Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario, además de mejorar la velocidad y la seguridad del sitio durante su visita. Estas cookies se utilizan para adaptar el contenido de la web a las preferencias del Usuario del Servicio y optimizar el uso del sitio, las cuales permiten que el dispositivo reconozca al usuario y muestre adecuadamente el servicio ofrecido, adaptada a sus necesidades individuales. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento haciendo clic en "Configuración" o en nuestra Política de Cookies en este sitio web. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día
Boletín diario del Evangelio de hoy por email

San Nicolás Owen fue un jesuita albañil que hizo escondites para sacerdotes perseguidos y disimulaba trabajando abiertamente como carpintero. Biografía

San Nicolás Owen: Protector de Sacerdotes perseguidos por su fe.

San Nicolás Owen (Conocido familiarmente como "Pequeño Juan", o Nicolás) fue un hermano laico jesuita que además de ser artesano y albañil, fue el principal constructor de escondites y refugios para sacerdotes y hermanos católicos perseguidos durante los reinados de la reina Isabel I y Jacobo I de Inglaterra. Era pequeño de estatura, pero grande en la estima de sus compañeros jesuitas. Después de su detención final, fue torturado hasta muerte por las autoridades de la prisión en la Torre de Londres. Nicolás Owen es honrado como mártir. Fue canonizado por el Papa Pablo VI en 1970.

 

Fiesta: 22 de marzo.

 

 

Martirologio romano: En Londres, en Inglaterra, san Nicolás Owen, religioso perteneciente a la Compañía de Jesús y mártir, que durante muchos años estableció escondites para reparo de sacerdotes, por lo cual, bajo el rey Jacobo I, fue encarcelado y cruelmente torturado en el potro hasta exhalar el espíritu, habiendo confesado gloriosamente a Cristo Señor (1606).

Biografía de San Nicolás Owen.

San Nicolás Owen (fecha de nacimiento incierta, 1606) fue un hermano jesuita, gran albañil y carpintero, que con su oficio pudo proporcionar a sacerdotes y laicos católicos, escondites y refugios durante las persecuciones, logrando así evitar la captura de muchos de ellos en medio de los registros más minuciosos.

El hermano San Nicolás Owen fue hijo de un carpintero y hermano de dos sacerdotes, Owen había trabajado como criado del Padre Edmund Campion, y había sido arrestado brevemente en 1582 al defender la inocencia de este. Después comenzó a trabajar con el Padre Henry Garnet, superior de la misión.

 

San Nicolás Owen, Hermano laico mártir por ayudar a los sacerdotes

El ingenioso Nicolás Owen.

San Nicolás Owen era muy ingenioso para crear escondites para los sacerdotes. Él lograba disimular estas actividades, trabajando abiertamente como carpintero durante el día y haciendo los escondites solo de noche. Así, los sirvientes de la casa desconocían su actividad verdadera, y solo él y el dueño de la casa sabían dónde había construido un escondite perforando paredes de piedra o excavando en la tierra. Su habilidad como albañil fue utilizada para el bien.

Alguno de esos lugares eran lo suficientemente grandes como para albergar de seis a diez personas; otros escondían en su interior otro cuarto secreto para despistar el olfato de los caza-sacerdotes.

Era un trabajo duro para hacer sin ayuda, y a veces le costaba diversas lesiones. A San Nicolás Owen lo detuvieron por breve tiempo en 1594, cuando fue descubierto con el Padre Gerard, pero la policía no se había dado cuenta de que tenían en su poder al cerebro que construía los escondites. Lo dejaron en libertad, y él volvió inmediatamente a su trabajo.

La comunidad jesuita.

El Padre Garnet escribió una carta en 1588 en la que expresaba la esperanza de que su carpintero entrase alguna vez en la Compañía. Como no se mencionaban nombres, no es seguro que se tratase de San Nicolás Owen, que no llegó a hacer nunca un noviciado en regla.

No conocemos la fecha de su entrada en la Compañía. Sin embargo, tenemos muy claro cómo fueron sus últimos momentos. Había acompañado a Garnert hasta Hinlip Hall, cerca de Worcester, buscando un lugar donde quedarse durante la crisis provocada por la Conspiración de la Pólvora para volar el Parlamento. Se acusaba a los jesuitas del complot a pesar de que ya habían sido detenidos los conspiradores.

Garner y San Nicolás, Owen se encontraron con el Padre Edward Oldcorne y el H. Ralph Ashley; Los cuatro se metieron en escondites de Hilip Hall, los dos sacerdotes en un lugar y los dos hermanos en otro.

Martirio de San Nicolás Owen.

El sheriff estuvo varios días registrando la casa sin encontrar a los jesuitas, hasta que el hambre y la sed obligaron a los hermanos a salir de su escondite. Intentaron fingir que ellos eran los sacerdotes, pero no pudieron engañar a los policías, que dieron con una docena de escondites antes de capturar finalmente a los dos sacerdotes. Llevaron a los jesuitas a Londres. A San Nicolás Owen lo pusieron en la prisión de Marshalsea antes de trasladarlo a la Torre para someterlo a tortura.

Los siervos del rey advirtieron en seguida que tenían en sus manos al único que conocía donde se encontraban los lugares donde se escondían y donde vivían los sacerdotes de todo el reino. Todos los captores estaban deseosos por descubrir la infraestructura católica, pero San Nicolás Owen deseaba aún con mayor fuerza no traicionar a aquellos que le había costado tanto tiempo esconder y proteger.

Torturaron a San Nicolás Owen en el potro, cuatro horas al día durante varios días seguidos, sin que hablara. En su frustración, los verdugos le añadieron peso a los pies, pero superaron el límite.

El día 1 de marzo su abdomen se abrió y se le salieron los intestinos. San Nicolás Owen resistió aún un largo día antes de morir en las primeras horas del 2 de marzo. El verdugo jefe trató de tapar lo que había hecho, excesivo aún para aquel tiempo, diciendo que el jesuita se había suicidado. Inteligente y trabajador a lo largo de su vida, San Nicolás Owen se mantuvo valeroso y fiel en la muerte.

Reflexión sobre Nicolás Owen.

Este pequeño Juan, San Nicolás Owen fue un habilidoso constructor y arquitecto. Utilizó con inteligencia los dones, talentos y habilidades que Dios le concedió para proteger a los sacerdotes que se encontraban peligro de muerte debido a la persecución religiosa. Sin su ayuda, cientos de católicos ingleses se habrían visto privados de los sacramentos. Su don para descubrir lugares remotos para esconder a los sacerdotes era impresionante, pero más impresionante era su costumbre de buscar apoyo para su trabajo en la oración y la Eucaristía. Pidamos a Dios seguir el ejemplo de San Nicolás Owen, y también seamos utilicemos nuestros talentos en pro del beneficio de todos y que, además, nos convirtamos en fieles protectores de los siervos de Dios.

Oración a San Nicolás Owen.

San Nicolás Owen, tú naciste de un modesto carpintero y una piadosa familia católica. Dos de tus hermanos mayores se hicieron sacerdotes y tú te convertiste en carpintero y luego decidiste ser un jesuita laico secreto. Construiste túneles secretos en casas católicas por toda Inglaterra para esconder a los sacerdotes de las persecuciones. Fuiste atrapado cuando descubrieron tus hazañas. Arrestado, torturado y martirizado sin revelar ningún nombre católico. Tú rezaste y te confiaste ante el Santísimo Sacramento antes de que empezaras a trabajar en la construcción de cualquiera de tus túneles para sacerdotes. Concédenos que podamos encomendarnos humildemente a Dios antes de comenzar cualquier tarea. San Nicolás, intercede por nosotros, para que, si nos arrestaran como cristianos hoy en día, mantengamos esa fe y ese silencio por revelar a los hijos de Dios. San Nicolás, tú valientemente soportaste atroces torturas; reza para que podamos mostrar el tipo de valentía que tuviste al defender nuestra fe y a nuestros sacerdotes. Amén. San Nicolás Owen, ruega por nosotros.

Santos de la semana

Adaptación, contenido agregado y edición: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información extraída de: La Curia de los Jesuitas en Roma
Biografía de Santos - Celebraciones y Fiestas de la Iglesia

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, Venezolano, esposo y padre de familia, servidor, ingeniero y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para cualquier otra información: Términos legales - Pildorasdefe.net
Boletín diario del Evangelio de hoy por email
Apoya esta misión


Si crees que este apostolado ha sido de bendición para tu vida, y si está en tus posibilidades hacer una ofrenda voluntaria, de modo que sigamos llevando de forma gratuita esta buena obra, puedes hacerla a continuación.

Recursos de Utilidad