Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Aprende sobre tu fe

La Oración, ayuno y limosna para principiantes. Vivir una transformación total en tiempos de Cuaresma, implica vivir las prácticas que la Iglesia recomienda

Oración, ayuno y limosna para principiantes.

Durante algunas semanas previas a la Pascua de resurrección, los cristianos vamos preparando nuestro camino espiritual muy en serio en un periodo al que denominamos: Cuaresma, que dura poco más de seis semanas. Durante la Cuaresma, los cristianos comenzamos a hacer más énfasis haciendo oración, meditando sobre nuestras faltas y tomando decisiones sobre cómo vivir de una manera más piadosa y que pueda conducirnos a la santidad.

En la Cuaresma, los cristianos practicamos una serie de hábitos para lograr más fortaleza espiritual. No quiere decir que estas prácticas no deban practicar en cualquier otro tiempo litúrgico de la Iglesia. Al contrario, estas prácticas que abordamos con mayor énfasis en la Cuaresma, deben conducirnos a practicarlas más a menudo en nuestra vida diaria. La oración, el ayuno y la limosna son estas prácticas que todos los cristianos desarrollamos en la Cuaresma.

Oración, ayuno y limosna para principiantes

A continuación, para explicar mejor este tema, vamos a desarrollar cada una de estas prácticas para un mejor entendimiento. Y que luego podamos, con la gracia de Dios, poder implementarlas en nuestra vida diaria con mayor facilidad.

1. La oración

La Cuaresma es tiempo de oportunidad y de reflexión en el cual el Ayuno, la oración y la limosna han destacado en los últimos años.

La oración debemos verla como un encuentro con el amado de nuestra alma, el encuentro más esperado de aquel que, antes de siquiera llamarlo, ya acude a nuestro encuentro.

A través de la oración podemos encontrar fortaleza de espíritu, guía, sabiduría, alegría y paz interior.

Practicar el ayuno y la limosna, hace que la oración tenga un sentido más profundo en nuestra vida.

La oración es una comunicación amorosa con Dios. La oración es la expresión de nuestras necesidades espirituales internas. Puede ser larga o corta, sola o en grupo, silenciosa o en voz alta, pero debe ser una verdadera comunicación con Dios y no debe hacerse para el reconocimiento público.

2. La Limosna

La limosna es una manera de ayudar a los que más lo necesitan y, al mismo tiempo, ejercitamos nuestro espíritu para librarnos del apego a los bienes terrenos.

La limosna nos propone un estilo de amor y de desprendimiento agradable a los ojos de Dios, nos acerca a los demás y este acercamiento puede llegar a ser un instrumento de una verdadera conversión y reconciliación con Jesús y con nuestro prójimo.

Tenemos que entender que el sentido de limosna no es mera filantropía, sino que debe vivirse en el pleno amor de Dios en mi prójimo. 

Significado de la Limosna.

La limosna, muy al contrario de lo que hoy se piensa de ella, como si fuese una especie de "sobras" o "monedas", es otra cosa distinta y más hermosa de lo que se piensa

La palabra limosna proviene del término «éleos» que se traduce como "compasión y misericordia" por lo que de ningún modo designa una ayuda menor y lastimosa, ni migajas, ni monedas, ni desprecio, ni vergüenza.

La limosna ni siquiera significa "dar" sino "darnos" dar de lo que somos, bajo las formas de misericordia enseñadas por la iglesia que son:

Corporales.

  • Visitar a los enfermos.
  • Dar de comer al hambriento.
  • Dar de beber al sediento.
  • Dar posada al peregrino.
  • Vestir al desnudo.
  • Visitar a los encarcelados.
  • Enterrar a los muertos. (O ayudar a quienes han perdido un ser querido con nuestra ayuda económica)

Espirituales.

  • Enseñar al que no sabe.
  • Dar buen consejo al que lo necesita.
  • Corregir al que se equivoca.
  • Perdonar al que nos ofende.
  • Consolar al triste.
  • Sufrir con paciencia los defectos del prójimo.
  • Rogar a Dios por los vivos y los difuntos.

3. El Ayuno.

El ayuno es el ejercicio de decirle a mi cuerpo ¡No voy a darte todo lo que me pides!, porque el cuerpo nunca queda saciado de nada, siempre quiere más de todo. Con el ayuno corporal le digo:

  • A mis ojos que no voy a exponerlos a ver todo lo que quieran ver. 
  • A mis oídos que no voy a dejarlos escuchar todo lo que quieren.
  • A mi estómago que no le voy a dar toda la comida que quisiera ni toda la bebida que quisiera.
  • A mi lengua que no la voy a dejar decir de los demás todo lo que quisiera decir.
  • Al cuerpo que no todo placer es bueno.

Con el ayuno educo a mi cuerpo, disciplino mis pasiones, prioriza mis necesidades y tomo el dominio sobre todo lo que mi cuerpo pide y que no siempre es lo mejor.

Durante algunos años después de la resurrección de Jesús, sus discípulos observaron un ayuno completo desde el Viernes Santo hasta el amanecer del Domingo de Pascua y lo pasaban en completa oración y meditación. Ellos pasaban esos días sin ingerir ningún alimento y bebida para marcar como especial el tiempo entre la muerte de Jesús y el momento en que se descubrió por primera vez que su tumba estaba vacía. Solo el entrenamiento, la fuerza de voluntad y el sacrificio nos llevan a ser justos con el templo de nuestro espíritu llamado cuerpo.

Tenemos que vivir una transformación total en este tiempo de Cuaresma, y esto implica vivir las prácticas que la Iglesia nos recomienda: el ayuno, limosna y oración, pero vivirla con fe, con pasión y con mucha entrega, si lo hacemos de este modo, llegaremos a la Pascua como personas renovadas, asegurándonos el camino hacia una conversión profunda y así vencer la tentación del poder y del tener.

Más sobre el ayuno.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: Padre Fernando Cerero Ugarte
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD