Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Aprende a orar

Oración a María Auxiliadora: Bendícenos, protégenos. Consagra a la Virgen tu hogar y a todas las personas que habitan en tu casa

Oración de consagración del hogar a María Auxiliadora.

Nuestra Madre Bendita, bajo el título de María Auxiliadora de los cristianos, ha sido la ayuda, el consejo, el socorro y el éxito de los cristianos a lo largo de toda la historia del cristianismo. Esta oración de consagración del hogar a María Auxiliadora puede servirte para que la Virgen sea tu compañía con tu familia y les acompañe durante sus acciones diarias.

La Virgen María, entregó el Rosario a Santo Domingo como un poderoso auxilio de oración, y ha alentado repetidamente su uso a lo largo de la historia, apareciendo, orientando y ayudando a los cristianos en Guadalupe, Fátima, Lourdes, Banneux, Nueva Orleans, Venezuela, Laus y muchos otros lugares.

Recordamos el amor maternal de Nuestra Santísima Madre por nosotros y su inagotable ayuda, cada vez que oramos las primeras palabras del Memorare:

"Acuérdate, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que alguno haya recurrido a ti, implorando tu Protección y auxilio, haya sido desamparado"

La tradición de María Auxiliadora.

La tradición del título de María Auxiliadora data de 1571, cuando el cristianismo fue salvado por intercesión de la Santísima Madre durante la ahora famosa batalla de Leparto.

Fue en esta batalla, el 7 de octubre, más tarde declarada como la Fiesta de Nuestra Señora del Santo Rosario, que las fuerzas cristianas triunfaron sobre los invasores musulmanes, debido a las continuas oraciones del Rosario de los cristianos en toda Europa.

La tradición nos dice que después de la batalla decisiva muchos soldados cristianos marcharon a Loreto, donde invocaron a María, Nuestra Santísima Madre, como la "Auxiliadora de los Cristianos". Después de esa invocación, la devoción a María bajo este título se extendió.

Tenemos que tener claro que La devoción a Nuestra Señora nos lleva a una relación más profunda con Cristo, su hijo glorioso. El Concilio Vaticano II declaró:

"Al honrar a la Madre de Cristo, estas devociones hacen que su Hijo sea correctamente conocido, amado y glorificado, y todos sus mandamientos sean observados".

De la misma manera, san Juan Bosco repetía muchas veces:

"Te ruego primero que adores a Jesús en el Santísimo Sacramento y luego rendir homenaje a María, santísima".

Oración para consagrar el hogar a María Auxiliadora.

Santísima Virgen María, nombrada por Dios para ser la Auxiliadora de los cristianos, te elegimos como la Madre y protectora de nuestro hogar. Te pedimos que nos favorezcas con tu poderosa protección. Preserva nuestro hogar de todo tipo peligro, del fuego, inundaciones, centellas, tormentas, terremotos, ladrones, vándalos, y de cualquier otro peligro. Bendícenos, protégenos, defiéndenos, conserva como tuyos a todas las personas que habitan en este hogar: protégenos de todos los accidentes y desgracias, pero sobre todo alcánzanos para todos, la gracia más importante de evitar el pecado. Oh María Auxiliadora, Madre y gran auxiliadora de todos los cristianos, ruega por todos aquellos que viven en esta casa que está consagrada a ti por todos los tiempos Amén.

Con aprobación eclesiástica | Siervas de María Auxiliadora. CORREOS. Caja 86 Broadway. N.S.W. 2007 Australia. Ph + 61 (02) 92121457. Fax + 61 (02) 92121138

Otras oraciones a María Auxiliadora.

Aquí puedes recitar con fe algunas otras oraciones a María Auxiliadora, neustra Madre del Cielo, por cualquier necesidad que tengas.

1. Oración a María Auxiliadora por San Juan Bosco.

Santísima Virgen María, Auxilio de los Cristianos, qué dulce es venir a tus pies implorando tu perpetua ayuda. Si las madres terrenales dejan de recordar a sus hijos, ¿cómo puedes tú, la más amorosa de todas las madres, olvidarme? Concédeme entonces, te lo imploro, tu perpetua ayuda en todas mis necesidades, en todas las penas y especialmente en todas mis tentaciones. Pido su incesante ayuda para todos los que ahora están sufriendo. Ayudad a los débiles, curad a los enfermos, convertid a los pecadores. Concede por tus intercesiones muchas vocaciones a la vida religiosa. Obtén para nosotros, oh María, Auxilio de los Cristianos, que habiéndote invocado en la tierra podamos amarte y agradecerte eternamente en el cielo. Amén.

2. Oración a María Auxiliadora con indulgencia.

María, Virgen Inmaculada, Madre de Dios y Madre nuestra, ves cómo la fe católica, en la que nos proponemos, con la ayuda de Dios, vivir y morir, y así alcanzar la gloria eterna, es asaltada en todas partes por el diablo y el mundo. Tú, Ayuda de los Cristianos, renueva tus victorias como antaño, por la salvación de tus hijos. Te confiamos nuestro firme propósito de no unirnos nunca a asambleas de herejes o sectarios. Tú, Virgen santa, ofrece a tu divino Hijo nuestros propósitos, y obtén de él las gracias necesarias para que permanezcamos firmes en ellos hasta el final. Consuela a la verdadera cabeza visible de la Iglesia; apoya al válido Episcopado Católico; protege al Clero fiel y al pueblo que te proclama Reina; acelera con la fuerza de tus oraciones el día en que todas las naciones se reúnan en torno al verdadero Pastor Supremo. Amén. María, auxilio de los cristianos, ruega por nosotros. 

Indulgencia: 100 días, una vez al día, León XIII, 20 de diciembre de 1890

3. Oración a María Auxiliadora por una ayuda urgente.

Santísima María, Auxilio de los Cristianos, Mira por encima de nosotros y protégenos. Ayúdanos a imitarte para seguir los pasos de Jesús. Ayúdanos a continuar la misión del amor de Dios aquí en la tierra. Por favor, bendice a nuestro hogar, nuestros bienes, nuestro trabajo. Alcánzanos la fuerza y la gracia de Dios para dar lo mejor de nosotros, en palabras y acciones y vivir los valores del respeto, esperanza, justicia y amor. Ayúdame en estos tiempos de crisis, sobre todo en esta dificultad enorme que estoy viviendo

 - Menciona aquí tu necesidad -

Animado por la gran confianza que te tenemos todos los cristianos, mi corazón ahora descansa en serenidad de saberme protegido y amparado por tu amor de dulce Madre. Confío en que pronto vendrás en mi auxilio. Pongo todo en tus manos que sabemos que no abandonas a ninguno de los hijos que recurren a ti en los problemas y adversidades de la vida. Amén María Auxiliadora, Madre del divino Verbo y auxilio de los cristianos, ruega por mí. Amén.

Recursos sobre la Virgen María.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado originalmente en Píldoras de fe - No está permitido extraer contenidos uoraciones para publicar en redes sociales, plataformas digitales o tranferirlos a audios, videos o cualquier otro archivo multimedia para fines personales o comerciales. Por favor lea nuestro aviso: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD

Categoría:

Aprende a orar

san judas tadeo una oracion de sanacion

San Judas Tadeo es el patrono de los casos imposibles. Reza esta oración de sanación a San Judas, él ayuda en la sanación y en las causas desesperadas