Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Caminando en la fe

¿Cuáles son las maneras en las que el Demonio nos convence de esperar hasta mañana, procrastinar y racionalizar nuestra inercia espiritual?

C.S. Lewis en su clásico "Cartas del Demonio a su sobrino", representa a Satanás en una reunión con tres de los demonios principales. El propósito de esta reunión es descubrir la mejor táctica para ganar almas para el infierno.

Uno de los demonios sugiere convencer a la gente de que el cielo no existe. Satanás declina esta propuesta diciendo que es poco realista: si las personas ya son premiadas en esta vida, está claro que serán premiados en el siguiente por su buena conducta.

El otro demonio sugiere convencer a la gente de que el infierno no existe. De nuevo, Satanás frunce el ceño ante esta sugerencia: la mala conducta se paga en la cárcel, está claro que la conducta inmoral es pagada con un castigo eterno que llamamos infierno.

Finalmente, el último demonio sugiere convencer a las personas de posponer su conversión. ¡BINGO! Satanás se regocija ante esta sugerencia: hacer que la gente retrase su conversión del pecado para después.

Tan fácil como convencer a las personas de que pueden vivir en pecado, que tienen una vida larga y mucho tiempo para retrasar su conversión. Esto es excelente, de acuerdo con Satanás.

En otras palabras, el demonio quiere que vivamos en el pecado y no tengamos prisa de salir de él, confiando en la eterna misericordia de Dios. ¿Cuán cierto es este corto pero cortante capítulo de "Cartas del Demonio a su sobrino"?

Si Satanás y compañía pueden convencer a inmensas multitudes de personas de que la vida tiene mucho tiempo, que se está aquí para disfrutar, que el placer es primordial, y esa conversión puede ser pospuesta, este es un truco eficaz.

Mira a tu alrededor ahora mismo y ve cómo pocas personas tienen sus mentes fijadas en Dios y su destino eterno, y la mayoría vive sólo el momento para disfrutar de la vida, placer, pecado y la falsa felicidad. Pero ¿cuántas muertes repentinas hay? ¡Sólo revisa las noticias todos los días!

¿Cuáles son las maneras en las que el Demonio nos convence de esperar hasta mañana, procrastinar y racionalizar nuestra inercia espiritual? Existen demasiadas, pero a continuación dejaré 5 para tu reflexión: 

1.- La Confesión.

¿Qué tan fácil es para el Demonio convencernos de que no necesitamos confesarnos ahora? Simplemente podemos hacerlo mañana. Esto pasa demasiado, ¡aunque signifique estar en estado de pecado mortal!

¿Cuántos de nosotros, si nuestro hogar estuviera envuelto en llamas a la 1:00 a.m., esperaría hasta la mañana para llamar a los bomberos?

Nuestra alma prevalece sobre nuestro hogar físico.

2.- Cohabitación.

Esto se está convirtiendo en una plaga. Muchos jóvenes están tomando la decisión de vivir juntos por tantas razones engañosas y falsas. Tienen excusas como: "Tenemos que ver si somos compatibles" o "debemos tener química" o "debemos ahorrar, no tenemos suficiente para la fiesta después de la boda".

Con estas justificaciones el Demonio del Mañana tiene un verdadero festín.

3.- Resentimiento.

Muchas personas viven enojadas, amargadas, resentidas y deprimidas.

Una de las razones más comunes es que ha habido una ruptura de relación con sus parejas, amigos o parientes y no han podido reconciliarse, por consiguiente, la amargura se ha acumulado hasta el punto de desbordar sus almas.

Jesús llama a la puerta y nos dice claramente:

"Deja tu ofrenda allí delante del altar, y ve, reconcíliate con tu hermano" (Mateo 5,24)

Pero una vez más, el Demonio te hace actuar de manera orgullosa y gana otra batalla.

4.- Adicciones.

El Demonio del Mañana gana innumerables victorias convenciendo a los adictos: a la bebida, a las drogas, al sexo, al juego, etc., que realmente no tienen un problema, todo lo contrario, el Demonio del Mañana los convence de que realmente pueden vencer y conquistar el problema, pero mejor trabajar en él mañana.

Si el ciego, el enfermo, el sordo y el enfermo no admiten su enfermedad, entonces, ¿cómo puede un médico curarlo?

5.- Rosario en Familia.

Nuestra Señora de Fátima en 1917 se apareció ante tres pequeños pastores: Jacinta, Francisco y Lucía, y les dio muchos mensajes.

La última aparición de Nuestra Señora prometió un milagro y fue el milagro del sol girando como una rueda de la fortuna en el cielo, ¡y parecía como si se fuese a estrellar contra la tierra!

Nuestra Señora apareció seis veces a los niños y en cada aparición insistía en la recitación diaria del Santísimo Rosario por la salvación

San Juan Pablo II insistió en que el Rosario Familiar diario es necesario por dos razones muy importantes: Primero, por la paz mundial. Segundo, por el bien de la familia.

"La familia que ora junta permanece unida, y un mundo en oración es un mundo en paz".

El Demonio del Mañana convenció tanto a mamá como a papá de saltarse la oración Familiar del Rosario por muchas razones falsas.

Una vez más el Demonio del Mañana gana una gran victoria

En conclusión, Dios nos ha dado sólo una vida para vivir y debemos vivirla en la mayor medida posible. El salmista nos enseña:

"Nuestra vida es como la flor del campo. Se levanta con el sol de la mañana, pero se marchita y muere al atardecer".

Una vez que un día pasa, es como el agua debajo del puente, nunca vuelve otra vez a pasar por allí.

Ahora, y sólo ahora, es el momento de entregarnos totalmente a Dios, recordando las palabras del gran Apóstol San Pablo:

"Trabajen en su salvación con temor y temblor".

San Alberto Hurtado, recientemente canonizado sacerdote jesuita chileno dijo:

"Hay dos lugares para descansar: el cementerio y el cielo".

Mientras tanto, es hora de trabajar duro. Una vez que el gran médico jesuita de la Iglesia, San Pedro Canisio, fue amonestado por trabajar duro y no estar descansando. La respuesta de este gran santo:

 "Ahora es momento de trabajar. ¡Tendremos toda la eternidad en el cielo para descansar!".

Trabaja ahora y descansa en el amoroso abrazo de Dios por toda la eternidad

Adaptación por Mariel Parra, PildorasdeFe.net. Con información de: FatherBroom.com

pildorasdefe woman mujer silueta logo firmaMariel Parra, Tengo siempre presente al Señor: Él está a mi lado, nunca vacilaré. Por eso mi corazón se alegra, se regocijan mis entrañas y todo mi ser descansa seguro (Salmo 16,8-9)

Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD