Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Evangelio del día

Lectura del Santo Evangelio de hoy 11 septiembre 2020. Reflexión del Papa. Lucas 6,39-42. Lecturas del viernes. Palabra y oración del día

Evangelio de hoy - Lecturas del día viernes 11, septiembre 2020.

Lecturas para el Santo Evangelio de hoy 11 de septiembre, 2020. Reflexión sobre el Evangelio de Lucas 6,39-42 - Lecturas diarias y la oración del día para tu vida en el viernes de la semana 23 del tiempo ordinario.

Lectura del día viernes.

Fiesta del Virgen de Coromoto.

Primera Lectura para el Evangelio de hoy: Lectura del primer libro de Corintios 9:16-19,22-27.

"Hermanos: Si anuncio el Evangelio, no lo hago para gloriarme: al contrario, es para mí una necesidad imperiosa. ¡Ay de mí si no predicara el Evangelio! Si yo realizara esta tarea por iniciativa propia, merecería ser recompensado, pero si lo hago por necesidad, quiere decir que se me ha confiado una misión. ¿Cuál es entonces mi recompensa? Predicar gratuitamente la Buena Noticia, renunciando al derecho que esa Buena Noticia me confiere. En efecto, siendo libre, me hice esclavo de todos, para ganar al mayor número posible." "Me hice todo para todos, para ganar por lo menos a algunos, a cualquier precio. Y todo esto, por amor a la Buena Noticia, a fin de poder participar de sus bienes. ¿No saben que en el estadio todos corren, pero uno solo gana el premio? Corran, entonces, de manera que lo ganen. Los atletas se privan de todo, y lo hacen para obtener una corona que se marchita; nosotros, en cambio, por una corona incorruptible. Así, yo corro, pero no sin saber adónde; peleo, no como el que da golpes en el aire. Al contrario, castigo mi cuerpo y lo tengo sometido, no sea que, después de haber predicado a los demás, yo mismo quede descalificado."

Salmo de hoy viernes.

Salmo 83(84):3-6,12.

"Qué deseables son tus moradas, Señor de los ejércitos." (R).

Mi alma se consume y anhela los atrios del Señor, mi corazón y mi carne retozan por el Dios vivo. (R).

Hasta el gorrión ha encontrado una casa; la golondrina, un nido donde colocar sus polluelos: tus altares, Señor de los ejércitos, Rey mío y Dios mío. (R).

Dichosos los que viven en tu casa, alabándote siempre. Dichosos los que encuentran en ti su fuerza al preparar su peregrinación. (R).

Porque el Señor es sol y escudo, él da la gracia y la gloria; el Señor no niega sus bienes a los de conducta intachable. (R).

Aclamación del Evangelio de hoy.

"¡Aleluya, aleluya! ¡Alabado sea el Señor, Jerusalén! Él envía su palabra a la tierra. ¡Aleluya!." (Cfr. Salmo 147,12.15)

Santo Evangelio de hoy - Lucas 6,39-42.

Evangelio de hoy Lectura del Santo Evangelio de hoy viernes 11 de septiembre (La benevolencia para juzgar): "En aquel tiempo, Jesús hizo a sus discípulos esta comparación: "¿Puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en un pozo? El discípulo no es superior al maestro; cuando el discípulo llegue a ser perfecto, será como su maestro. ¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: "Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo", tú, que no ves la viga que tienes en el tuyo?. Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano." Palabra del Señor. 

Reflexión del Evangelio de hoy por el Papa Francisco.

"Murmurar contra otros es darle una bofetada al corazón"

En la lectura del Evangelio de hoy, Jesús pone en guardia a cuantos ven la paja en el ojo del hermano y no se dan cuenta de la viga que está en su propio ojo. El hermano que se equivoca, debe ser corregido con caridad.

1. Corregir con caridad.

No se puede corregir a una persona sin amor ni sin caridad. No se puede hacer una intervención quirúrgica sin anestesia: no se puede, porque el enfermo moriría de dolor. Y la caridad es como una anestesia que ayuda a recibir la cura y a aceptar la corrección. Llamarlo personalmente, con mansedumbre, con amor y hablarle.

2. Corregir con la verdad.

Es necesario hablar con la verdad, no decir algo que no es verdadero. Cuántas veces, en nuestras comunidades, se dicen cosas de otra persona, que no son verdaderas, son calumnias. O si son verdaderas, se quita la fama de aquella persona.

Las habladurías hieren; las habladurías son bofetadas contra la fama de una persona, son bofetadas contra el corazón de una persona. Ciertamente cuando te dicen la verdad no es lindo escucharla, pero si es dicha con caridad y con amor es más fácil aceptarla...

3. Corregir con humildad.

Si tú debes corregir un defecto pequeño ahí, ¡piensa que tú tienes tantos más grandes! La corrección fraterna es un acto para curar el cuerpo de la Iglesia...

Si tú no eres capaz de corregir con amor, con caridad, en la verdad y con humildad, tú harás una ofensa, una destrucción al corazón de esa persona, tú harás una habladuría más, que hiere, y tú te transformarás en un ciego hipócrita, como dice Jesús. "Hipócrita, quita primero la viga de tu ojo". Hipócrita.

Reconoce que tú eres más pecador que el otro, pero que tú, como hermano, debes ayudar a corregir al otro.

Que el Señor nos ayude en este servicio fraterno, tan bello y tanto doloroso, de ayudar a los hermanos y a las hermanas a ser mejores y que nos ayude a hacerlo siempre con caridad, en la verdad y con humildad. (Homilía del Evangelio de hoy. Santa Marta, 12 de septiembre de 2014.)

Oración del día para el Evangelio de hoy.

Jesús de mi vida, todos los momentos, desde que el sol nace en el horizonte hasta el ocaso y nuevamente hasta que vuelve a despuntar el alba, mi alma se inclina hacia Ti para sentirme protegido y amado. Quisiera que hoy me dieras la fuerza para no sucumbir ante las distintas manifestaciones del mal, para mantener el corazón resguardado en tu amor y rechazar todo aquello que intenta destruirme y dañarme. En mi corazón deseo que puedan reinar eternamente los preceptos de tu amor, para que mis pies solo puedan moverse en una dirección: hacia la bandera de tu verdad, la humildad y la compasión.

Oh Señor, ayúdame a imitar tus virtudes en espíritu y verdad, convertirme en un verdadero cristiano, compasivo, sin juzgar ni condenar, que siempre corrige con amor, sin que mi boca pronuncie palabras dolorosas que ofendan a los demás. No permitas que caiga en la tentación de las críticas y las murmuraciones. Líbrame de las habladurías, porque reconozco que yo también me equivoco y puedo caer en ese engañoso hábito que puede ser tan destructivo. Enséñame a ver en los demás lo mejor de cada uno.

Mi Dios, Mi Señor, aparta de mí todo sentimiento negativo y venenoso que pueda acarrear algún daño emocional. Asísteme con la fuerza del Espíritu Santo para que todo lo que diga se ampare bajo su luz. Toca mi corazón, Dios de vida y de perdón, para que siempre esté dispuesto a amar sin prejuicios. Ven y pasa tu mano sanadora sobre mí y limpia las heridas de mis malas acciones. Confío en tu bendición, en tu poder universal que puede transformar los sentimientos más destructivos en talentos y bendiciones para todos. Amén. (Extraído de nuestro devocional diario de la oración del día @copyright 2020 - Qriswell Quero)

Propósito del Evangelio de hoy.

Analizaré mis propios defectos y trazaré un plan para combatirlos con las virtudes de la caridad. Buscar alejar la depresión y tristeza de tu vida.

Frase de reflexión.

"Amar a todos, incluidos los enemigos, es difícil -¡diría que es un arte! Pero es un arte que se puede aprender y mejorar. El amor verdadero, que nos hace fecundos y libres, es siempre expansivo e inclusivo. Este amor cura, sana y hace bien." Papa Francisco.

Audio Evangelio de hoy 11 de septiembre.

Después de haber leído el texto de Evangelio del día, escucha ahora la reflexión correspondiente a la lectura del Santo Evangelio de hoy Lucas 6,39-42, en audio. Palabra de Dios comentada para la vida diaria.

Pulsa en el ícono de Play para comenzar a escuchar la reflexión para el Evangelio de hoy viernes.

Índice de lecturas del día.

Intenciones para el día 11 de septiembre.

No hay nada más sanador que la Palabra de Dios. Al meditar el Evangelio del día con Lucas 6,39-42, profundizas en tu relación personal con Dios. La oración del día expresa una petición de transformación. Pidamos por todas esas intenciones de oración para hoy viernes que quieres expresar. Escribe en los comentarios todo aquello que quieres que Dios pueda darte o sanarte a través de la lectura de su Palabra en el Evangelio de hoy 11 de septiembre, 2020. Paz y bien en tu vida.

Otros Evangelios del día.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Audio Evangelio: Fray Nelson Medina, O.P.

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Contenido publicado originalmente en Píldoras de fe - Si está pensando en copiarlo en otro website, solicite autorización. No está permitido extraer oraciones para publicar en redes sociales, plataformas digitales o tranferirlos a audios, videos o cualquier otro archivo multimedia. Lea nuestro aviso legal: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD