Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

ORACIÓN

-

APRENDE A ORAR

-

ORACIONES CRISTIANAS

-

ORACIONES CATÓLICAS

Oración a Santo Domingo Savio para tener un embarazo saludable y seguro

 
 
   
 
 
 

He aquí una breve oración a Santo Domingo Savio que pueden realizar todas las mujeres que están esperando un bebé

 

Santo Domingo Savio nació el 2 de abril de 1842, en San Giovanni di Riva, cerca de Chieri (Turín).

Con motivo de su primera comunión, a la edad de siete años, él ya había establecido el programa de su vida: "Voy a ir a la confesión y a la comunión las veces que me lo permita a mi confesor…".

A los doce años, Don Bosco lo aceptó en el Oratorio de Turín y desde ese momento Domingo pidió su ayuda con el fin de llegar a ser santo.  "Antes morir que pecar", era una de sus frases más repetidas y que cumplía con total entrega.

Sereno y feliz, Santo Domingo Savio se esforzó en el cumplimiento de sus deberes como estudiante y en ayudar a sus compañeros en todo lo que se podía, enseñándoles el Catecismo, asistiendo a los enfermos y resolver las disputas

Santo Domingo Savio, murió a la temprana edad de 14 años. Fue canonizado como santo por el Papa Pío XII el 12 de junio de 1954. Es el más joven no-mártir canonizado en la Iglesia Católica. Es el santo patrón de los Coros de Niños, de las personas acusadas falsamente, jóvenes delincuentes, y de las mujeres embarazadas.

¿Por qué Domingo Savio es patrono de los embarazadas?

En una oportunidad, Santo Domingo Savio se encontraba en el Oratorio y le pidió a Don Bosco que le permitiera ir a ver a su madre que estaba enferma. Nadie sabía de esa supuesta enfermedad, pero ante la insistencia de Domingo, Don Bosco lo deja ir. La mamá en realidad no estaba enferman, ella se encontraba estaba luchando por dar a luz un nuevo hijo y su vida corría un grave peligro de muerte. Domingo entra, la abraza, la besa y deja sobre el pecho de ella un escapulario de la Virgen María. Regresa después al oratorio y le agradece a Don Bosco el permiso y le dice que su madre está bien. La mamá pudo dar a luz sin ningún problema a su bebé.

Todos vieron el milagro y ella misma prestaba el escapulario a otras mujeres que tenían dificultades con el embarazo. Fueron muchas las gracias concedidas con aquel milagroso escapulario

He aquí una breve oración a Santo Domingo Savio que pueden realizar todas las mujeres que están esperando un bebé para que tengan un embarazo saludable y un parto seguro.

Oración a Santo Domingo Savio por las embarazadas

Señor Jesús, por intercesión de Santo Domingo Savio, que durante su corta vida siempre te sintió vivo y presente, y que es el santo patrón de las mujeres embarazadas y  de los matrimonios que tienen problemas para concebir, y que además es el protector de las madres, en especial, las que tienen problemas en el parto y en el alumbramiento, te ruego con todo mi corazón que escuches mi plegaria, por esta dulce criatura que llevo en mi seno.

Tú me has concedido el inmenso don de esta pequeña vida que crece dentro de mí. Humildemente te doy gracias por haberme escogido como instrumento de tu amor.

En esta dulce espera, ayúdame a vivir en continuo abandono a tu divina voluntad. Concédeme el corazón de una madre pura, valiente y generosa.

Te ofrezco todas mis preocupaciones, miedos y necesidades en favor de este bebé que está por venir.

Haz durante la gestación no sufra ningún mal, que se forme en mi interior con toda normalidad, que el parto sea sin problemas y perfecto para los dos, que este bebé pueda nacer sano y sin complicaciones. Aparta de él todo mal físico y todo peligro para su alma y dale todo cuanto precise según crezca.

Que mi bebe no carezca de nada necesario, que tenga salud, vigor, protección y todas sus demandas cubiertas

Y a ti, oh María, que gozaste de las inefables alegrías de una maternidad santa, dame un corazón capaz de transmitir una fe viva y ardiente.

Santifica mi espera, bendice mi dulce esperanza, y por medio de tu ayuda y la de tu Divino Hijo, concédeme, por intercesión de Santo Domingo Savio, que el fruto de mi vientre pueda florecer una vida de virtud y santidad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Santo Domingo Savio, ruega por nosotros. Amén

 
 
Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp   
 

Déjanos tus comentarios

Artículos de interés

 
 
mayo mes de la virgen maria poderoso rezo del santo rosario dia
 
mano de hombre leyendo la biblia reflejo de luz en hojas enemigos del alma
 
papa francisco camina plaza vaticano mira hacia abajo
 
mano de hombre y mujer sosteniendo corazon corazones rojos fondo blanco
 
mujer sentada triste recostada de pared blaco y negro senora de la sonrisa depresion
 
 
manos orando juntas en la oscuridad en iglesia asientos
 

Oraciones en Videos

 
hombre sentado en un muelle de espalda mirando hacia el lago
 
persona sentado en las rocas orilla de playa mirando hacia el mar
 
mujer mirando hacia el mar en el atardecer reflejo del sol ocaso
 
mujer sosteniendo un flor amarilla en sus manos
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco levanta su brazo para saludar a los fieles demonio es como serpiente
 
- Lo más leído -
 

La aparición de la Sagrada Familia en Fátima y su mensaje para el mundo

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Santa Rita de Casia. Patrona de los casos imposibles

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

El milagro de la Virgen de Fátima al esposo que no quería tener más hijos

Virgen de Fátima: un vínculo especial que comparten los 3 últimos Papas