Oración / Aprende a orar

Oración de sanación para males físicos y espirituales

 
 
   
 
 
 

No debemos olvidar que mientras le pedimos a Dios por la sanación física, la mayor necesidad de sanación que se debe tener es la espiritual

 

La tradición nos cuentas que San Cosme y San Damián, eran unos médicos que habían entregado su corazón al Señor, quienes ofrecían sus servicios a las personas más necesitadas de manera gratuita, y lo único que les pedían a cambio, era que les permitieran hablarles sobre Jesús y el amor de Dios

Ellos eran gemelos, y por su forma de ministrar sus servicios médicos, y realizar con amor el arte de sanar, trajeron a la fe cristiana, a muchas personas que no creían en Dios.

En la siguiente oración, debemos reconocer que la habilidad de sanar de los Santos Cosme y Damián no viene de sus propios méritos, sino que todo esto proviene del amor a Jesucristo.

Otra cosa que no debemos olvidar, es que debemos ser conscientes que mientras le pedimos sanación física de nuestros males o el de una persona amada, la mayor necesidad de sanación debe ser la espiritual, así que debemos buscar, ante todo, la intercesión de estos médicos del alma, que nos consigan la gracia de renovar nuestra fe y nuestro amor a Dios.

Oración para sanar males físico y espirituales.

Oh, Santos Cosme y Damián, a quien veneramos con toda humildad y afecto interior de nuestro corazón, los invocamos en este momento, gloriosos mártires de Jesucristo, quienes durante su vida ejercieron el arte de sanar con admirable caridad y sacrificio, sanando lo incurable y enfrentándose a enfermedades peligrosas, no contando tanto con la ayuda de la medicina y sus propias habilidad, sino por la invocación del poderoso nombre de Jesucristo.

Ahora que ustedes, están más cerca de la Gloria de Dios en el cielo, concédannos su misericordiosa mirada sobre nuestras almas miserables y afligidas; y fijen su atención en los muchos males que nos oprimen, las enfermedades espirituales y corporales que nos rodean. Intercedan pronto por nosotros, en cada necesidad y cada dificultad

Nosotros no pedimos sólo por nosotros mismos, sino también por cada uno de nuestros parientes, familiares, amigos y enemigos, de modo que, siendo restaurados en la salud del alma y el cuerpo, podamos dar gloria a Dios, y agradecer a ustedes, nuestros santos protectores.

Amén

 
 
Redacción: Qriswell Quero de Pérez, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero de Pérez, venezolano, casado, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con anunciar el Evangelio. Entregado al servicio en todos los aspectos de mi vida. Mi lema es: Quien a Dios tiene nada lo detiene

 
 
 
Estimado lector: ¡Gracias por leernos! Tú; formas parte de este portal que renueva la fe y la esperanza. Queremos seguir comprometidos con esta labor y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar a más personas. ¡Te necesitamos!
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 
 

Artículos de interés

 
 
oido prestar atencion escuchar mano en oreja
 
hombre rezando arrodillado sobre hojas caidas de un arbol
 
papa francisco incienso santa misa sobre cenaculo altar santa misa eucaristia
 
esposa sosteniendo mano de su esposa en boda matrimonio
 
hombre sentado en la raiz de un arbol biblia en mano
 
 
rezando el santo rosario colgado blanco y negro fondo
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
san juan pablo ii levantando su mano saludando fondo azul cielo nubes
 
- Lo más leído -
 

¿Cómo orar cuando alguien te hace sufrir? Oración por quien te hace sufrir

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

13 citas bíblicas que podrían ayudar a tu matrimonio en tiempos difíciles

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Oración para el primer Domingo de Adviento: la salvación está cerca

Carta de un PAPÁ a sus hijos: 8 cosas que quiero que recuerden toda su vida