Conoce tu fe / Aprende sobre tu fe

La Misa de los Difuntos es mucho más que un monumento o un acto de consolación

 
 
   
 
 
 

Las Misas de los difuntos parecen haber cambiado el énfasis en el cuidado de aquellos que lloran, en lugar de ayudar a los fieles difuntos

 

Este mes de los Fieles Difuntos es bastante ocupado. Muchas parroquias tendrán misas de memoriales especiales u otras liturgias en las que se invita a las personas a orar por sus seres queridos que han partido.

A menudo las invitaciones se extienden a las familias de aquellos que han fallecido durante el último año: Se convierte en una oportunidad para apoyar a las familias afligidas y mostrar el cuidado de la Iglesia por ellas.

Luego está la tradición de la bendición de los sepulcros, donde aparecen muchas familias que normalmente nunca se ven en la Iglesia.

A pesar de toda esta actividad y el énfasis en el mes de noviembre como un mes para orar por los fieles difuntos, me he vuelto cada vez más consciente de que hay cierta confusión sobre lo que significa orar por los difuntos.

El Purgatorio es real.

Parece que muchos católicos ya no piensan en el Purgatorio como una realidad. Tristemente escuché este malentendido reforzado por homilías en funerales o durante reflexiones familiares que parecen suponer que los difuntos ya están en el cielo o que la abuelita acaba de deslizarse a la habitación contigua.

He tenido conversaciones similares con feligreses que luego me van a pedir que ofrezca una misa para sus seres queridos. ¿A qué piensan ellos que se ofrece la Misa si no creen en el Purgatorio?

Viaje hacia la salvación.

Parece que en esos casos lo que realmente están buscando es una misa que se ofrecerá como un monumento en lugar de como algo que puede ayudar al difunto en su viaje hacia la salvación.

Como sacerdote, creo que estoy haciendo una cosa, mientras que los seres queridos piensan que está ocurriendo algo completamente diferente.

No escuché a nadie hablar durante mucho tiempo sobre la idea de que rezar por los fieles difuntos es un acto de caridad. Como consecuencia, muchas de las Misas de Almas y las liturgias parecen haber cambiado el énfasis en el cuidado de aquellos que lloran, en lugar de ayudar a los difuntos

Esto también se refleja en la mentalidad del consumidor con la que algunas familias abordan la planificación funeraria (un fenómeno a menudo reforzado por los directores de funerarias).

Por supuesto, debemos tratar de compartir el amor de Cristo con aquellos que lloran, pero esto siempre debe estar dentro del contexto del objetivo principal de orar por los muertos.

Purgatorio: Lugar de gracia y amor.

Muchas personas imaginan el Purgatorio como un lugar de desolación, y no quieren contemplar la idea de que sus seres queridos estén allí. Aquí nuestra respuesta debe ser una catequesis suave que ayude a los deudos a dar sentido a su situación.

Si el Purgatorio es un lugar donde estamos preparados para el Reino de Dios, entonces seguramente debe ser un lugar donde se realce su gracia y amor. No podemos entrar al cielo sin el amor de Dios, entonces, ¿por qué tanta gente imagina al Purgatorio como un lugar duro donde el amor está ausente?

Cuando ofrezco Misas por los muertos, ahora pretendo dar una breve explicación cuando anuncié la intención al comienzo de la Misa, y como parte de las Oraciones de los Fieles durante la Misa.

Oremos por los fieles difuntos.

A menudo los deudos sienten impotencia y creen que no hay nada que se pueda hacer por sus seres queridos fallecidos.

Tener un sentido de orar por los fieles difuntos en realidad puede traer consuelo, dar un nuevo enfoque y ayudar en nuestro trabajo de apoyar a aquellos que están de luto en este momento.

Hemos perdido algo precioso y sería bueno si usáramos este noviembre para recuperar el sentido de este importante acto de caridad. Como se nos dice en el Segundo Libro de los Macabeos (2: 46):

"Por lo tanto, es un pensamiento santo y sano orar por los muertos, para que puedan ser liberados de los pecados".

Que las almas de los fieles difuntos que se fueron por la misericordia de Dios descansen en paz.

Te invitamos a leer:

 
 
 
 
Adaptación y traducción por Mariel Parra para PildorasdeFe.net, del artículo publicado en: Catholic Herald, autor: Catholic Herald

pildorasdefe woman mujer silueta logo firmaMariel Parra, Tengo siempre presente al Señor: Él está a mi lado, nunca vacilaré. Por eso mi corazón se alegra, se regocijan mis entrañas y todo mi ser descansa seguro (Salmo 16,8-9)

 
 
 
Estimado lector: ¡Gracias por leernos! Tú; formas parte de este portal que renueva la fe y la esperanza. Queremos seguir comprometidos con esta labor y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar a más personas. ¡Te necesitamos!
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 
 

Artículos de interés

 
 
oido prestar atencion escuchar mano en oreja
 
hombre rezando arrodillado sobre hojas caidas de un arbol
 
papa francisco incienso santa misa sobre cenaculo altar santa misa eucaristia
 
esposa sosteniendo mano de su esposa en boda matrimonio
 
hombre sentado en la raiz de un arbol biblia en mano
 
 
rezando el santo rosario colgado blanco y negro fondo
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
san juan pablo ii levantando su mano saludando fondo azul cielo nubes
 
- Lo más leído -
 

¿Cómo orar cuando alguien te hace sufrir? Oración por quien te hace sufrir

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

13 citas bíblicas que podrían ayudar a tu matrimonio en tiempos difíciles

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Oración para el primer Domingo de Adviento: la salvación está cerca

Carta de un PAPÁ a sus hijos: 8 cosas que quiero que recuerden toda su vida