Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Aprende a orar

Compartimos esta hermosa oración por la Asunción de la Virgen María al Cielo. Reza con ella cada mañana por la fe y la esperanza

Oración por la Asunción de María al Cielo por la fe y la esperanza.

La Asunción de la Virgen María al Cielo, conocida en las iglesias orientales (tanto ortodoxas como católicas orientales) como la Dormición (quedarse dormido) de María, conmemora que María fue asunta al Cielo al final de su vida. La fiesta cristiana de la Asunción de María celebra la creencia de que Dios asumió a la Virgen María en el cielo después de su muerte.

¿Qué celebra el día de la Asunción de María?

El Día de la Asunción de María conmemora la creencia de que cuando Nuestra Señora, la madre de Jesucristo, murió, su cuerpo no fue sometido al proceso habitual de decadencia física sino que fue "asumido" en el cielo y reunido allí con su alma.

Como la Inmaculada Concepción, la Asunción de María no fue siempre un dogma oficial de la Iglesia Católica Romana, no hasta que el Papa Pío XII la declaró así en 1950. Es, sin embargo, una creencia piadosa sostenida por algunos cristianos ortodoxos y algunos anglicanos. Es considerada como la principal fiesta de la Virgen Madre.

A continuación, clamando por la Asunción de María, una oración a nuestra Madre que puedes invocar por la fe y la esperanza en momentos de crisis o desesperación.

Oración a la Asunción de María por la fe y la esperanza.

A ti, la gloriosa, Virgen y Madre, Santa María, a quien los discípulos de tu Hijo veneraron como a madre propia, por fidelidad al testamento del Crucificado, y a quien nosotros seguimos venerando del mismo modo.

A ti, la Bienaventurada, la llenada de gracia, según el saludo del ángel, elevada a lo más alto del cielo, a cuya casa los discípulos de tu Hijo sintieron la necesidad de acudir a la hora de tu tránsito para despedirte y sentir tu última mirada terrena, y a quien nosotros acudimos también para sentirnos mirados por tus ojos misericordiosos.

A ti, la Bendita entre todas las criaturas, como te saludó tu prima Isabel, que gozas de la gloria de tu Hijo y nos confirmas nuestro destino, a ti, a quien los primeros cristianos invocaron como a Madre de Dios y sintieron cobijo y defensa, y nosotros seguimos sintiéndolos cuando rezamos la invocación más antigua: "Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desoigas la oración de tus hijos, necesitados. Líbranos de todo peligro, Oh siempre gloriosa y bendita".

A ti, la Reina de todo lo creado porque participas del triunfo de tu Hijo, a ti, a quien podemos invocar como abogada nuestra ante el trono de Dios, como lo fue ante el emperador Asuero la reina Ester en favor de su pueblo. Sabemos que intercedes por nosotros. Así te rezamos todos los días: "Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte".

A ti, esperanza nuestra, porque creemos que vives donde la humanidad tiene su destino, a quien cantan los monjes: "Dios te salve, reina y madre, esperanza nuestra", desde que San Pedro Mezonzo compusiera la oración más popular, la "Salve".

A ti, Nuestra Señora, y Señora de los ángeles, puerta del cielo, a quien san Bernardo cantó extasiado: "¡Oh clementísima! ¡Oh piadosa! ¡Oh dulce siempre virgen, María!", a ti, que nos dejas sentir la certeza de tu acompañamiento peregrino.

A ti, Asunta al cielo, que no quiere decir ajena a nuestra historia; por el contrario, te sentimos compañera nuestra mientras recorremos valles oscuros y de lágrimas. Sé tú nuestro consuelo, y aviva en nosotros la certeza de los peregrinos, que avanzan seguros hacia la meta luminosa, tú que eres estrella de la mañana, luz del alba, aurora de la vida.

En el día que fuiste elevada a Cielo en cuerpo y alma y que festejamos tu triunfo, al tiempo de felicitarte y de felicitarnos en ti dando voz a todos los que aún caminamos por este mundo, te pedimos que ruegues por todos a tu Hijo Jesús, para que un día alcancemos la gloria de la que tú ya gozas. María, reina, asunta al cielo. Ruega por nosotros. Amén.

Oraciones por la Asunción de María.

Las siguientes son una seria de oración a Nuestra Señora con relación por la Fiesta de la Asunción de María al Cielo.

1. Oración a la Asunción de María #1.

Padre eterno y de amor que dominas los Cielos, toda la creación te alaba con razón, porque toda la vida y toda la santidad vienen de ti. En el plan de tu sabiduría, la que llevó a Cristo en su vientre, María, nuestra Madre, fue levantado en cuerpo y alma en la gloria para estar con él en el cielo. Podemos seguir su ejemplo reflejando su santidad y unirse a su himno de amor y alabanza sin fin. Pedimos esto por la Asunción de María y a través de Cristo nuestro Señor. Amén. (Aporte del Comité Internacional de Inglés en la Liturgia - ICEL)

2. Oración a la Asunción de María #2.

Madre amorosa del Redentor, Puerta del cielo, estrella del mar, Ayude a su gente que han caído pero se esfuerzan por levantarse de nuevo. Para la maravilla de la naturaleza, tú llevaste a tu Creador, y aún así permaneció virgen después como antes. Tú que recibiste el alegre saludo de Gabriel, tened piedad de nosotros, pobres pecadores. Amén. (Oración antigua)

3. Oración a la Asunción de María #3.

María, Reina asunta en el cielo, me alegro de que después de años de martirio heroico en la tierra, por fin hayas sido llevada al trono preparado para ti en el cielo por la Santísima Trinidad. Levanta mi corazón contigo en la gloria de tu Asunción por encima del terrible toque de pecado e impureza. Enséñame lo pequeña que se vuelve la tierra cuando se la ve desde el cielo. Hazme comprender que la muerte es la puerta triunfal por la que pasaré a tu Hijo, y que algún día mi cuerpo se unirá a mi alma en la dicha interminable del cielo. Desde esta tierra, que pisoteo como un peregrino, te busco para que me ayudes. Te pido este favor: (Menciona tu petición). Cuando llegue la hora de mi muerte, llévame seguro a la presencia de Jesús para disfrutar de la visión de mi Dios por toda la eternidad junto a ti. Amén.

Recursos sobre la Asunción de María.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: La-oracion.com

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD