Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

Testimonios / Testimonios

El Padre Pío y su poderosa relación con el Ángel de la Guarda

 
 
   
 
 
 

Muchas personas estaban convencidas de que el Padre Pío lo sabía todo y que su Ángel de la guarda lo mantenía informado y actualizado

 

Todas las personas que vivían en los alrededores de San Giovanni Rotondo, llegaron a convencerse de que el Padre Pío lo sabía todo y que su Ángel de la guarda lo mantenía informado y actualizado de lo que necesitaba saber.

Sin lugar a dudas, en la vida de este humilde Fraile, hubo muchas intervenciones especiales de su Ángel de la Guarda, tal como lo veremos a continuación

Los mensajes por los aires

Cuando al Padre Pío le prohibieron comunicarse por carta con sus penitentes, varias personas le preguntaban: "y ahora qué hacemos para hacerle llegar nuestros mensajes", a lo que él santo respondía:

"Mándenlos por medio del Ángel de la Guarda"

Una devota muy piadosa, tomó esta recomendación del Santo al pie de la letra y en una oportunidad, al ver que ella no podría llegar a tiempo a la Santa Misa del Padre (que por lo general eran de madrugadas), pronunció una oración a su ángel de la guarda, diciéndole:

"Por favor, dígale al Padre Pío que me espere unos minutos, y en se señal de que si me hizo este favor, escóndale el solideo o gorro que se pone en la cabeza para el frío".

Aquella madrugada el padrecito demoró más que de costumbre para salir a celebrar y no salió mientras no llegaba la señora del mensaje.

Después de la Santa Misa, el Padre Pío buscaba algo que se le había perdido, y la señora del mensaje se le acerca y le pregunta: ¿qué busca padre?, y el Padre Pío le respondió: "Busco mi solideo y no lo encuentro", hasta que al fin lo encontró dentro de su mismo hábito.

Mensajes puntuales

Varias personas le preguntaba al Padre Pío:

"Padre, ¿ha recibido el mensajes que le enviamos por medio de su Ángel?"

Y el Padre pío respondió:

"¡Claro que sí!, ¿o es que se imaginan que el Ángel es tan perezoso y olvidadizo como ustedes?".

Mensajes de disgustos

Raquelina Russo, fue al convento a hacerle una consulta al Padre Pío, y este le mandó a decir que no podía ni quería recibirla ese día. Ella se regresó furiosa a su casa y le dijo al Ángel de la Guarda:

"Por favor, dígale al Padre Pío que estoy muy disgustada por esa manera tan maleducada con la que me ha recibido. Que por el disgusto no comulgaré mañana"

Al poco rato llegó una persona a casa de Raquelina con un mensaje del Padre Pío que decía: "¡Que mañana entonces no comulgue!"... Ella quedó petrificada.

Al día siguiente fue al convento y al encontrarse con el Padre Pío, este le dijo:

- "¿Con que se vale del Ángel de la Guarda como si él fuese un mandadero suyo para enviarme regaños y desahogar rabietas?...

- La Señora, toda confundida, le respondió: "Padre, ¿pero es que ha venido el Ángel a traerle mis mensajes?"...

- "Claro que sí, pero afortunadamente él no es tan malgeniado como usted", respondió el Padre Pío

Ángeles traduciendo cartas

Al Padre Pío le llegaban muchas cartas en francés, griego y en alemán y él sin saber nada de estos idiomas, las entendía.

Alguien le preguntó como hacía, a lo que el Santo Fraile le respondió con naturalidad y una sonrisa muy amable: "El Ángel de la Guarda me las traduce"

El Ángel de la Guarda muy a menudo, también ayudaba al Padre Pío en sus luchas contra el Demonio. En la carta del Padre Pío a su padre espiritual podemos leer lo siguiente:

"Con la ayuda de mi ángel de la guarda fui capaz de leer la carta que me enviaste. Mi ángel de la guarda me dio el consejo de poner un poco de agua bendita en el sobre antes de abrirlo. El demonio quiere derrotarme pero será aplastado. Mi ángel de la guarda me asegura que el Reino de Dios está con nosotros... " (Ef 1, p. 321)

Y usted, ¿se mantiene en comunicación con su ángel de la guarda con frecuencia?, ¿le reza, le pide su protección y sobre todo le pide sabiduría para obrar bien en su vida?

 
 
Transcripción y adaptación por Qriswell Quero, del libro 0 publicado en: El Padre Pío de las 5 heridas de Cristo, autor: Padre Eliécer Salesman

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 
 
 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 
 

Artículos de interés

 
 
imagen de la virgen de guadalupe san juan diego tilma de guadalupe radiografia blanco negro
 
virgen de guadalupe misterio figuras en los ojos
 
papa francisco mirando hacia abajo misa vaticano
 
matrimonio pareja jombre mujer felices y pareja triste
 
virgen de guadalupe estatua con flores alrededor
 
 
mujer con manos unidas en oracion orando imagen virgen de guadalupe estatua
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco mirando pensando haci abajo
 
- Lo más leído -
 

Una asombrosa historia de terror atada al poder del Santo Rosario

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

9 consejos para ir a Misa con los hijos y enseñarles su gran valor

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Por qué el demonio odia tanto a María y por qué tú deberías amarla

Una oración especial para sanar mi relación con María