Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario, además de mejorar la velocidad y la seguridad del sitio durante su visita. Estas cookies se utilizan para adaptar el contenido de la web a las preferencias del Usuario del Servicio y optimizar el uso del sitio, las cuales permiten que el dispositivo reconozca al usuario y muestre adecuadamente el servicio ofrecido, adaptada a sus necesidades individuales. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento haciendo clic en "Configuración" o en nuestra Política de Cookies en este sitio web. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Evangelio del día
Boletín diario del Evangelio de hoy por email

Evangelio de hoy viernes, 17 de marzo, 2023. Lecturas de hoy y Reflexión del Papa Francisco (Marcos 12,28b-34): Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón

"Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón"

Santo Evangelio de hoy explicado del viernes, 17 de marzo, 2023 y las Lecturas de hoy para reflexionar. Palabra diaria con el Evangelio del día según San Marcos 12,28b-34: "El Señor nuestro Dios es el único Señor; y tú amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, y con toda tu alma". Meditación del Evangelio (viernes de la tercera semana de Cuaresma). Reflexión del Papa Francisco para hoy: "Dios, que es amor, nos ha creado para amar y para que podamos amar a los demás permaneciendo unidos a Él."


Índice de lecturas de hoy.


Celebración del día:

San Patricio de Irlanda fue hecho prisionero. Se escapó. Se hizo sacerdote, obispo y regresó a ser predicador y evangelizador. Es patrono de Irlanda


Antífona de hoy.

 

Entre los dioses no hay ninguno como tú, El Señor, porque eres grande y haces maravillas; solo tú eres Dios. (Salmo 85,8.10)

 

Oración colecta.

 

Derrama tu gracia en nuestros corazones, te lo pedimos, Señor, para que nos alejemos constantemente de los deseos rebeldes y obedezcamos por tu propio don la enseñanza celestial que nos das. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.


Lecturas de hoy viernes.

Primera Lectura para el Evangelio de hoy viernes. Lectura del Libro de Oseas 14,2-10: "Llamada a la conversión y promesa de seguridad"

Vuelve, Israel, al Señor tu Dios, porque tu falta te ha hecho caer. Preparen lo que van a decir y vuelvan al Señor. Díganle: "Borra todas las faltas, acepta lo que hay de bueno, y te ofreceremos el fruto de nuestros labios. Asiria no nos salvará, ya no montaremos a caballo, ni diremos más ?¡Dios nuestro!? a la obra de nuestras manos, porque solo en ti el huérfano encuentra compasión". Yo los curaré de su apostasía, los amaré generosamente, porque mi ira se ha apartado de ellos. Seré como rocío para Israel: él florecerá como el lirio, hundirá sus raíces como el bosque del Líbano; sus retoños se extenderán, su esplendor será como el del olivo y su fragancia como la del Líbano. Volverán a sentarse a mi sombra, harán revivir el trigo, florecerán como la viña, y su renombre será como el del vino del Líbano. Efraím, ¿qué tengo aún que ver con los ídolos? Yo le respondo y velo por él. Soy como un ciprés siempre verde, y de mí procede tu fruto. ¡Que el sabio comprenda estas cosas! ¡Que el hombre inteligente las entienda! Los caminos del Señor son rectos: por ellos caminarán los justos, pero los rebeldes tropezarán en ellos.


Salmo de hoy viernes.

Salmo Responsorial de las lecturas de la Santa Misa de hoy, tomado del Salmo 81(80),6.8-11.14.17

"Yo soy El Señor, tu Dios: escucha mi advertencia". (R)

  • Una voz que no conocía me dijo: "Yo liberé tu hombro de la carga, liberé tus manos de la carga. Me llamaste en tu angustia y te salvé".

"Yo soy El Señor, tu Dios: escucha mi advertencia". (R)

  • "Yo respondí, oculto en la nube de tormenta; en las aguas de Meribá te puse a prueba. Escucha, pueblo mío, mi advertencia. Oh Israel, ¡ojalá hicieras caso!"

"Yo soy El Señor, tu Dios: escucha mi advertencia". (R)

  • "Que no haya entre vosotros ningún dios extranjero, ni adoración de dios ajeno. Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto".

"Yo soy El Señor, tu Dios: escucha mi advertencia". (R)

  • "Ojalá mi pueblo me escuchara, que Israel siguiera mis caminos. Pero a Israel lo alimentaré con el mejor trigo y los saciaría de miel de la roca".

"Yo soy El Señor, tu Dios: escucha mi advertencia". (R)


Aclamación de hoy.


Alabado seas, Señor Jesús. La semilla es la palabra de Dios, Cristo el sembrador; quien encuentre esta semilla permanecerá para siempre. Alabado seas, Señor Jesús. (Aclamación del Evangelio de hoy)


Evangelio de hoy: Marcos 12,28b-34.

Evangelio de hoy explicado - Lecturas de hoy viernes, para el Santo Evangelio del día: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, y con toda tu alma".

En aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó: "¿Cuál es el primero de los mandamientos?". Jesús respondió: "El primero es: Escucha, Israel: el Señor nuestro Dios es el único Señor; y tú amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, y con toda tu alma, con todo tu espíritu, y con todas tus fuerzas. El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento más grande que estos". El escriba le dijo: "Muy bien, Maestro, tienes razón al decir que hay un solo Dios y no hay otro más que él, y que amarlo con todo el corazón, con toda la inteligencia y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a sí mismo, vale más que todos los holocaustos y todos los sacrificios". Jesús, al ver que había respondido tan acertadamente, le dijo: "Tú no estás lejos del Reino de Dios". Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas". Palabra del Señor.


Reflexión del Papa Francisco.

"Dios, que es amor, nos ha creado para amar y para que podamos amar a los demás permaneciendo unidos a Él.". Papa Francisco.

Queridos hermanos y hermanas: ¡Buenos días! 

En el corazón del pasaje evangélico de este domingo (cf. Mc 12,28b-34), está el mandamiento del amor: amor a Dios y amor al prójimo. Un escriba pregunta a Jesús "¿Cuál es el primer mandamiento de todos?" (v. 28). Él responde citando la profesión de fe con la que todo israelita abre y cierra su jornada, y que comienza con las palabras "Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor" (Dt 6,4). De este modo, Israel salvaguarda su fe en la realidad fundamental de todo su credo: solo existe un Señor y ese Señor es "nuestro" en el sentido de que está unido a nosotros por un pacto indisoluble; nos amó, nos ama y nos amará para siempre. De esta fuente, de este amor de Dios, nos viene el doble mandamiento: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas... Amarás a tu prójimo como a ti mismo" (Mc 12,30-31).

Al elegir estas dos Palabras dirigidas por Dios a su pueblo y al unirlas, Jesús enseñó de una vez por todas que el amor a Dios y el amor al prójimo son inseparables; es más, se sostienen mutuamente. Incluso puestos en secuencia, son las dos caras de una misma moneda: ¡experimentados juntos son la fuerza del creyente! Amar a Dios es vivir de Él y para Él, por lo que es y por lo que hace. Nuestro Dios es donación sin paliativos; es perdón sin límites; es relación que promueve y fomenta. Por eso, amar a Dios significa invertir cada día nuestras energías en ser sus auxiliares en el servicio sin paliativos al prójimo, en tratar de perdonar sin limitaciones y en cultivar relaciones de comunión y fraternidad.

El evangelista Marcos no se molesta en precisar quién es el prójimo, porque un prójimo es una persona con la que me encuentro en el camino, en mis días. No se trata de preseleccionar a mi prójimo: esto no es cristiano. Creo que mi prójimo es el que he elegido de antemano: no, esto no es cristiano, es pagano; pero se trata de tener ojos para ver y corazón para querer lo que es bueno para él o ella. Si practicamos el ver con la mirada de Jesús, estaremos siempre a la escucha y cerca de los necesitados. Por supuesto que las necesidades de nuestro prójimo requieren respuestas eficaces, pero incluso antes requieren ser compartidas. Con una mirada podemos decir que el hambriento no solo necesita un plato de sopa, sino también una sonrisa, ser escuchado y también una oración, tal vez rezada juntos. El pasaje evangélico de hoy nos invita a todos a proyectarnos no solo hacia las necesidades de nuestros hermanos y hermanas más pobres, sino sobre todo a estar atentos a su necesidad de cercanía fraterna, de sentido de la vida y de ternura. Esto interpela a nuestras comunidades cristianas: significa evitar el riesgo de ser comunidades con muchas iniciativas pero pocas relaciones; el riesgo de ser "estaciones de servicio" comunitarias pero con poca compañía, en el sentido pleno y cristiano de este término.

Dios, que es amor, nos ha creado para amar y para que podamos amar a los demás permaneciendo unidos a Él. Sería engañoso pretender amar al prójimo sin amar a Dios; y también sería engañoso pretender amar a Dios sin amar al prójimo. Las dos dimensiones del amor, a Dios y al prójimo, en su unidad, caracterizan al discípulo de Cristo. Que la Virgen María nos ayude a acoger y testimoniar en la vida cotidiana esta luminosa lección. (Homilía del Evangelio de hoy, 4 de noviembre de 2018)


Oración de hoy.

 

Señor Dios, ayuda a que nuestros corazones siempre estén centrados en tu Palabra, pues ella es la única que nos llevará a amarte con todas nuestras fuerzas, con toda nuestra alma, mente y corazón. Que nuestro corazón pueda permanecer unido al tuyo y así poder lograrlo. Danos la valentía que necesitamos para combatir todas nuestras malas pasiones y guíanos para descubrir en los otros el verdadero amor. Que tu Palabra sea nuestra guía. Amén. (Redacción: Qriswell Quero, servidor católico en Pildorasdefe.net)


Frase de reflexión.


Jesús nos invita a permanecer unidos a Él para dar mucho fruto (Jn 15, 5-9). Permaneciendo en el Señor encontramos el valor para salir de nosotros mismos, preocuparnos por las necesidades de los demás y dar nuestro testimonio cristiano en el mundo. (Papa Francisco, 19 de enero de 2021)


Reflexión del Evangelio de hoy.


Al meditar las lecturas y el Evangelio del día explicado, escuchemos ahora la meditación en audio del Santo Evangelio de hoy viernes, según San Marcos 12,28b-34: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón".


Pidamos ayuda al Espíritu Santo, para que nos ayude a meditar lo que nos ha dicho a cada uno de nosotros, la reflexión del Evangelio de hoy.


Intenciones del día.


Reflexión del Santo Evangelio de hoy viernes, 17 de marzo, 2023, según San Marcos 12,28b-34: "El Señor nuestro Dios es el único Señor; y tú amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, y con toda tu alma". La oración del día nos ayuda con la meditación. ¿Qué pudiste reflexionar con el Evangelio del día? Escribe en los comentarios tus peticiones de oración.

Otros Evangelios del día.

Audio Evangelio: Fray Nelson Medina, OP.

Redacción y edición: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, Venezolano, esposo y padre de familia, servidor, ingeniero y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para cualquier otra información: Términos legales - Pildorasdefe.net
Boletín diario del Evangelio de hoy por email
Apoya a Píldoras de fe

Si crees que este apostolado ha sido de bendición para tu vida, y si está en tus posibilidades hacer una ofrenda voluntaria, de modo que sigamos llevando de forma gratuita esta buena obra, puedes hacerla a continuación.
Pon tus intenciones de oración

Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD