Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario, además de mejorar la velocidad y la seguridad del sitio durante su visita. Estas cookies se utilizan para adaptar el contenido de la web a las preferencias del Usuario del Servicio y optimizar el uso del sitio, las cuales permiten que el dispositivo reconozca al usuario y muestre adecuadamente el servicio ofrecido, adaptada a sus necesidades individuales. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento haciendo clic en "Configuración" o en nuestra Política de Cookies en este sitio web. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Evangelio del día
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
evangelio de hoy jueves  septiembre  lecturas de hoy papa francisco

Lecturas de hoy jueves para el Santo Evangelio de hoy 17 septiembre 2020. Reflexión del Papa. Lucas 7,36-50. Palabra y oración del día

Evangelio de hoy - Lecturas de hoy jueves 17, septiembre 2020.

Lecturas de hoy para el Santo Evangelio del día 17 de septiembre, 2020. Reflexión sobre el Evangelio de Lucas 7,36-50 - Meditación del Evangelio del hoy por el Papa Francisco, lecturas de hoy y la oración del día para tu vida en el jueves de la semana 24 del tiempo ordinario.

Lecturas de hoy jueves.

Fiesta de San Roberto Belarmino.

Primera Lectura de hoy para el Evangelio del día: Lectura de la primera Carta a los Corintios 15,1-11.

"Os recuerdo, hermanos, el Evangelio que os prediqué, que habéis recibido y en el cual permanecéis firmes, por el cual también sois salvados, si lo guardáis tal como os lo prediqué... Si no, ¡habríais creído en vano! Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce; 6.después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales todavía la mayor parte viven y otros murieron. Luego se apareció a Santiago; más tarde, a todos los apóstoles. Y en último término se me apareció también a mí, como a un abortivo. Pues yo soy el último de los apóstoles: indigno del nombre de apóstol, por haber perseguido a la Iglesia de Dios. Más, por la gracia de Dios, soy lo que soy; y la gracia de Dios no ha sido estéril en mí. Antes bien, he trabajado más que todos ellos. Pero no yo, sino la gracia de Dios que está conmigo. Pues bien, tanto ellos como yo esto es lo que predicamos; esto es lo que habéis creído".

Salmo de hoy jueves.

Salmo 117(118):1-2,15-17,28.

"Dale gracias al Señor por ser bueno." (R).

Dale gracias al Señor por ser bueno, porque su amor no tiene fin. Que los hijos de Israel digan: "Su amor no tiene fin". (R).

La mano derecha del Señor ha triunfado; su mano derecha me ha levantado. No moriré, viviré y contar sus actos. (R).

Eres mi Dios, te lo agradezco. Dios mío, te alabo. Te agradeceré que hayas respondido y tú eres mi salvador. (R).

Aclamación del Evangelio de hoy.

"¡Aleluya, aleluya! Tus palabras son espíritu, Señor, y son vida; tienes el mensaje de la vida eterna. Aleluya." (Lecturas de hoy tomada de Juan 6:63.68)

Santo Evangelio de hoy - Lucas 7,36-50.

Evangelio de hoy Lecturas de hoy del Santo Evangelio del día jueves 17 de septiembre (Dios demuestra su gran misericordia con la pecadora perdonada): En aquel tiempo, un fariseo invitó a Jesús a comer con él. Jesús entró en la casa y se sentó a la mesa. Entonces una mujer pecadora que vivía en la ciudad, al enterarse de que Jesús estaba comiendo en casa del fariseo, se presentó con un frasco de perfume. Y colocándose detrás de él, se puso a llorar a sus pies y comenzó a bañarlos con sus lágrimas; los secaba con sus cabellos, los cubría de besos y los ungía con perfume. Al ver esto, el fariseo que lo había invitado pensó: "Si este hombre fuera profeta, sabría quién es la mujer que lo toca y lo que ella es: ¡una pecadora!" Pero Jesús le dijo: "Simón, tengo algo que decirte". "Di, Maestro", respondió él. "Un prestamista tenía dos deudores: uno le debía quinientos denarios, el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagar, perdonó a ambos la deuda. ¿Cuál de los dos lo amará más?" Simón contestó: "Pienso que aquel a quien perdonó más". Jesús le dijo: "Has juzgado bien". Y volviéndose hacia la mujer, dijo a Simón: "¿Ves a esta mujer? Entré en tu casa y tú no derramaste agua sobre mis pies; en cambio, ella los bañó con sus lágrimas y los secó con sus cabellos. Tú no me besaste; ella, en cambio, desde que entré, no cesó de besar mis pies. Tú no ungiste mi cabeza; ella derramó perfume sobre mis pies. Por eso te digo que sus pecados, sus numerosos pecados, le han sido perdonados porque ha demostrado mucho amor. Pero aquel a quien se le perdona poco, demuestra poco amor". Después dijo a la mujer: "Tus pecados te son perdonados". Los invitados pensaron: "¿Quién es este hombre, que llega hasta perdonar los pecados?" Pero Jesús dijo a la mujer: "Tu fe te ha salvado, vete en paz". Palabra del Señor. 

Reflexión del Evangelio de hoy por el Papa Francisco.

"Abre tu corazón al perdón y deja entrar el verdadero amor."

En la Lectura de hoy, el Evangelio nos indica que, "aquel que había invitado a Jesús al almuerzo era una persona de un cierto nivel, de cultura, quizás un universitario. Quería escuchar la doctrina de Jesús, porque como buena persona de cultura estaba inquieto, buscaba conocer más. Y no parece que fuera una mala persona".

Hasta que irrumpe en el banquete una figura femenina: en el fondo una mal educada que entra justo donde no había sido invitada. Una que no tenía cultura o si la tenía, aquí no lo demostró. En efecto, entra y hace eso que quiere hacer: sin pedir disculpas, sin pedir permiso. Y en todo esto, Jesús la deja actuar.

Es entonces cuando la realidad se revela detrás de la fachada de las buenas maneras con el fariseo que comienza a pensar: "Si este fuera profeta, sabría quién y qué clase de mujer es la que lo está tocando, pues es una pecadora".

Este hombre no era malo, sin embargo, no logra entender el gesto de la mujer. No logra entender los gestos elementales de la gente.

(...) Hay entonces, dos actitudes muy diferentes entre sí que vemos en el Evangelio de hoy: por una parte la del hombre que ve y califica, juzga; y por otro la de la mujer que llora y hace cosas que parecen locuras, porque utiliza un perfume que es caro, es costoso...

[...] En cierto sentido, la Lectura de hoy, indica que "Jesús le reprocha al fariseo que ha entrado a su casa y no le ha dado agua para los pies; ni un beso; ni ungido con óleo mi cabeza. En cambio ella hace todo esto: con sus lágrimas, con sus cabellos, con su perfume.

El Evangelio de hoy no dice cómo terminó la historia para este hombre, pero dice claramente cómo terminó para la mujer: "Tus pecados han quedado perdonados".

En el comportamiento de la mujer hay mucho, mucho amor, mientras que con respecto a los comensales Jesús no dice que falta el amor, pero lo da a entender. En consecuencia la palabra de salvación "tu fe te ha salvado" la dice solo a la mujer, que es una pecadora. Y la dice porque ella logró llorar sus pecados, confesar sus pecados, decir: "Soy una pecadora".

Por el contrario, no la dice a esa gente, que incluso no era mala, sino porque estas personas creían que no eran pecadoras. Para ellos los pecadores eran los demás: los publicanos, las prostitutas.

He aquí entonces la enseñanza de la lectura de hoy del Evangelio: "La salvación entra en el corazón solamente cuando abrimos el corazón en la verdad de nuestros pecados" (Homilía del Evangelio de hoy. Santa Marta, 18 de septiembre de 2014.)

Oración del día para el Evangelio de hoy.

Señor mío, Tú eres compasión pura, el amigo fiel que no reprocha; sino que recibes con amor y brindas caminos de esperanzas para quien te busca. Tú acoge a todos los pecadores con amor y consuelo; no te muestras como juez, sino que dejas ver tu rostro manso regalando perdón siendo compasivo. Quiero imitarte, amarte y servirte de igual manera, y para eso necesito de tu bendición, de esa fuerza que me impulsa a obrar según tus preceptos.

Puedo apreciar mi Dios que, el perdón que Tú das no es un trueque, no obligas a ninguno a que te amen inmediatamente, pero es una clara invitación a abrir el corazón al amor. Dios mío, solo Tú puedes llenar de pureza mi alma, esa pureza que necesito para recibir a todos con caridad, sin prejuicios, dando lo mejor de mí. Tú a mí me has perdonado innumerables pecados, y de igual manera yo debo entregar ese perdón a los demás, a todos los que me han ofendido.

Mi Dios, ayúdame a entender que, el perdón es la insignia de tu Reino, el regalo que me das para aprender a amar más, la vitamina más poderosa para hacer crecer a mi alma. Ven amado mío y derrama todas las delicias del Cielo que has preparado para quienes viven y practican tu amor, tu misericordia y tu perdón. Amén. (Extraído de nuestro devocional diario de la oración del día para las lecturas de hoy @copyright 2020 - Qriswell Quero)

Propósito del Evangelio de hoy.

Cumpliré con mis responsabilidades con alegría y sin quejarme si me asignan algo que parece injusto.

Frase de reflexión.

"Todos somos pecadores, pero vivamos la alegría del perdón de Dios y tengamos confianza en su misericordia." Papa Francisco.

Audio Evangelio de hoy 17 de septiembre.

Al meditar las lecturas de hoy y después de haber leído el texto de Evangelio del día, escucha ahora la reflexión correspondiente a las lecturas de hoy con la meditación del Santo Evangelio de hoy Lucas 7,36-50, en audio. Palabra de Dios comentada para la vida diaria.

Pulsa en el ícono de Play para comenzar a escuchar la reflexión de las lecturas de hoy para el Evangelio de hoy jueves.

Índice de lecturas del día.

Intenciones para el día 17 de septiembre.

No hay nada más sanador que la Palabra de Dios. Al meditar el Evangelio del día con Lucas 7,36-50, profundizas en tu relación personal con Dios. La oración del día expresa una petición de transformación. Pidamos por todas esas intenciones de oración para hoy jueves que quieres expresar. Escribe en los comentarios todo aquello que quieres que Dios pueda darte o sanarte a través de las lecturas de hoy y su Palabra viva en el Evangelio de hoy 17 de septiembre, 2020. Paz y bien en tu vida.

Otros Evangelios del día.

Audio Evangelio: Fray Nelson Medina, O.P.

Redacción y edición: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, Venezolano, esposo y padre de familia, servidor, ingeniero y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para cualquier otra información: Términos legales - Pildorasdefe.net
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración

Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD