Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Aprende a orar

Oraciones para comenzar el día y conectarte con Dios. La oración del día es la forma ideal de encontrar paz y fuerzas para iniciar tu mañana

8 oraciones para comenzar el día bajo la protección de Dios.

Aprovecha el día al despertar con estas oraciones para comenzar el día con la protección de Dios. La oración del día es un instrumento utilizado desde tiempos muy remotos para encontrar una conexión directa con Dios y conseguir de Él las fuerzas que necesitamos para iniciar cada uno de nuestros emprendimientos, tareas y acciones. Jesús mismos, madrugaba y se iba a la montaña a orar.

Es un hecho bien conocido que no todos somos personas mañaneras. Algunas personas realmente luchan para salir de la cama y conseguir comenzar su día.

La oración con Dios es la manera perfecta de encontrar el estímulo, la paz y la fuerza necesaria para las tareas que debamos realizar a lo largo del día.

Oraciones para comenzar el día.

Con la esperanza de ayudar a los creyentes no-mañaneros e inspirar a los que quieren comerse el mundo bajo la protección del Creador, a continuación presentaremos una maravillosa lista de poderosas oraciones para comenzar el día, la oración del día que puedes hacer cada mañana.

1. Oración para bendecir el día.

En el nombre del Señor Jesucristo comenzaré este día. Te agradezco Señor por cuidar de mí durante la noche, haré todo lo posible para que todas mis acciones del día te honren a Ti y a Tu Voluntad. Querida Madre mía, Santísima Virgen María, vigílame durante el día. Ángel de la Guardia, cuídame. San José y todos los santos de Dios, rueguen por mí. Por el Santísimo Nombre de Jesús. Amén.

2. Oración cuando surges del sueño.

Oh Señor y Dios santo, que estás más allá de nuestro entendimiento: En tu palabra, la luz salió de las tinieblas. En tu misericordia, nos has dado descanso durante el sueño nocturno, y nos has levantado para glorificar tu bondad y para ofrecerte nuestra súplica. Ahora, en tu tierno amor, acepta que te adoremos y te demos gracias de todo corazón. Concédenos todas nuestras peticiones si ellas conducen a la salvación. Danos la gracia de manifestar que somos hijos de luz y del día, y herederos de tu eterna recompensa.

En la abundancia de tus misericordias, oh Señor, recuerda a todo tu pueblo, todos los presentes que rezan con nosotros, todos nuestros hermanos en la tierra, en el mar o en el aire, en todo lugar de tu dominio, que invocan tu amor por la humanidad. Sobre todos, derrama tu gran misericordia, para que nosotros, salvos en cuerpo y en alma, podamos perseverar infaliblemente, y que, en nuestra confianza para afrontarlo todo, podamos ensalzar tu exaltado y bendito nombre: Padre, Hijo y Espíritu Santo, siempre, ahora y para siempre. Por el Santísimo Nombre de Jesús. Amén

3. El rezo de la buena mañana.

¡Buenos días, Dios! Tú estás anunciando otro día, intacto y nuevo. Así que aquí estoy para pedirte, Dios mío, que me renueves también. Perdona los muchos errores que cometí ayer y déjame intentarlo de nuevo, querido Dios, y así para caminar más cerca en tu camino. Pero Señor, soy muy consciente, no puedo hacerlo por mi cuenta; así que toma mi mano y mantenla apretada, porque no puedo caminar solo. Por el Santísimo Nombre de Jesús. Amén

4. Ofrecimiento de la mañana al Sagrado Corazón.

Oh Jesús, a través del Inmaculado Corazón de María, te ofrezco mis oraciones, obras, alegrías y sufrimientos de este día por todas las intenciones de tu Sagrado Corazón, en unión con el Santo Sacrificio de la Misa en todo el mundo, en reparación por mi pecados, por las intenciones de todos nuestros asociados, y en particular por las intenciones de nuestro Santo Padre para este mes. Por el Santísimo Nombre de Jesús. Amén

5. La oración de la mañana.

Te adoro, oh Dios mío, y te amo de todo corazón. Te doy gracias por haberme creado, por haberme hecho cristiano y por haberme preservado esta noche. Te ofrezco las acciones de este día. Concédenos que, todos ellos, sean de acuerdo con Tu santa Voluntad, y por Tu mayor gloria. Sálvame del pecado y de todo mal. Que tu gracia esté siempre conmigo. Por el Santísimo Nombre de Jesús. Amén.

6. Señor, un día más para amarte.

Señor, un día más para amarte. Oh Jesús, cuida siempre de mí, especialmente hoy, o podría terminar traicionándote como Judas ¡Señor, hoy es el día que empiezo! Jesús, brilla a través de mí y que cada persona con la que tenga contacto pueda sentir su presencia en mi alma. ¡Dios mío, envíame tu Santo Espíritu para enseñarme lo que soy y lo que eres! Que la Pasión de Cristo esté siempre en nuestro corazón, para estar más con Él, y no sólo con uno mismo. Por el Santísimo Nombre de Jesús. Amén

7. Entrega tus cargas a Dios.

Padre, mi corazón está pesado. Siento que tengo que cargar con todo este peso solo. Palabras como: Abrumado, angustiado y agotado parecen describir donde estoy. No estoy seguro de cómo dejar de llevar esta pesada carga, así que por favor muéstrame cómo puedo lograrlo. Cárgalo por mí. Déjame descansar mis problemas en Ti y ser refrescado para que mi corazón no sea tan pesado por la mañana. Por el Santísimo Nombre de Jesús. Amén.

8. Señor, despiértame en cuerpo y espíritu.

Querido Señor, ayúdame a recordar qué diferencia hace hacer tiempo contigo una prioridad en las mañanas. Despiértame en cuerpo y espíritu todos los días con el deseo de encontrarme contigo y escucharte decir palabras de afirmación, seguridad y sabiduría sobre mi corazón mientras me preparo para vivir mi día. Por el Santísimo Nombre de Jesús. Amén.

Conociendo ahora estas oraciones del día para bendecir cada mañana, quiero proponerte estas otras que pienso que deben estar fijas en tu calendario diario.

Oración del día para cada mañana.

Señor mío, me confío en este momento, a tu poderosa presencia que todo lo sana y restaura. Ven a llenarme de paz el corazón y mi mente. Libérame de la ansiedad. No hay miedo o preocupación que quiera ahora sacudir mi vida. Me confío a tu Sagrado Corazón. Que el Espíritu Santo me dé las fuerzas para seguir luchando por mi salvación y para servirte con amor. Amén.

Oración para bendecir mi día y mi familia.

Señor, al despertar hoy, quiero también levantar a mi familia hacia ti y te pido que los bendigas. Rezo para que cada uno de los miembros de mi hogar, estén llenos de alegría. Protege sus corazones y sus mente sde la tentación y dales fuerza hoy. Ayúdales en cada una de sus asignaciones. Que tu bendición no les falte y que puedan ser un estímulo para los que le rodean. Gracias Señor, que tu voluntad se haga en nosotros y a través de nosotros. Rezo para que nuestras vidas te glorifiquen en palabras y acciones y en todos los sentidos. Te amamos Señor. Gracias por el día de hoy. Te presentamos nuestros planes y te pedimos que camines con nosotros en el nombre poderoso de Jesucristo, Señor Nuestro. Amén.

Llenarse del Espíritu Santo en la mañana.

Padre de fuerza y de poder, Tú enviaste sobre tus discípulos esa ardorosa llama del amor y toda su Sabiduría, a través de las lenguas de fuego del Espíritu Santo para encaminarlos en tu verdas y ser tus triunfadores del Evangelio. Del mismo modo, confiando en tu amorosa providencia, prepara mi alma, mente, corazón y Espíritu, para recibir esta poderosa fuerza para cumplir con todos los propósitos que me tienes para este día. Permite llenarme del Espíritu Santo. Que, a dondequiera que vaya, pueda ser reflejo del más puro amor, alegría, paz y bondad. Que pueda hacerle frente a cada reto de mi día con ese coraje indetenible del Espíritu y salir victorioso en tu Nombre. Amén

Que estas oraciones para comenzar el día puedan inspirarte y darte la fuerza que necesitas para vencer ese enemigo del sueño que a veces nos roba momentos de gloria por las mañanas. La oración del día es uno de los mejores métodos para encontrarte con Dios.

Más de oraciones para comenzar el día.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado originalmente en Píldoras de fe - No está permitido extraer contenidos uoraciones para publicar en redes sociales, plataformas digitales o tranferirlos a audios, videos o cualquier otro archivo multimedia para fines personales o comerciales. Por favor lea nuestro aviso: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD

Categoría:

Aprende a orar

familia reunida madre hijo frente arbol de navidad sotiendo adornos navidenos

Cuando se realiza la oración de bendición del Árbol de Navidad, la bendición debe ser ofrecida por el padre u otro miembro familiar para luego iluminarse.