Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día
san francisco javier patrono de los misioneros cofundador jesuitas

San Francisco Javier es patrono de los misioneros. Fue uno de los primeros compañeros de san Ignacio de Loyola, misionero en los pueblos de la India

San Francisco Javier. Patrono de los misioneros.

San Francisco Javier fue un sacerdote jesuita misionero y cofundador de la Compañía de Jesús. Fue compañero de San Ignacio de Loyola y uno de los primeros siete jesuitas que hicieron votos de pobreza y castidad. Fue una gran influyente en el trabajo de evangelización, sobre todo en la India. También fue el primer misionero cristiano en aventurarse en Japón, Borneo, las Islas Maluku y otras áreas. San Francisco Javier es el santo patrono de los misioneros.

Fiesta: 3 de diciembre.

Martirologio Romano: Memoria de san Francisco Javier, presbítero de la Compañía de Jesús, evangelizador de la India, el cual, nacido en Navarra, fue uno de los primeros compañeros de san Ignacio que, movido por el ardor de dilatar el Evangelio, anunció diligentemente a Cristo a innumerables pueblos en la India, en las Molucas y otras islas, y después en el Japón, convirtiendo a muchos a la fe. Murió en la isla de San Xon, en China, consumido por la enfermedad y los trabajos (1552)

Biografía de San Francisco Javier.

Francisco de Jasu y Xavier (nacido en el castillo de Xavier, en España, en 1506), correspondiendo a las esperanzas de sus padres, se graduó en la famosa universidad de París.

En estos años, San Francisco Javier tuvo la fortuna de vivir codo a codo, compartiendo inclusive la habitación de la pensión, con Pedro Fabro, que será como él, jesuita y luego beato, y con un extraño estudiante, ya bastante entrado en años para sentarse en los bancos de escuela, llamado Ignacio de Loyola.

Ignacio comprendió muy bien esa alma: "Un corazón tan grande y un alma tan noble no pueden contentarse con los efímeros honores terrenos. Tu ambición debe ser la gloria que brilla eternamente".

Consagración a Dios de San Francisco Javier.

El día de la Asunción de 1534, en la cripta de la iglesia de Montmartre, San Francisco Javier, Ignacio de Loyola y otros cinco compañeros se consagraron a Dios haciendo voto de absoluta pobreza, y resolvieron ir a Tierra Santa para comenzar desde allí su obra misionera, poniéndose a la total dependencia del Papa.

Ordenados sacerdotes en Venecia y abandonada la perspectiva de la Tierra Santa, emprendieron camino hacia Roma, en donde San Francisco Javier colaboró con San Ignacio de Loyola en la redacción de las Constituciones de la Compañía de Jesús.

San Francisco Javier: vida misionera.

Por invitación del rey de Portugal, San Francisco Javier fue escogido como misionero y delegado pontificio para las colonias portuguesas en las Indias Orientales, Tenía tan solo 35 años cuando dio inicio a su gran aventura misionera.

Goa fue el centro de su intensísima actividad misionera, que se irradió por un área tan vasta que hoy sería excepcional aun con los actuales medios de comunicación social: en diez años recorrió India, Malasia, las Molucas y las islas en estado todavía salvaje. "Si no encuentro una barca, iré nadando", decía San Francisco Javier, y luego comentaba: "Si en esas islas hubiera minas de oro, los cristianos se precipitarían allá. Pero no hay sino almas para salvar". 

San Francisco Javier tenía una vida profunda de oración. Su relación con Dios crecía cada día a medida que llevaba la evangelización a todos los pueblos. En una oportunidad, llegaría a componer una hermosa oración:

"Dios eterno, Creador de todas las cosas, recuerda que solo Tú creaste las almas de los incrédulos, las cuales has hecho a tu imagen y semejanza. Mira, oh Señor, cómo para tu deshonra muchos de ellos están cayendo en el infierno. Recuerda, oh Señor, a tu hijo Jesucristo, que tan generosamente derramó su sangre y sufrió por ellos. No permitas que Tu Hijo, nuestro Señor, permanezca desconocido para los incrédulos, sino que, con la ayuda de Tus Santos y de la Iglesia, la Esposa de Tu Hijo, recuerda Tu misericordia, olvida su idolatría e infidelidad y haz que lo conozcan a Él, a quien Tú has enviado, Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor, quien es nuestra salvación, nuestra vida y nuestra resurrección, a través de quien hemos sido salvados y redimidos, y a quien le corresponde la gloria para siempre. Amén".

Después de cuatro años de actividad misionera en estas islas, separado del mundo civilizado, se embarcó en una rústica barca hacia el Japón, en donde, entre dificultades inmensas, formó el primer centro de cristianos.

El celo de San Francisco Javier no conocía descansos: desde Japón ya miraba hacia China. Se embarcó nuevamente, llegó a Singapur y estuvo a 150 kilómetros de Cantón, el gran puerto chino.

Muerte de San Francisco Javier.

En la isla de Shangchuan, en espera de una embarcación que lo llevara a China, cayó gravemente enfermo. Murió a orillas del mar el 3 de diciembre de 1552, a los 46 años de edad.

San Francisco Javier fue canonizado el 12 de marzo de 1622 junto con San Ignacio de Loyola, San Felipe Neri, Santa Teresa de Jesús y el santo de Madrid, San Isidro. ¡Buen grupo formado por cuarteto español y solista italiano!

El Papa Pío X nombró a San Francisco Javier como Patrono de todos los misioneros porque fue si duda uno de los misioneros más grandes que han existido. Comparte este patronato universal con Santa Teresa de Lisieux.

San Francisco Javier ha sido llamado: "El gigante de la historia de las misiones". La oración del día de su fiesta dice así: "Señor, tú has querido que varias naciones llegaran al conocimiento de la verdadera religión por medio de la predicación de San Francisco Javier...". Esto es un gran elogio. San Francisco Javier, ruega por nosotros. Amén.

Oración novena a San Francisco Javier.

Oh, mi Señor Jesús, enséñame a ser generoso; enséñame a servirte como te mereces; a dar, y a no contar el costo; a luchar y a no prestar atención a las heridas; a trabajar duro y a no pedir descanso; a trabajar, sin buscar recompensa, salvo la de saber que hago tu voluntad. Amén.

Oración: Señor, fortaléceme con la gracia de tu Espíritu Santo y da tu paz a mi alma para que pueda ser libre de toda la innecesaria ansiedad, solicitud y preocupación.

- Mencione su petición aquí.

Ayúdame a desear siempre lo que es agradable y aceptable para ti para que tu voluntad sea mi voluntad. San Francisco Javier ruega por mí para que siempre sea un misionero del amor de Dios en todos mis ambientes. Amén.

Santos de la semana

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Biografía de Santos - Celebraciones y Fiestas de la Iglesia
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para otro tipo de copias: Términos legales - Pildorasdefe.net
Grupo Oficial de Pildorasdefe en Whatsapp
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD