Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Matrimonio y noviazgo
cosas que tu pareja que sufre ansiedad quiere que sepas mujer ansiosa

Cómo esposos y esposas tienen una gran capacidad para ayudarse mutuamente. Hay cosas que tu pareja que sufre ansiedad, quiere que tú sepas

Presta atención, porque hay algunas cosas que tu pareja que sufre ansiedad, quiere que tú sepas para que puedas ser paciente, comprender y ayudar en el matrimonio. Una pareja que sufre ansiedad en el matrimonio lo que más necesita es el apoyo de su cónyuge.

A menudo utilizamos los términos "ansioso" y "ansiedad" para describir nuestra nerviosismo o aprehensión acerca de algo. Pero, en el matrimonio, las parejas quienes sufren de recurrentes ataques de ansiedad, saben muy bien cómo puede, la verdadera ansiedad, interrumpir nuestras vidas, robar nuestra alegría y afectar grandemente nuestro papel como esposos o esposas.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es algo más que sentirse estresado o preocupado por algo. Aunque el estrés y los sentimientos de ansiedad son una respuesta común a una situación en la que nos sentimos presionados, normalmente pasan una vez que la situación estresante ha pasado.

Todo el mundo se siente ansioso de vez en cuando. Pero cuando esos sentimientos de ansiedad no desaparecen, pueden ser el signo de una condición de ansiedad.

La ansiedad es la condición de salud mental más común en el mundo. En promedio, una de cada cuatro personas - una de cada 3 mujeres y una de cada 5 hombres, experimentará ansiedad en alguna etapa de su vida.

Yo he estado sufriendo con la ansiedad desde que era una niña. Lo que comenzaba como una pequeña preocupación se convertía en una completa crisis dentro de mi mente con el tiempo.

Hay una diferencia entre una mente que sufre de ansiedad y una que no.

Imagina que estás saltando del trampolín de una piscina. Cuando caes en el agua, te empiezas a hundir, pero mueves rápidamente tus brazos para buscar salir a la superficie y poder respirar.

Así es como deberíamos de lidiar con las preocupaciones. Una preocupación entra en nuestra mente, pero rápidamente encontramos una manera de deshacernos de ella, ya sea hablando al respecto, meditando, leyendo las Escrituras, orando, etc.

Cuando manejamos las preocupaciones normalmente, se convierten en transitorias. Nos logramos sobreponer a ellas.

¿Cómo se siente la ansiedad?

Ahora, imagina que estás saltando del trampolín de la piscina y en el minuto en el que tocas el agua te empiezas a hundir más y más. Tus brazos no se mueven. Tu pecho siente la presión por la falta de oxígeno. Sientes el peso enorme del agua que te rodea. Empiezas a mover tus brazos de un lado al otro, pero no puedes lograr salir a la superficie. Estás atrapado. Paralizado por el miedo. Quieres salir a la superficie, pero el peso es simplemente muy grande.

Esto es exactamente lo que se siente cuando se experimenta un ataque de ansiedad o cuando te sientes ansioso todo el tiempo. Es más que un pensamiento preocupante. Queremos sacudirnos esta preocupación, pero es un proceso mucho más complicado para nosotros.

Algunos de ustedes saben exactamente de qué estoy hablando, mientras otros puede que vean este tipo de luchas recurrentes en sus parejas.

Estoy escribiendo este artículo para ayudarnos a ganar un mayor entendimiento de qué significa realmente ser ansioso y cómo esposos y esposas tienen una gran capacidad para ayudarse mutuamente cuando uno de ustedes sufre de ansiedad.

Aquí les dejo ahora, las 5 cosas que tu pareja que sufre de ansiedad quiere tú que sepas para que así puedas ayudar, comprender, amar y apoyar en toda circunstancia.

5 cosas que tu pareja que sufre ansiedad, quiere que tú sepas

1. La persona que sufre ansiedad no está loca.

Tal como describí anteriormente, una mente ansiosa trabaja de manera diferente a una mente no-ansiosa, pero esto no quiere decir que estamos "locos".

Muchas veces, una persona ansiosa es difícil de identificar porque usualmente ponemos una "cara feliz" y estamos altamente dispuestos a trabajar. Nos esforzamos en esconder los episodios de ansiedad porque no queremos ser una carga para nuestra familia.

Pero, no estamos locos. De hecho, estamos completamente conscientes de nuestra ansiedad, y eso hace que nos veamos en una espiral de mayor ansiedad.

La persona ansiosa tiene momentos difíciles emocional y mentalmente al tratar de acoplar su vida a su estado durante una o varias ocasiones.

2. Podemos reconocer a menudo nuestra propia ansiedad.

La mayor parte del tiempo, sabemos que no estamos pensando claramente. Nos damos cuenta de que estamos ansiosos. Deseamos sinceramente mejorarnos, pero usualmente no sabemos por dónde comenzar.

Nos sentimos como un bote a la deriva esperando que llegue un viento que nos ponga en marcha. Pero, sí podemos reconocer que NECESITAMOS el viento y que queremos salir de nuestra espiral de ansiedad.

Tu pareja que sufre ansiedad reconoce cómo se siente. Reconócelo tú también.

3. Nuestra ansiedad puede paralizarnos emocionalmente y limitarnos físicamente a veces.

Creo que esto es lo que le resulta más difícil de entender a una persona que no sufre de ansiedad.

Cuando experimentamos momentos de ansiedad, nuestros pensamientos se quedan atrapados en la preocupación o el estrés que estamos experimentando.

Tu pareja que sufre ansiedad te dirá algo que siente como si un pájaro estuviese construyendo un nido en nuestras cabezas y luego pusiera sus huevos ahí. Luego, los pajaritos salen del cascarón y sí, adivinaron, hay más pájaros en nuestras cabezas.

La ansiedad tiende a multiplicarse, y en ocasiones, se manifiesta a sí misma en un explosivo ataque de ansiedad.

Durante un ataque, nuestros corazones comienzan a acelerarse, sudamos, sufrimos de dolores estomacales, náuseas, vómito, diarrea, dificultades para respirar, e incluso palpitaciones. Nos paraliza en ese momento y eventualmente pasa, pero es tan real como cualquier enfermedad. Y, por lo tanto, debemos buscar ayuda.

4. Necesitamos tu paciencia y compasión.

Sobrellevar la ansiedad es un proceso que a menudo requiere de muchas oraciones, tiempo y consejo. A veces, es necesario tomar medicamentos para ayudar al cerebro a recuperar y mantener los niveles adecuados de serotonina.

Yo pasé muchos años yendo a terapia antes de sentir que era capaz de superar mi ansiedad.

Mi esposo jugó un papel instrumental en mi recuperación. Él NUNCA me dijo "Suficiente. ¡Ya anímate!". Él me escuchaba hablar de mis sentimientos por horas. Él oraba conmigo constantemente y me recordaba la verdad de la Palabra de Dios.

Me ayudó a encontrar un buen terapeuta y me mostró gran compasión durante las muchas noches en las que me iba a dormir llorando.

Muy a menudo me sentí culpable por no poder deshacerme de la ansiedad, y recuerdo decirle a mi esposo que él merecía una mejor esposa que no estuviese loca. Él siempre tomaba mis manos, me miraba directo a los ojos y me aseguraba que yo soy la única para él y que íbamos a superar esto juntos.

No pienso que me hubiese podido recuperar sin este inquebrantable apoyo, paciencia y compasión que mi esposo me mostró. Le estoy eternamente agradecida por realmente vivir en propia carne la promesa matrimonial "en la salud y en la enfermedad" durante estos largos y difíciles años.

Si tu pareja sufre ansiedad, hazle un gran favor a tu matrimonio y procura ser paciente y comprensivo.

5. No te des por vencido; hay ESPERANZA en la recuperación.

Yo lo experimenté personalmente, hay una esperanza inmensa en la recuperación de la ansiedad. Más que nada, necesitamos saber que nuestras parejas no se darán por vencidos con nosotros.

Parejas, necesitamos saber que ustedes creen que nos vamos a mejorar. No añadan ansiedad a nuestro estado tratando de apurar nuestro proceso de recuperación o dudando si vamos a ser capaz de recuperarnos en primer lugar.

Por favor escojan cuidadosamente sus palabras para no molestar a tu tu pareja que sufre ansiedad. Anímennos a buscar ayuda. Acompáñennos al doctor / psicólogo/ terapeuta / consejero. Simplemente no se den por vencidos con nosotros o decidan que nosotros no vamos a ser capaces jamás de vivir sin ansiedad. Eso simplemente no es cierto. Debemos recordar y aferrarnos a las escrituras:

"No se inquieten por nada; antes bien, en toda ocasión presenten sus peticiones a Dios y junten la acción de gracias a la súplica" (Filipenses 4,5-6)

"Porque Dios no nos dio un espíritu de timidez, sino un espíritu de fortaleza, de amor y de buen juicio" (1 Timoteo 1,7)

"Pero no; en todo eso saldremos triunfadores gracias a Aquel que nos amó" (Romanos 8,37)

Dios claramente no quiere que vivamos con una mente ansiosa. Si tu pareja sufre ansiedad, además de ayudarle, ponlo en las manos de Dios. Yo oro para que tanto los esposos que sufren de ansiedad como los que no trabajen juntos para encontrar la libertad de la ansiedad y la paz en sus hogares.

Adaptación por María Mercedes Vanegas, PildorasdeFe.net. Con información de: Ashley Willis´s Blog
Nicaragüense viviendo en Alemania, soltera, ingeniera y - a ejemplo de San Francisco Javier - misionera en esta era tecnológica. Identificación evangelizadora: Ay de mí si no predico el Evangelio, pues muchos cristianos se dejan de hacer, por no haber personas que se ocupen en la evangelización
Grupo Oficial de Pildorasdefe en Whatsapp
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD