Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra poltica de privacidad
     

FAMILIA

-

FAMILIA

-

FAMILIAR

-

FAMILIAS

El ms grande error que muchas mujeres jvenes cometen hoy en da

 
 
   
 
 
 

Mantente deseosa de abrazar la voluntad de Dios. Pdele que abra tus ojos para ver lo que l tiene para ti y no cometas el ms grande error

 

Cuando estaba en secundaria, tuve mi primer gran desilusin. l era alto, piel bronceada y unos cabellos rubios rizados de ensueo. Mantuve mi inters en l hasta que recib una invitacin a su fiesta de cumpleaos nmero trece.

Honestamente no poda creer que me haba invitado. En realidad nunca habamos hablado y, ciertamente, yo no era el tipo de chicas con las que a l le gustaba coquetear. As que al llegar a mi casa, supliqu a mi mam que me dejara ir a esa fiesta. Era una de mis primeras fiestas donde iran chicos y chicas. Y yo haba sido invitada! Me sent tan afortunada cuando mi mam me dio permiso.

Estaba muy nerviosa. Quera que mi ropa y mi cabello estuvieran perfectos. Quera que l lo notara y que quisiera platicar conmigo. Era cursi, lo s, pero estaba en secundaria, el clmax de la locura.

De camino a la fiesta no pronunci una sola palabra. Mi mam me pregunt que si todo estaba bien, le dije que estaba nerviosa y lo que me causaba este chico. Ella sonri y me dijo que me divirtiera y que disfrutara con mis amistades. As que decid hacerlo.

Al subir los escalones, llam a la puerta y me abri su mam. Ella me dio la bienvenida y me llev a donde estaban todos los chicos. Era la tpica fiesta de los noventas, donde haba pizza, msica y se vea a todos bailando el "break dance" de M.C. Hammer. La verdad es que me estaba divirtiendo bastante hasta que el festejado sugiri hacer el juego de "girar la botella".

Si no ests familiarizada con este juego, te lo explico, se hacen dos crculos, uno de chicos y otro de chicas, un chico gira la botella en medio del crculo de las chicas y la que es sealada por la botella, es besada por el chico. Era una cosa bastante loca para una chica de secundaria. Estaba tan asustada como emocionada por este juego.

Cuando me sent, pens en qu hara si me tocara besar a alguno de los chicos "corpulentos" correra? Le dira que no? O qu tal si tuviera que besar a alguien que fuera atractivo?

Mientras estaba entretenida con estas ideas, el chico del cumpleaos lleg a nuestro crculo y gir la botella.

"Respira Ashley. Solo respira" era todo lo que poda pensar. "Probablemente no sea a mi" me deca a m misma mientras la botella giraba y giraba

Entonces sucedi lo inesperado..!!!

Cuando la botella empez a detenerse, vi que me iba a sealar directito a m.

"Oh Dios Mo..."

Mi corazn lati a mil por hora mientras l caminaba hacia m. Cerca, ms cerca, y ms cerca. Todos los chicos gritaban "oooooohhh, aaaaaaaahhhhh" y pens que me estaba riendo de nervios y cerr los ojos para prepararme al gran beso. Ese beso era una locura, pero realmente deseaba esa experiencia, despus de todo, ese chico me encantaba. Esper con mis ojos bien cerrados, hasta. Nada. No sucedi nada.

Empec a escuchar que todos se rean, y cuando abr los ojos pude ver que ese chico mova su cabeza de un lado a otro diciendo:

"No, no quiero besarla. Paso"

Estaba aterrorizada. Las risas golpeaban mis odos. Reaccion como si "yo tampoco quiero besarte". Pero por dentro estaba totalmente avergonzada y con el corazn apachurrado.

Un bombardeo de pensamientos.

Cmo pudo hacerme esto? No despreci a ninguna otra chica por qu a m s? Deseaba con todas mis fuerzas que esta fiesta se terminara.

Cuando mi mam me recogi, mis ojos se llenaron de lgrimas. Ni siquiera poda hablar. Ya cuando me consol pude decirle lo que haba pasado.

"Mam, por qu razn no le gusto? Qu tengo mal? Por qu no me quiso besar? Qu tengo que hacer para gustarle?"

Todo esto le preguntaba a mi mam, que probablemente estaba desilusionada porque su hija preadolescente haba participado en ese juego y result con el corazn partido.

En cuanto llegamos a la casa, me prepar una merienda mientras mis ojos se desahogaban. Finalmente cuando las lgrimas se acabaron, ella me dijo algo que no olvidar jams:

"Ashley, T eres muy especial, eres una chica preciosa y pequea, y no necesitas forzar a alguien a que te bese o incluso que te ame. Tu eres digna de amar y mereces un amor que te corresponda as como eres. El chico ni siquiera se mereca besarte, y no merece ninguna de tus lgrimas"

Yo estaba casi esperando que me dijera:

"Vamos al centro comercial y te comprar un maquillaje para que la prxima vez le llames ms la atencin"

Pero eso no fue lo que dijo. Ahora le agradezco por esa gran sabidura que comparti conmigo ese da.

Eso sucedi hace ms de veinte aos y honestamente an puedo sentir cmo esas palabras se convirtieron en un punto de partida para m y me ayudaron a enfocar mi mirada hacia lo que Dios tiene preparado para m.

As es, amigas, esto pudo haber sido solamente otra tonta historia de secundaria, pero es la manera en la que muchas chicas y mujeres tienden a responder hacia el amor y las relaciones hoy en da.

Muchas de nosotras sentimos que debemos forzar el amor romntico y terminamos regateando lo que Dios nos regala para nuestras relaciones, terminando heridas en ese proceso.

Dios no nos pide que le supliquemos su amor.

Diosvoluntariamente nos envi a su Hijo para morir por nosotros en la cruz debido al gran amor que nos tiene. Esto es amor verdadero.

As como mujeres jvenes, nosotras aspiramos a conectarnos con el compaero de nuestra alma, y esto es una cosa buena cuando elegimos amar y ser amados a la manera de Dios.

Cuando tratamos de convencer a alguien que nos ame, nos ponemos a nosotras mismas en una postura muy comprometedora, ya que bajamos nuestro estndar e ignoramos los valores en un esfuerzo por "arreglar" al hombre, esperando a que madure un poquito, o simplemente hacerle creer que nosotras estamos mereciendo su amor. Este es un crculo txico que solamente conduce a la desilusin y al rompimiento del corazn.

Mujer, Dios no te pide "componer" a ningn hombre, solamente l puede hacer eso. As que por favor deja de pretender hacerlo. En su lugar, cree en la verdad de Dios que dice que somos mujeres "temerarias y maravillosamente hechas" con dones nicos y talentos que l nos ha dado intencionalmente para traerle gloria y hacer la diferencia en el mundo.

Detengamos el ponernos a nosotras mismas en la agona de forzar a alguien que queremos que nos ame cuando claramente no es para nosotras. Nosotras podemos salvar al mundo del dolor evitando relaciones romnticas con hombres que no tienen el corazn para Dios, tal como nosotras no importa que tan atradas estemos hacia ellos.

Chica dulce, Dios tiene un maravilloso plan para tu vida, ya sea con o sin un hombre. Mantente deseosa de abrazar la espera de la voluntad de Dios.

Pdele a Dios que abra tus ojos para ver lo que l tiene para ti. No te enfoques en encontrar al hombre que t quieres rogndole a Dios que puedas convencerlo de que te ame, mejor pdele a Dios que llegue el hombre correcto en Su tiempo.

S que esto es difcil, pero por esta vez, entindeme. No lo arregles. Cuando lo tratamos de hacer, nos envolvemos en un remolino de juegos torcidos y superficiales que no nos llevarn ms que a un tonto juego de secundaria de "girar la botella"

Y sabemos hacia donde nos llevara.

T eres digna de amar y mereces amor. Ninguna persona puede llenar nuestra vida de amor como Dios. Solamente l puede residir en nuestros corazones. Oro por ti y por cada una para que crean hoy en esta verdad.

 
 
Adaptacin y traduccin por Rafael Ruz Stirk, del artculo publicado en: Ashley Williss Blog, autor: Ashley Willis

pildorasdefe rafael ruizRafael Ruz Stirk, Mexicano, psicoterapeuta, casado, padre de tres hijos; catequista y defensor de la vida intrauterina. Amar a Dios es mi tesoro escondido, tocar los corazones es mi vocacin y evangelizar es mi deber

 
Te gust lo que leste? Comprtelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp   
 

Artculos de inters

 
 
san juan pablo ii virgen maria asuncion al cielo
 
hombre triste deprimdio con las manos en su rostro de angustia preocupacion
 
papa francisco saluda desde la plaza de san pedro vaticano dia soleado
 
verdades sobre el matrimonio que nunca cambian
 
asuncion de la santisima virgen maria al cielo
 
 
san cayetano sostniendo al nino jesus en sus brazos novena por un empleo
 
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco fondo amarillo claro proteger la vida victimas de guerra
 
- Lo ms ledo -
 

Solemnidad de la Asuncin de la Virgen Mara al Cielo

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Santa Rosa de Lima. Patrona de Amrica, Per y Filipinas. La ms bella Rosa

La poderosa oracin que est transformando los matrimonios

San Roque. Enfermero y mstico. Patrono de los perros y contra las enfermedades

Mara, Reina del Universo, vencer al terrorismo. Oracin contra el terrorismo