Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Matrimonio y noviazgo

Hay cosas que, si las hubiese entendido completamente, la crisis en la que estaba nuestro matrimonio, pudo haberse evitado

Sucede todo el tiempo. Mi esposa y yo escuchamos cosas sobre nuestro matrimonio que nos hace sonreír. Cosas como: "¡Te ves tan feliz!" "Ustedes actúan como recién casados" "No se puede relacionar con lo que estoy pasando, porque su matrimonio es tan bueno." "Ustedes dos ¡nunca pelean!"... No sonreímos porque estas cosas nos hacían felices, sino porque muy pocas personas conocen nuestra verdadera historia. Y todo el mundo la tiene, incluyéndonos.

No ha pasado ya algún tiempo en que Consuelo y yo estábamos a punto de divorciarnos. Las cosas no estaban bien y nuestro matrimonio estaba en crisis. Yo no escribo o digo estas palabras a la ligera. Estábamos en el punto de no retorno, o por lo menos, era lo que pensábamos en aquel entonces. Nos reunimos con los algunos sacerdotes y consejeros para que intentaran restaurar lo que una vez tuvimos. Trabajamos muchas cosas dolorosas en nuestro ámbito personal

Al reflexionar de nuevo en ese momento en mi vida, hay algunas cosas que, si las hubiese entendido completamente, la crisis en la que estábamos, pudo haberse evitado. Aquí están cinco de ellas:

1) No existe un plan B

Mi matrimonio es para toda la vida y sólo termina en la muerte. Suena un poco tétrico, pero es verdad. Cuando tomé los votos para amar a mi esposa para toda la vida, me comprometí a hacer que funcionara sin importar lo que sucediese.

Mi mentalidad en aquel entonces dejaba algunas opciones abiertas. Si estar casado no funcionaba, o si estando con Consuela no duraba, o si ella no me hacía feliz, yo quería asegurarme de que tenía una salida, o peor, otra opción.

Pero, en el matrimonio no existe un plan B. El plan B, de dejar la puerta abierta a otras opciones, me impedía entregarme totalmente a mi esposa y a nuestro matrimonio

2) El matrimonio no es sobre mi felicidad

Muchas parejas cometen este error. Y usted lo oye todo el tiempo. Y yo creía que en el año 2000, cuando entramos por el pasillo juntos, consuela sería mi esposa y debía hacerme feliz. Eso es lo que hacen las esposas. Y, si no me hace feliz, entonces, con el tiempo, encontraré a alguien que lo haga.

La verdad es que el matrimonio se trata mucho más que mi felicidad. Y, ella no puede llevar la carga de mi felicidad. La felicidad es subjetiva y relativa y como hombre, mi definición de la felicidad cambiaba tanto que no había manera de que ella pudiese mantenerse al día con todas mis demandas.

El matrimonio es sobre el amor y el respeto mutuo y honrar a Dios por medio de nuestra fidelidad. No se trata de mi felicidad.

3) La comunicación es más eficaz que el silencio

Yo soy una persona introvertida y también el típico hombre estereotipado. Por lo tanto, hablar de mis sentimientos es algo muy extraño e incómodo para mí, como volar un avión. Mi defecto era que cuando algo molestaba mucho me callaba y buscaba la soledad. Y llega un momento en que esos sentimientos se vuelven tan reprimidos que empezaba a buscar formas poco saludables para canalizar mi ira, depresión, deseos sexuales, etc., etc.

Lo que me he dado cuenta es que nadie me ama y se preocupa por mí y nadie puede atenderme como lo hace mi esposa Consuela. Yo puedo estar seguro de que ella se encargará de mis inseguridades y emociones con bastante delicadeza. Y, si estoy molesto con ella, ella es la única persona que puede arreglarlo - ¿por qué no compartir esos momentos con ella?

4) Servirle o ayudarle a ella me beneficia

Yo siempre recomiendo el libro de "los 5 lenguajes del amor", para aquellos que se van a casar o a algunos de los que ya están casados. Cambió la forma en que veía la relación con mi esposa. Como es natural, tratamos de amar a los demás como queremos ser amado, y si ese no es su lenguaje de amor, los esfuerzos entonces llegarán a ser algo sin sentido

Aunque servirle a mi esposa es algo que debo y tengo que hacer para tener un matrimonio feliz y saludable, encontré un fenómeno interesante: "cuando le sirvo, le ayudo en algo, en realidad me beneficia a mí. No me malinterpreten, debemos servir no por recibir algo a cambio, pero, es realmente muy bueno que podamos conseguir algo a cambio cuando servimos a nuestros cónyuges. Me parece que cuando yo le ayudo, por ejemplo, a vaciar el lavaplatos, eso llena su "tanque de amor" hasta el punto en que ella luego, sientes deseos de hacer lo mismo por mí. Bastante bien, ¿eh?

5) Los conflictos no son un signo de disfunción.

En cualquier relación, trabajo, familia, amistad, etc, van a haber conflictos. Es normal y hay que aceptarlo. Por alguna razón, muchos de nosotros colocamos el matrimonio en una categoría diferente. Creemos que si nos estamos peleando o discutiendo, debe haber algo muy malo en nuestro matrimonio. Inmediatamente nos saltamos a la conclusión de que nuestro matrimonio es disfuncional o está dañado de alguna manera. Y, cuando pensamos que nuestro matrimonio es disfuncional, comenzamos a pensar nuevamente en el plan B, dejamos de comunicarnos, y dejamos de servir y ayudarnos. Pero, las discusiones y los conflictos en el matrimonio es algo completamente normal. Es la manera en que elegimos enfrentar las discusiones a través tiempo, la que determina qué tan saludable o dañado está nuestro matrimonio

He llegado a la conclusión de que viendo los concflictos como algo normal me ayudó mucho a no aferrarme a mis faltas, a decir que "lo siento" mucho más rápido, y a trabajar duro en resolver el conflicto tan pronto como suceda

Ahora usted puede adivinar que, probablemente por lo que escribí a principios de este post y los comentarios que recibimos regularmente, Consuela y yo tenemos un matrimonio increíble en estos momentos. Es mucho mejor de lo que era. Incluso mejor de lo que era el día en que nos casamos! Sobre todo ahora que sé que estas cinco cosas sobre el matrimonio.

¿Cuáles son las cosas qué hubieses deseado saber antes de casarte? Te invitamos a dejar tus comentarios al respecto

-
Traducido y adaptado al español por PildorasdeFe.net

5 Things I Wish I Knew About Marriage BEFORE I Got Married | Tim Parsons, timandconsuela.com

.
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD