Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Caminando en la fe
cuarto domingo de adviento oracion familiar pronto nace el salvador

En la oración para el cuarto Domingo de Adviento meditaremos sobre la pronta venida del Niño Jesús. Pronto nace el Salvador. Oración esperando al Niño Dios

Oración para el cuarto Domingo de Adviento: Ya viene el Niño Dios.

La oración para el Cuarto Domingo de Adviento nos presenta la reflexión sobre el pronto nacimiento de El Salvador, en el que ahora nos preparamos para recibirlo y darle el mejor de los regalos; la conversión de nuestro corazón. El Niño Dios ya está cerca, nuestro corazón se apresura al amor y ha estado preparando su recibimiento todos estos días. Oración del cuarto domingo es un suspiro del alma para llenarse de alegría por el Niño Dios que llega.

Ya nos encontramos en la última semana de Adviento. Este tiempo de reflexión y preparación de la Navidad es breve, pero intenso, así que abrámonos al Niño Dios en un ambiente de recogimiento, de reflexión y de meditación de su venida a este mundo para darnos su salvación eterna.

Cuarto Domingo de Adviento.

Disponemos nuestro corazón para recibir muy pronto a Jesús. Para vivir la liturgia familiar (oración) del cuarto domingo de Adviento se recomienda poner en un lugar especial la corona con alguna imagen de la Virgen, crear un ambiente de recogimiento con poca luz.

Las lecturas se pueden repartir de antemano entre los miembros de la familia para que así todos participen activamente. Es significativo que el papel del Guía lo haga el Papá o ambos padres en conjunto.

Oración para el cuarto Domingo de Adviento.

Ya se acerca el Niño a Dios a nacer en todos los hogares que esperan con alegría para darle la bienvenida. En la oración del cuarto domingo de Adviento, permitimos que nuestro corazón se llene de serenidad y paz. Vamos a recibir contentos y esperanzados al Niño Dio. Nos disponemos en un minuto de silencio y nos reunimos para tener este diálogo con el Señor.

Señal de la Cruz: Por la Señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Guía: "Nuestro auxilio es en el nombre del Señor".

Todos: "Que hizo el cielo y la tierra".

Lecturas del Libro de los Romanos (13,13-14).

"Conduzcámonos como en pleno día, con dignidad. Nada de comilonas y borracheras, nada de lujuria ni desenfreno, nada de riñas ni pendencias. Vestíos del Señor Jesucristo". Palabra de Dios.

Todos: "Te alabamos Señor".

Lectura de la segunda carta a los Tesalonicenses (1,6-7)

"Es justo a los ojos de Dios pagar con alivio a vosotros, los afligidos, y a nosotros, cuando el Señor Jesús se revele, viniendo del cielo acompañado de sus poderosos ángeles, entre las aclamaciones de su pueblo santo y la admiración de todos los creyentes." Palabra de Dios.

Todos: "Te alabamos Señor".

Guía: "Ven, Señor, y no tardes"

Todos: "Perdona los pecados de tu pueblo".

Ahora, viene un momento de recogimiento mientras se van encendiendo las velas de la Corona de Adviento. Se encienden ahora las 4 velas, las tres primeras que se encendieron las semanas anteriores más la nueva vela que corresponde a la oración del cuarto Domingo de Adviento.

Guía: "Bendigamos al Señor".

Todos: (haciendo la señal de la cruz) mientras todos dicen "Demos gracias a Dios".

Guía: Recordamos la Humildad y la Gloria de Dios

El Nacimiento de Jesús: Lectura del Evangelio según San Lucas (2,6-7): "Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento". Palabra de Dios.

Todos: "Te alabamos Señor".

Meditación: La Virgen y San José, con su fe, esperanza y caridad salen victoriosos en la prueba. No hay rechazo, ni frío, ni oscuridad ni incomodidad que les pueda separar del amor de Cristo que nace. Ellos son los benditos de Dios que le reciben. Dios no encuentra lugar mejor que aquel pesebre, porque allí estaba el amor inmaculado que lo recibe.

Nos unimos a La Virgen y San José con un sincero deseo de renunciar a todo lo que impide que Jesús nazca en nuestro corazón.

Luego todos los miembros de la familia realizan un tiempo de silencio para interiorizar en todo lo leído. Después incluyen un tiempo de intercesión en donde piden por las necesidades de la familia y cada miembro, sus conocidos, la Iglesia y el mundo entero.

Todos: Padre Nuestro y Ave María.

Guía: Oración Final: Derrama Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el anuncio del ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos por su pasión y su cruz a la gloria de la resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo.

Todos: "Amén".

Este es el domingo con el que nuestro corazón se inflama de esperanza porque una alegría inmensa nos espera pronto. Ya viene el Niño Dios, ya se acerca el Niño Jesús. Ya viene la Navidad. Nos damos un abrazo dándonos la paz. La oración del cuarto Domingo de Adviento que hemos meditado, es para permanecer ahora vigilantes al Niño Jesús que se acerca para llenar nuestros hogares con su amor puro

Oración del cuarto Domingo de Adviento en Video.

A continuación, para meditar en el silencio de hogar o en familia, puedes también utilizar nuestra oración para el cuarto Domingo de Adviento en formato audiovisual. Solo, déjense guiar en la oración.

 - Pronto estará listo el video. Gracias por la espera -

Oración para cada Domingo de Adviento.

En la oración para el cuarto domingo de Adviento permitimos que esa esperanza maravillosa que se siente de saborear la dulce espera del Niño Jesús por nacer, se quede en nuestros hogares. La esperanza va creciendo, nuestro deseo de amor crecer. Queremos unirnos a ese amor puro de Niño que viene a traernos lo mejor para nuestras vidas: el regalo de la salvación y de ser parte del Reino de los Cielos. Esperamos ahora con paciencia. Entregamos todo de nosotros en la oración del cuarto Domingo de Adviento, meditando y guardando cada una de estas enseñanzas en el corazón. Que la paz que viene con el Niño Jesús en esta Navidad sea una paz que podamos conservar eternamente.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Grupo Oficial de Pildorasdefe en Whatsapp
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD

Categoría:

Caminando en la fe

el valor de tu alma conocer el precio sangre de cristo

¿Conoces cuál es el valor de tu alma? Santo Tomás de Aquino afirma que todo el mundo creado no iguala el valor de una sola alma, así de valioso eres para Dios