Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Evangelio del día

Lectura del Santo Evangelio de hoy 14 septiembre 2020. Reflexión del Papa. Juan 3,13-17. Lecturas del lunes. Palabra y oración del día

Evangelio de hoy - Lecturas del día lunes 14, septiembre 2020.

Lecturas para el Santo Evangelio de hoy 14 de septiembre, 2020. Reflexión sobre el Evangelio de Juan 3,13-17 - Evangelio del lunes, lecturas diarias y la oración del día para tu vida en el lunes de la semana 24 del tiempo ordinario.

Lecturas del lunes.

Fiesta de Exaltación de la Santa Cruz.

Primera Lectura para el Evangelio de hoy: Lectura del Libro de Números 21,4b-9.

"En aquellos días, el pueblo estaba extenuado del camino, y habló contra Dios y contra Moisés: "¿Por qué nos has sacado de Egipto para morir en el desierto? No tenemos ni pan ni agua, y nos da náusea ese pan sin cuerpo." El Señor envió contra el pueblo serpientes venenosas, que los mordían, y murieron muchos israelitas. Entonces el pueblo acudió a Moisés, diciendo: "Hemos pecado hablando contra el Señor y contra ti; reza al Señor para que aparte de nosotros las serpientes." Moisés rezó al Señor por el pueblo, y el Señor le respondió: "Haz una serpiente venenosa y colócala en un estandarte: los mordidos de serpiente quedarán sanos al mirarla." Moisés hizo una serpiente de bronce y la colocó en un estandarte. Cuando una serpiente mordía a uno, él miraba a la serpiente de bronce y quedaba curado".

Salmo de hoy lunes.

Salmo 77(78):1-2,34-38.

"Nunca olvides las acciones del Señor." (R).

Prestad atención, pueblo mío, a mis enseñanzas; prestad atención a las palabras de mi boca. Abriré mi boca en una parábola y revelan lecciones ocultas del pasado. (R).

Cuando los mataba, ellos lo buscaban, regresa y búscalo en serio. Recordarían que Dios era su roca, Dios Altísimo su redentor. (R).

Pero las palabras que dijeron fueron meros halagos; le mintieron con sus labios. Porque sus corazones no estaban verdaderamente con él; no fueron fieles a su pacto. (R).

Sin embargo, el que está lleno de compasión les perdonó su pecado y los perdonó. A menudo, él contenía su ira, cuando podría haber despertado su rabia. (R).

Segunda Lectura de hoy.

Filipenses 2,6-11.

"Cristo, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el "Nombre-sobre-todo-nombre"; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo, y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre".

Aclamación del Evangelio de hoy.

"¡Aleluya, aleluya! Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos; porque con tu Santa Cruz has redimido al mundo ¡Aleluya!.".

Santo Evangelio de hoy - Juan 3,13-17.

Evangelio de hoy Lectura del Santo Evangelio de hoy lunes 14 de septiembre (La exaltación del Hijo del hombre en lo alto de la Cruz): En aquel tiempo, Jesús dijo a Nicodemo: "Nadie ha subido al cielo, sino el que descendió del cielo, el Hijo del hombre que está en el cielo. De la misma manera que Moisés levantó en alto la serpiente en el desierto, también es necesario que el Hijo del hombre sea levantado en alto, para que todos los que creen en Él tengan Vida eterna. Porque Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en Él no muera, sino que tenga Vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él." Palabra del Señor. 

Reflexión del Evangelio de hoy por el Papa Francisco.

"No hay un cristianismo sin la Cruz".

En la lectura del Evangelio de hoy, el Señor en el desierto ordena a Moisés que haga una serpiente y la ponga sobre un asta, y le dice que quien será mordido por las serpientes y la mirará permanecerá con vida.

Pero ¿qué es la serpiente?, La serpiente es el signo del pecado, como ya vemos en el Libro del Génesis cuando la serpiente sedujo a Eva, proponiéndole el pecado. Y Dios manda que se eleve el pecado como bandera de victoria. Lo que no se comprende bien si no entendemos lo que Jesús nos dice en el Evangelio. Jesús dice a los judíos: "Cuando habrán levantado al Hijo del hombre, sabrán que yo soy".

Por lo tanto, en el desierto se levantó el pecado, pero es un pecado que busca la salvación, porque cura ahí. Quien es elevado ahora es el Hijo del hombre, el verdadero Salvador, Jesucristo.

(...) El cristianismo es una persona, una persona elevada, en la Cruz, una persona que se anonadó a sí misma para salvarnos; se ha hecho pecado. Y así, como dice el Evangelio de hoy, como en el desierto fue elevado el pecado, aquí ha sido elevado Dios, hecho hombre y hecho pecado por nosotros. Y todos nuestros pecados estaban allí.

(...) No existe un cristianismo sin la Cruz y no existe una Cruz sin Jesucristo. El corazón de la salvación de Dios es su Hijo, que tomó sobre sí todos nuestros pecados, nuestras soberbias, nuestras seguridades, nuestras vanidades, nuestras ganas de llegar a ser como Dios.

Por esto, un cristiano que no sabe gloriarse en Cristo crucificado no ha entendido lo que significa ser cristiano. Nuestras llagas, esas que deja el pecado en nosotros, solo se curan con las llagas del Señor, con las llagas de Dios hecho hombre, humillado, aniquilado. "Y este es el misterio de la Cruz".

A través del Evangelio de hoy, sabemos que la Cruz no es un ornamento que nosotros debemos poner siempre en las iglesias, sobre el altar, allí. No es un símbolo que nos distingue de los demás.

La Cruz es el misterio, es el misterio del amor de Dios, que se humilla a sí mismo, se hace NADA, se hace pecado. ¿Dónde está tu pecado? "No lo sé, tengo tantos aquí". No, tu pecado está allí, en la Cruz. Ve a buscarlo ahí, en las llagas del Señor, tu pecado será curado, tus llagas serán curadas, tu pecado será perdonado.

El perdón que nos da Dios no es cancelar una cuenta que tenemos con Él: el perdón que nos da Dios son las llagas de su Hijo en la Cruz, elevado sobre la Cruz. (Homilía del Evangelio de hoy. Santa Marta, 08 de abril de 2014.)

Oración del día para el Evangelio de hoy.

Señor, Tú miras lo profundo de mi corazón y actúas con poder en mi vida, por eso la pongo en tus manos, para verme libre de temores y angustias. Sé que puedo contar con tu presencia y que me haces descubrir las manifestaciones de tu amor en las distintas situaciones que experimento. No hay nada más grande que tu Amor. Es por ello que quiero seguir abriendo mi corazón a tu Palabra y dejarme así conquistar por tu Verdad.

Oh mi Señor, quiero comprender ese misterio de amor del Padre, quien entregó a su único Hijo a una muerte de cruz, para que yo formara parte de las glorias del cielo. Todos mis esfuerzos, proyectos, éxitos y fracasos, cobran sentido cuando los miro a través de tu sacrificio de tu Santa Cruz, un sacrificio de vida y de amor.

Mi Dios, quiero nacer de nuevo en Ti, restaurar mis fuerzas con el poder de tu Cruz y confesar con mis labios y el corazón que Tú eres mi Dios y Señor. Quiero renunciar a mi vida de pecado y rechazar todo aquello que me invita a saborear los triunfos del mundo olvidándome de tu donación de amor. Te amo, amo tu Santa Cruz, la que me define y me lleva por la auténtica senda de un cristianismo firme y auténtico. Amén. (Extraído de nuestro devocional diario de la oración del día @copyright 2020 - Qriswell Quero)

Propósito del Evangelio de hoy.

Meditaré sobre mi vida de cristiano preguntándome: ¿Cómo hago para llevar la cruz de cada día? ¿Cómo llevar la cruz en el sufrimiento?

Frase de reflexión.

"Una familia iluminada por el Evangelio es una escuela de vida cristiana. Allí se aprende la fidelidad, la paciencia y el sacrificio." Papa Francisco.

Audio Evangelio de hoy 14 de septiembre.

Después de haber leído el texto de Evangelio del día, escucha ahora la reflexión correspondiente a la lectura del Santo Evangelio de hoy Juan 3,13-17, en audio. Palabra de Dios comentada para la vida diaria.

Pulsa en el ícono de Play para comenzar a escuchar la reflexión para el Evangelio de hoy lunes.

Índice de lecturas del día.

Intenciones para el día 14 de septiembre.

No hay nada más sanador que la Palabra de Dios. Al meditar el Evangelio del día con Juan 3,13-17, profundizas en tu relación personal con Dios. La oración del día expresa una petición de transformación. Pidamos por todas esas intenciones de oración para hoy lunes que quieres expresar. Escribe en los comentarios todo aquello que quieres que Dios pueda darte o sanarte a través de la lectura de su Palabra en el Evangelio de hoy 14 de septiembre, 2020. Paz y bien en tu vida.

Otros Evangelios del día.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Audio Evangelio: Fray Nelson Medina, O.P.
Contenido publicado en Píldoras de fe - No está permitido extraer contenido para publicar en redes sociales, plataformas digitales o tranferirlos a audios, videos o cualquier otro archivo multimedia para fines personales o comerciales. Se puede compartir usando los botones de compartir en redes sociales. Lea nuestro aviso: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD