Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Virgen María
Grupo Oficial de Pildorasdefe en Whatsapp
mayo mes de maria dia  aumentar la confianza en Dios

Devoción para el día 8 de mayo, mes de María. En la Cruz, Jesús hizo de su madre, la madre de toda la humanidad, dándola como madre al Apóstol San Juan

Mayo, mes de María. Día 8: Tener una mayor confianza en Dios.

Continuamos con nuestra meditación para el día 8 del mes de mayo, el mes de María, Reina de nuestra Alegría y nuestra Estrella de la mañana cuando las olas del mar se agitan. Con una oración de confianza nos dirigimos a Dios Padre a través de la intercesión de nuestra Madre Celestial.

Mayo, mes de María.

En la Cruz, Jesús hizo de su madre María, la madre de toda la humanidad, dándola como madre a San Juan Apóstol. Este increíble regalo es plenamente actualizado por aquellos que reciben en el bautismo el maravilloso regalo de ser hijos adoptivos de Dios y así se incorporan a Su divina familia.

Al mismo tiempo, el corazón maternal de María está particularmente preocupado por todos aquellos que no han recibido el bautismo sin culpa suya. Como consecuencia, su corazón materno tiene una preocupación especial por los bebés en el vientre que corren el riesgo de abortar.

Su corazón también está lleno de compasión hacia los niños nacidos en situaciones irregulares y que están privados de una familia propia formada por un hombre y una mujer comprometidos entre sí en una unión permanente y fiel.

Día 8 del mes de mayo, mes de María.

En este día 8 de mayo, mes de María, Pidamos a nuestra Siempre Virgen y amada Madre que proteja a todos los niños no nacidos y a los bebés que aún no han sido incorporados por el Bautismo a la gracia de Dios.

1. Oraciones iniciales del mes de María.

Para el día 8 de la devoción del mes de María, meditamos sobre la preciosa oración del Ángelus que nos une íntimamente con la Virgen.

Señal de la Cruz.

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Acto de contrición.

Jesús, mi Señor y Redentor: Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos, ofendí a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no volver a pecar, y confió en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna. Amén

Pida aquí la gracia que desea alcanzar.

2. Oración a Jesús por María.

Jesús mío, me gusta orar a María, tu Santa Madre, ella me enseña con su manera de vivir, a ser dócil a tu Palabra, a tomarla en serio, y a dejarse guiar por ella; pero también María se presenta como una servidora, como una que sale a ayudar a su prima Isabel, cuando esta la necesita. Así quiero ser yo, mi Señor y mi Dios, quiero ser uno que es dócil a tu Palabra y que sale de sí a servir a los hermanos que tanto necesitan de Ti. Gracias por darme la oportunidad de ver a María y de aprender de ella, gracias por su amor de Madre y por todas las bendiciones que a través de ella, nos has dado a nosotros que la amamos y la descubrimos como modelo de discípulo que Tú nos has llamado a seguir. Confío en tu compañía y en tu Bendición Señor, gracias por todo lo bueno que me das por ayudarme a ser cada día un mejor ser humanos. Cómo mi madre María, me uno a sus eternas palabras de entrega que hacen y harán eco en nuestra historia de salvación: Hágase en mí según tu Palabra. Amén.

3. Oración de petición a María.

Santa María, Madre de Dios y Madre mía. Eres más madre que todas las madres juntas: cuídame como Tú sabes. Grábame, por favor, estas tres cosas que dijiste:

  • "No tienen vino". Oh María, como madre, te ruego que presentes siempre a tu Hijo mis necesidades y las de todos tus hijos.
  • "Hagan lo que Él les diga". Santa Madre de Dios, dame luz para saber lo que Jesús me dice, y amor grande para hacerlo fielmente.
  • "He aquí la esclava del Señor". Te pido, María, que eres Madre de amor, que yo no tenga otra respuesta más que esta, ante todo lo que Cristo me insinúe.

4. Reflexión para el día 8 de mayo, mes de María.

Meditamos sobre: Aumentar la confianza en Dios.

Alexia es una niña que murió con 16 años de un cáncer. Simpática, con muchas amigas, alegre. La amistad con Jesús y con María le ayudó a llevar con alegría su enfermedad. Escribía una carta a sus amigas del colegio:

"La operación duró diecisiete horas, me pusieron una escayola que me cogía medio cuerpo y en donde se sujetaban dos hierros que, a su vez, mantenían mi cabeza firme mediante una corona, también de hierro, con cuatro clavos sujetos a los huesos de la cabeza. Estuve un día y medio en la UCI con tubos para poder respirar, que más bien parecía que eran para ahogarme. Lo pasé mal, pero las enfermeras eran tan cariñosas y tan preocupadas, que lo hicieron más fácil". El aspecto que ofrecía después de la operación, con la escayola y la corona de hierros (ya había perdido su pelo rubio, por los tratamientos de radioterapia) era tal, que algunos de los pequeños que también estaban internados y con los que jugaba, la miraban con cierto recelo. Ella comentaba con sentido del humor: "No me extraña, me parezco a Frankenstein". Su estancia en la Clínica de Navarra se prolongó por varios meses y si bien el dolor moral estaba atenuado por el cariño de sus padres y la buena atención de doctores y enfermeras, el dolor físico continúa siendo muy fuerte. A esto se añaden las complicaciones, no producidas exactamente por el curso de la enfermedad, sino ajenas a ella: roces en la escayola, el que se le abriesen las heridas a causa del calor y la inmovilidad, llagas en la boca e innumerables dolores. Y aunque Alexia no suele quejarse, a veces no puede más. Un día dirigiéndose a Jesús en un momento de dolor agudo le decía: "Jesús, ¿por qué no me ayudas? Por favor, quítame este dolor de cabeza sólo un rato, aunque no sea más que un rato. ¡De verdad, que no puedo más! ¿Por qué me haces esto? ¡Yo te he querido de pequeña y te he rezado siempre,... ¿Por qué no me ayudas? Pido cosas para los demás y me las concedes, pero si son para mí no me haces caso. Eso es porque no me quieres. Si me quisieras, me ayudarías. ¡No me quieres, Jesús, no me quieres! Pues ¿sabes lo que te digo? Yo tampoco te voy a querer a ti"

Su madre que la estaba oyendo, dejó que durante un rato se desahogase, como Job, de sus sufrimientos, pero después la interrumpió: "Bueno, Alexia, ya está bien. Eso no se dice"

Entonces ella, rápida, cambiando el tono de voz hasta entonces quejumbroso, dijo con gran firmeza: "Mamá, Jesús sabe que no se lo digo en serio."

Madre mía, ¿tengo yo la misma confianza con Jesús? ¿Le hablo de mis cosas, como hacía Alexia, que le hablaba de su enfermedad? Enséñame María, a hacer oración.

Continúa ahora hablándole con tus palabras sobre lo que has leído.

5. Oración final.

Amado Jesús, al igual que María, tu Santa Madre, quiero estar abierto siempre a la acción del Espíritu Santo, configurarme completamente a tu amor y tu misericordia. Como ella, acepto también ser tu esclavo, tu siervo, atento siempre a escuchar tu Palabra y hacerla una acción de vida. Deseo responderte siempre con generosidad y sencillez, como lo hizo María, quien supo escucharte y obedecerte desde siempre. Y a ti, Oh María, amada universal del Verbo, la nueva Eva escogida, auxilio de los pecadores y de los que buscan tu intercesión, acógeme siempre bajo tu manto protector, soy también tu hijo y sé que te preocupas por mí. Te ruego que poses tu mano sobre mis hombros y me guíes por el camino de tu hijo Jesús. Como tú, quiero poder decir y sentir con toda la pasión de mi alma: "Mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador". Amén.

Intenciones de oración para el 8 de mayo.

Nuestra Madre María nos ayuda a ponernos en camino de la completa confianza en Dios. Cuando las fuerzas nos fallas y vemos nuestra fe resquebrajada por alguna situación o una crisis que parece insoportable, acudamos a María. Ella no solo nos ayuda a transitar por esa vía que a veces parece ser doloroso, sino que, además, es capaz de alcanzarnos gracias y bendiciones abundantes. Hoy vamos a orar por las personas que están en depresión o que sufren depresión. Que María sea alivio y consuelo en esta prueba. Dejemos ahora nuestras intenciones de oración para el día 8 de mayo, María se encargará de lo demás. Depositemos nuestra confianza en Ella y Ella no nos quedará mal. Vamos a entregarlas en completa comunión y unidad en los comentarios. Te invitamos a rezar con nosotros el rezo del Santo Rosario diario. En este mes de mayo, mes de María, ponemos una intención especial cada día. Únete con nosotros también con tus peticiones de oración. 

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: Padre José Pedro Manglano
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD