Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra poltica de privacidad
     

TESTIMONIOS

-

TESTIMONIOS

-

EXPERIENCIA

-

TESTIMONIO

Mi conversin a la fe catlica: Cmo fue que dej mi mega iglesia protestante

 
 
   
 
 
 

Ulf Ekman fue pastor y fundador de la mega iglesia La Palabra de la Vida en Suecia, y esta es la historia de su conversin a la fe catlica

 

Caus algo ms que un revuelo cuando le inform a la congregacin de la mega iglesia protestante a la cual serv como pastor desde que la fund hace 30 aos que mi esposa y yo tenamos la intencin de convertirnos en catlicos.

Provoc un verdadero alboroto en mi pas, Suecia, que sigue siendo abrumadoramente protestante.

El perodo de ese da, 9 de marzo, hasta el 21 de mayo, cuando fuimos recibidos en la Iglesia Catlica, estuvo marcado por la discusin y el debate. Tengo carpetas llenas de artculos, comentarios y reacciones que aparecieron en los medios tradicionales y en Internet.

Nuestra conviccin de que necesitbamos convertirnos en catlicos creci lentamente, durante varios aos, pero la decisin real de dar este paso lleg con bastante retraso. Nuestra gran pregunta era:

"Cmo deberamos comunicar este cambio?"

Realmente no podra hacerse durante un perodo de tiempo muy largo, nada de paso a paso. Eso habra causado ms especulacin y confusin, nacional e internacional, en nuestra gran red de iglesias.

Durante los dos ltimos aos, nuestros amigos y compaeros de trabajo se dieron cuenta de que cada vez nos atraa ms la teologa catlica, la moral, la liturgia y la cultura. Pocos de ellos, sin embargo, percibieron que realmente daramos el paso y nos convertiramos.

En los meses y semanas antes de que anunciramos nuestra decisin, involucramos a la junta de la iglesia y a otros colegas para estar preparados para ayudarnos en el proceso de comunicar esta noticia a la congregacin.

En la forma en cmo miro hacia atrs, no puedo ver ninguna otra manera en la que pudimos haber hecho esto.

Mucha crtica, dolor y rechazo.

Los pastores de Word of Life hicieron un excelente trabajo, ayudando a los miembros a comenzar a procesar lo que haba sucedido y sus diferentes consecuencias. Tambin tuvieron que tratar de responder a una serie de preguntas sobre la fe catlica.

Sin embargo, haba muchos factores involucrados: La crtica, as como el dolor y los sentimientos de prdida y rechazo.

Cmo podra dejar, siendo yo un pastor, a mi rebao? No los traicion yo y mi propio llamado? No los consideraba cristianos? Es todo lo que ense antes malo ahora?

Algunos se preguntaban cmo yo, que pareca estar tan firme durante tantos aos, podra caer enengao y mentira tan descaradamente. Nos lanzaron acusaciones desde todos los puntos de vista posibles, tambin las emociones de los creyentes se salieron de control. Algunos todava nos acusan.

Sin embargo, haba muchos en la congregacin que realmente entendan. Estaban agradecidos de que un nuevo pastor estuviera en el lugar por ms de un ao. Estos miembros respetaron nuestra decisin y entendieron que estaba basada en lo que percibimos como un llamado de Dios.

No fuimos engaados, sino guiados por Dios en este asunto, aunque no entendieran por qu o cmo. Recibimos muchas cartas alentadoras tanto de protestantes como de catlicos.

Ser catlico es creer como catlico.

Tambin nos encontramos con un enfoque interesante y algo postmoderno de algunos. Ellos estaban listos para aceptar que Dios poda llamarnos a la Iglesia Catlica, pero no podan aceptar las doctrinas de la Iglesia. Un predicador lo expres de esta manera:

"Bien, te hiciste catlico, pero de seguro no crees lo que ellos creen, verdad?"

Hablaban como si pudiera hacer elegir realmente. Cuando respond que crea todo lo que la Iglesia Catlica cree y ensea, les pareci muy extrao a muchos de mis amigos protestantes. Para ellos era difcil comprender que ser catlico realmente significa creer como catlico, incluso para m.

Para nosotros, la verdad es lo que importa. Siempre hemos credo en la Palabra de Dios y que hay una verdad absoluta, revelada por Dios. Ahora, ms y ms, habamos llegado a ver que hay una Iglesia histrica concreta fundada por Cristo, y un tesoro, un depsito de fe objetiva y viva.

Esto nos atrajo hacia la Iglesia Catlica. Si creemos que la plenitud de la verdad est incrustada en la Iglesia Catlica y sostenida por ella, entonces no tuvimos ms remedio que unirnos plenamente a esta Iglesia.

Cuando finalmente lleg el momento de ser recibidos en la Iglesia, nos sentimos ms que preparados, ansiosos de dejar la tierra de nadie. Tena la sensacin de que llegbamos a ser lo que realmente siempre fuimos en el interior. Al fin, el anhelo de la participacin en la gracia sacramental lleg.

Ser evanglico no es suficiente.

Hemos tratado de explicar a nuestros amigos que no estamos rechazando lo que Dios nos dio en nuestro ambiente evanglico y carismtico, pero, como dice el refrn:

"Ser evanglico no es suficiente".

No hay nada de malo con su amor a la escritura, el mantenimiento de las verdades bsicas del Evangelio y su fervorosa evangelizacin. Todo esto es necesario, pero no es suficiente.

La vida carismtica, con su nfasis en el poder y la direccin del Espritu Santo, es necesaria, y es un don asombroso. Pero no puede ser vivida en su totalidad en un ambiente cismtico y excesivamente individualista.

La comprensin de esto nos abri a la realizacin de la necesidad de la Iglesia en su plenitud, con su rica vida sacramental.

La Iglesia Catlica nos levanta.

As que no rechazamos nuestros antecedentes y las ricas experiencias ministeriales que hemos tenido durante los muchos aos como fundadores y lderes de la Palabra de Vida.

Estamos eternamente agradecidos con el Seor, por todo lo que l ha hecho. Pero estamos inmensamente felices y agradecidos de que ahora comprendamos que realmente necesitamos a la Iglesia Catlica en nuestra vida y en servicio al Seor.

As que ahora, comenzando este viaje, en el cual hay mucho que explorar. Ahora que todos nuestros deberes, obligaciones y posiciones anteriores han desaparecido, podemos, por lo menos por ahora, vivir a un ritmo que permita una vida ms reflexiva.

Nos hemos acostumbrado a mantener constantemente el ministerio, nuestra iglesia. Ahora la Iglesia nos levanta. Los sacramentos se han convertido en una realidad tangible en nuestras vidas y nos sostienen de una manera concreta. Algo, la gracia, estoy seguro, est aqu de una manera que no estaba antes.

Una brisa fresca est soplando a travs de nuestras vidas. Esperamos explorar e identificar plenamente todo de lo que ahora somos parte. Es muy emocionante vivir plenamente para Jesucristo en la Iglesia Catlica.

 
 
Adaptacin y traduccin por Mariel Parra, del artculo publicado en: Catholic News Service, autor: Catholic News Service

pildorasdefe woman mujer silueta logo firmaMariel Parra, Tengo siempre presente al Seor: l est a mi lado, nunca vacilar. Por eso mi corazn se alegra, se regocijan mis entraas y todo mi ser descansa seguro (Salmo 16,8-9)

 
Te gust lo que leste? Comprtelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp   
 

Artculos de inters

 
 
san juan pablo ii virgen maria asuncion al cielo
 
hombre triste deprimdio con las manos en su rostro de angustia preocupacion
 
papa francisco saluda desde la plaza de san pedro vaticano dia soleado
 
verdades sobre el matrimonio que nunca cambian
 
asuncion de la santisima virgen maria al cielo
 
 
san cayetano sostniendo al nino jesus en sus brazos novena por un empleo
 
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco fondo amarillo claro proteger la vida victimas de guerra
 
- Lo ms ledo -
 

Solemnidad de la Asuncin de la Virgen Mara al Cielo

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Santa Rosa de Lima. Patrona de Amrica, Per y Filipinas. La ms bella Rosa

La poderosa oracin que est transformando los matrimonios

San Roque. Enfermero y mstico. Patrono de los perros y contra las enfermedades

Mara, Reina del Universo, vencer al terrorismo. Oracin contra el terrorismo