa de los males puede depender de cuestiones de generación.

Misas de sanación del árbol genealógico

Efectivamente. Se celebran Misas de sanación de los pecados generacionales o también conocida como Misas de sanación del árbol genealógico, para interceder por los difuntos que, por causa de sus pecados, aún no gozan de la luz de Dios y están en el purgatorio.

El libro de McAll cita episodios en los cuales, tras esta misa carismática, han desaparecido los efectos negativos sobre los vivos como consecuencia de la liberación de aquellas almas del purgatorio.

Sea lo que sea, siempre es oportuno celebrar misas por nuestros queridos difuntos, también por aquellos que nunca conocimos y que, tal vez, vivieron siglos atrás.

¿Qué piensan los exorcistas sobre el tema del árbol genealógico?

No existe una posición uniforme. Cada uno ha desarrollado una posición personal en base a la experiencia que ha madurado.

Yo tuve algunos casos en los que la persona que sufría posesión diabólica tenía ascendentes que practicaban la magia y la brujería. Todavía no me parece que estos episodios puedan representar una razón suficiente de demostración de la tesis.

Son necesarias nuevas perspectivas teológicas. Más aún, también mi maestro, el padre Candido Amantini, tenía dudas sobre si los malos espíritus se difunden por vía de las generaciones.

Conoce más sobre los pecados

 
 
Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con aportes de: Credere.it

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
  Facebook      Twitter       WhatsApp   
 

Déjanos tus comentarios

Artículos de interés

 
 
sacerdote tomando una hostia con su mano de la patena para dar comunion caliz
 
sagrada comunion sobre el altar de la misa recibir la comunion lo mejor
 
papa francisco levanta su pulgar ok frases del papa francisco ser verdadero cristiano
 
ninos en la santa misa rezando manos juntas
 
mujer mirando ventana lluvia oracion sanacion interior
 
 
mujer orando con las manos juntas cabello sobre su rostro iglesia
 
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco sentado silla papal denuncia creciente violencia contra pueblo judio
 
- Lo más leído -
 

El Alma de Cristo: La oración que todo católico debe rezar

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Una poderosa oración de sanación interior para el corazón

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Adoración Eucarística. 10 cosas sorprendentes que suceden

8 frases que NUNCA deberías decir a tus hijos