Oración / Aprende a orar

8 oraciones poderosas para comenzar tu día bajo la protección de Dios

 
 
   
 
 
 

Orar a Dios es la manera perfecta de encontrar el estímulo, la paz y la fuerza necesaria para las tareas que debamos realizar en el día.

 

Es un hecho bien conocido que no todos somos personas mañaneras. Algunas personas realmente luchan para salir de la cama y conseguir comenzar su día.

La oración con Dios es la manera perfecta de encontrar el estímulo, la paz y la fuerza necesaria para las tareas que debamos realizar a lo largo del día.

Con la esperanza de ayudar a los creyentes no-mañaneros e inspirar a los que quieren comerse el mundo bajo la protección del Creador, a continuación presentaremos una maravillosa lista de poderosas oraciones de la mañana:

1.- Oración para bendecir el día.

En el nombre del Señor Jesucristo comenzaré este día. Te agradezco Señor por cuidar de mí durante la noche, haré todo lo posible para que todas mis acciones del día te honren a Ti y a Tu Voluntad.

Querida Madre María, vigílame durante el día. Ángel de la Guardia, cuídame. San José y todos los santos de Dios, rueguen por mí.

En el Nombre de Jesús.

Amén.

2.- Surgiendo del sueño.

Oh Señor y Dios santo, que estás más allá de nuestro entendimiento: En tu palabra, la luz salió de las tinieblas. En tu misericordia, nos has dado descanso durante el sueño nocturno, y nos has levantado para glorificar tu bondad y para ofrecerte nuestra súplica.

Ahora, en tu tierno amor, acepta que te adoremos y te demos gracias de todo corazón. Concédenos todas nuestras peticiones si ellas conducen a la salvación. Danos la gracia de manifestar que somos hijos de luz y del día, y herederos de tu eterna recompensa.

En la abundancia de tus misericordias, oh Señor, recuerda a todo tu pueblo, todos los presentes que rezan con nosotros, todos nuestros hermanos en la tierra, en el mar o en el aire, en todo lugar de tu dominio, que invocan tu amor por la humanidad.

Sobre todos, derrama tu gran misericordia, para que nosotros, salvos en cuerpo y en alma, podamos perseverar infaliblemente, y que, en nuestra confianza, podamos ensalzar tu exaltado y bendito nombre: Padre, Hijo y Espíritu Santo, siempre, ahora y para siempre.

En el Nombre de Jesús.

Amén

3.- El rezo de la buena mañana.

¡Buenos días, Dios! Tú estás anunciando otro día, intacto y nuevo.

Así que aquí estoy para pedirte, Dios mío, que me renueves también.

Perdona los muchos errores que cometí ayer y déjame intentarlo de nuevo, querido Dios, y así para caminar más cerca en tu camino.

Pero Señor, soy muy consciente, no puedo hacerlo por mi cuenta; así que toma mi mano y mantenla apretada, porque no puedo caminar solo.

En el Nombre de Jesús.

Amén

4.- Ofrecimiento de la mañana al Sagrado Corazón.

Oh Jesús, a través del Inmaculado Corazón de María, te ofrezco mis oraciones, obras, alegrías y sufrimientos de este día por todas las intenciones de tu Sagrado Corazón, en unión con el Santo Sacrificio de la Misa en todo el mundo, en reparación por mi pecados, por las intenciones de todos nuestros asociados, y en particular por las intenciones de nuestro Santo Padre para este mes.

En el Nombre de Jesús.

Amén

5.- La oración de la mañana.

Te adoro, oh Dios mío, y te amo de todo corazón.

Te doy gracias por haberme creado, por haberme hecho cristiano y por haberme preservado esta noche.

Te ofrezco las acciones de este día. Concédenos que todos ellos sean de acuerdo con Tu santa Voluntad, y por Tu mayor gloria.

Sálvame del pecado y de todo mal.

Que tu gracia esté siempre conmigo.

En el Nombre de Jesús.

Amén.

6.- Señor, un día más para amarte.

¡Señor, un día más para amarte!

Oh Jesús, cuida siempre de mí, especialmente hoy, o podría terminar traicionándote como Judas.

¡Señor, hoy es el día que empiezo!

Jesús, brilla a través de mí y que cada persona con la que tenga contacto pueda sentir su presencia en mi alma.

¡Dios mío, envíame tu Santo Espíritu para enseñarme lo que soy y lo que eres!

Que la Pasión de Cristo esté siempre en nuestro corazón, para estar más con Él, y no sólo con uno mismo.

Amén

7.- Entrega tus cargas al Señor.

Padre, mi corazón está pesado. Siento que tengo que cargar con todo este peso solo.

Palabras como: Abrumado, angustiado y agotado parecen describir donde estoy.

No estoy seguro de cómo dejar de llevar esta pesada carga, así que por favor muéstrame cómo puedo lograrlo.

Cárgalo por mí. Déjame descansar y ser refrescado para que mi corazón no sea tan pesado por la mañana.

En el nombre de Jesús.

Amén.

8. Señor, despiértame en cuerpo y espíritu.

Querido Señor, ayúdame a recordar qué diferencia hace hacer tiempo contigo una prioridad en las mañanas.

Despiértame en cuerpo y espíritu todos los días con el deseo de encontrarme contigo y escucharte decir palabras de afirmación, seguridad y sabiduría sobre mi corazón mientras me preparo para vivir mi día.

En el Nombre de Jesús.

Amén.

Redacción: Mariel Parra | PildorasdeFe.net | Fuente: Oraciones Varias
 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 

Déjanos tus comentarios

 

Artículos de interés

 
 
angel nino sentado fondo verde jardin
 
papa francisco discurso homilia en el podio santa misa
 
papa francisco levantando su brazo y sonriendo feliz
 
hombre no escuchando a su esposa en discusion matrimonio
 
sostener manos ayudar necesitado anciano
 
santo nombre de jesus grabado en piedra
 
santo nombre de jesus grabado en piedra
 
santo nombre de jesus grabado en piedra
 
esposos sentados en el campo tomando cafe sonriendo felices matrimonio
 
 
mujer recostada ventada con tristeza corazon roto
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Homilía del Papa Francisco


 
papa francisco sentado en silla papal leyendo
 
papa francisco con una gran sonrisa fondo claro
 
- Lo más leído -
 

15 Gracias que recibiste el día de tu Bautismo que quizás no sabías

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Solemnidad de la Epifanía del Señor

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Fiesta del Santísimo Nombre de Jesús. El Nombre sobre todo nombre

¿Quiénes eran los Reyes magos? ¿Seguían realmente una estrella?

 
 
 


 
virgen de los pobres senora de banneux oracion de sanacion para alivio del sufrimiento