Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra poltica de privacidad
     

CONOCE TU FE

-

VIRGEN MARA

-

SANTA MARA

-

LA VIRGEN

7 razones del por qu los catlicos somos devotos de la Virgen Mara

 
 
   
 
 
 

A la Virgen Mara Dios le ha concedido un poder muy especial, capaz de vencer al demonio y de convertir los corazones

 

Luego de haber realizado ms de setenta mil exorcismos, el padre Gabrielle Amorth, fundador y presidente honorario de la Asociacin Internacional de Exorcistas, exorcista oficial en Roma, afirma que el demonio le tiene odio feroz a la Virgen Mara.

El obispo de Nigeria declar que Jesucristo le dej ver que el rezo del Santo Rosario es un instrumento poderossimo para terminar con la violencia de Boko Haram, un grupo islmico radical y sanguinario que se ha dedicado a perseguir, secuestrar, torturar, aterrorizar y asesinar miles y miles de cristianos de se y otros pases.

Scott Hahn, ex presbiteriano convertido al catolicismo, prolfico autor y actual profesor de teologa en una universidad catlica en EUA, cuenta que empezar a rezar el Rosario marc una gran diferencia en su vida y lo ayud en su conversin.

Tres testimonios muy distintos y una misma conclusin: A la Virgen Mara Dios le ha concedido un poder muy especial, capaz de vencer al demonio y de convertir los corazones.

Los catlicos lo sabemos y por ello nos acogemos confiados a su gua y proteccin. Pero hay muchas personas que no lo saben, y lamentablemente se pierden de su maternal intercesin.

Por eso, y aprovechando que vamos a iniciar el mes de mayo, mes tradicionalmente mariano, vale la pena recordar al menos siete razones de nuestra devocin a Mara.

1.- Mara es Madre de Jesucristo

De esto no hay ninguna duda al especto. Lo dice claramente la Biblia. Ver el Evangelio de Mateo 1,16.18;2,11 y el de Lucas 1,42-43.

2.- Mara vive en el cielo, al lado de su Hijo

Los catlicos creemos que Mara fue asunta al cielo en cuerpo y alma, pero para quienes no aceptan lo que no est en la Biblia (aunque la propia Biblia no pide eso), hay un argumento bblico: Jess afirma lo siguiente

"Para Dios todos viven, porque no es un Dios de muertos sino de vivos".(Lc 20,38)

As que Mara est viva y ella de seguro est en el Cielo

3.- Mara nos comprende y nos ayuda.

Como ser humano, como mujer, nos comprende perfectamente. Y los Evangelios la muestran siempre atenta a las necesidades de los dems y siempre dispuesta a ayudar.

Por ejemplo, en cuanto Mara se entera de que su anciana prima est embarazada, va presurosa a apoyarla (ver Lc 1, 36.39-40), y en cuanto se da cuenta de que en cierta boda faltaba el vino, avis a Jess (ver Jn 2,3).

4.- Mara es nuestra Madre.

Desde la cruz, Jess encomend a Mara al discpulo amado (ver 19, 25-27), y en l, a todos nosotros.

5.- La Virgen Mara intercede por nosotros

Nosotros, no acudimos a Mara como si fuese diosa, nuestra devocin no es idolatra. Le pedimos, como en el Avemara que ruegue por nosotros, a quin? a Dios.

En revelaciones y apariciones como la de la Virgen de Guadalupe, Mara nos ha declarado su amor maternal y ofrecido su intercesin.

En la Biblia dice que "hay un solo mediador entre Dios y los hombres: Cristo Jess"(1 Tim 2,5), pero ello no quita que Mara pueda interceder por nosotros ante su Hijo, al igual que t o yo podemos orar por otros, como pide la Biblia (ver St 5, 16; 1Tim 2,1)

6.- Mara obtiene de Jess cuanto le pide.

En el Antiguo Testamento vemos que la mujer ms poderosa de un reino no era la esposa del rey (solan tener muchas), sino su madre (ver, por ej: 1 Reyes 1).

En el Evangelio vemos que tambin Mara, Madre del Rey, tiene el poder de obtener de su Hijo lo que le pide. En la boda de Can, Jess acepta intervenir, slo porque Su Madre se lo pidi (ver Jn 2,6-11).

Hay quien dice que Jess no tena consideracin a Mara porque en dos ocasiones la llam "mujer" en lugar de "mam", a lo que cabe responder que, como judo, Jess sin duda cumpli el mandamiento de honrar al padre y a la madre (ver Ex 20,12).

Llamar a Mara "MUJER" no era seal de desprecio, todo lo contrario, era encumbrarla a una posicin universal, expresar que Ella es la nueva Eva, y que si por una mujer, Eva, nos vino el pecado y la muerte, por otra "mujer", Mara, nos viene la redencin, por medio de su Hijo.

7.- Mara nos lleva hacia Dios.

La verdadera devocin a Mara, no se queda en Ella, sino nos conduce hacia Dios.

Mara no quiere nada para s, Ella nos presenta a Jess y siempre nos pide: "hagan lo que l les diga" (Jn 2,5).

Acercarnos a Mara es acercarnos a Jess, amarla para amarlo a l.

 
 
Publicado originalmente en: Ediciones72, autor: Alejandra Mara Sosa
 
Te gust lo que leste? Comprtelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp   
 

Artculos de inters

 
 
san juan pablo ii virgen maria asuncion al cielo
 
hombre triste deprimdio con las manos en su rostro de angustia preocupacion
 
papa francisco saluda desde la plaza de san pedro vaticano dia soleado
 
verdades sobre el matrimonio que nunca cambian
 
asuncion de la santisima virgen maria al cielo
 
 
san cayetano sostniendo al nino jesus en sus brazos novena por un empleo
 
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco fondo amarillo claro proteger la vida victimas de guerra
 
- Lo ms ledo -
 

Solemnidad de la Asuncin de la Virgen Mara al Cielo

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Santa Rosa de Lima. Patrona de Amrica, Per y Filipinas. La ms bella Rosa

La poderosa oracin que est transformando los matrimonios

San Roque. Enfermero y mstico. Patrono de los perros y contra las enfermedades

Mara, Reina del Universo, vencer al terrorismo. Oracin contra el terrorismo