Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Caminando en la fe
razones para despertar temprano cada manana

Despertarse temprano puede ser difícil, pero vale la pena. Te da el espacio necesario para cosas importantes como la oración y el silencio

5 buenas razones para levantarse temprano por las mañanas.

Durante el último año más o menos, me he estado levantando de la cama más temprano que nunca. No me malinterpreten, esto es difícil, todavía tengo que golpear el botón de "volver a sonar" del despertador más a menudo de lo que quisiera, pero me parece que despertarse muy temprano es tremendamente útil.

"Madrugar es una gloria sin fin, levantarse de la cama es una molestia sin fin." (G.K. Chesterton)

5 razones para levantarse temprano cada mañana.

Hoy, me gustaría compartir con ustedes cinco razones por las que creo que toda persona debe levantarse temprano en la mañana.

1. Tranquilidad.

El mundo está lleno de ruido en la forma de miles de ocupaciones y de estimulación en los medios de comunicación.Nos apresuramos frenéticamente para todo, y cuando no estamos ocupados, nuestro tiempo de inactividad se llena con el brillo de las pantallas electrónicas. Hace poco estuve en la estación de gasolina, y pude ver que incluso la bomba de gasolina tenía una TV con titulares de noticias y anuncios. Al parecer, surtir el gas sin una pantalla de televisión es mucho pedir.

Por el contrario, levantarse temprano proporciona el espacio tranquilo que tanto se necesita. Incluso podría ser el único momento del día en que podemos no estar distraídos por algo, y tener esos pequeños momentos de paz puede hacer una gran diferencia en nuestros niveles de estrés.

2. El tiempo con nuestro Señor.

¿Has sentido que no tienes tiempo para orar? ¿Quisieras pasar un tiempo leyendo la Escritura o los escritos de los santos, pero te encuentras demasiado ocupado? Del mismo modo que se hace espacio para el silencio, levantarse temprano puede ofrecer un tiempo muy útil para la oración, la lectura de las Escrituras, meditar en las verdades de la fe, o simplemente descansar en la presencia de Dios. En el Salmo 5,4, David dice:

"Señor, de madrugada ya escuchas mi voz: por la mañana te expongo mi causa y espero tu respuesta." Dios bendice a los que se levantan temprano para alabarlo.

Incluso si comienzas a levantarte media hora antes de lo normal, encontrarás que es un montón de tiempo para leer un capítulo de los Evangelios y orar para pedir la fuerza necesaria para el día. En mi experiencia, creo que esta sencilla actividad establece el tono para el resto del día. Si lo evado, estoy estresado y más irritable. En cambio, cuando le doy su tiempo, estoy más tranquilo y consciente de la presencia de Dios.

3. Construyes disciplina.

Levantarse es difícil.Cuando se está escondido entre las sábanas calientes y descansando sobre una almohada cómoda, prolongar la comodidad se vuelve muy importante. Debido a que esto es tan cómodo, levantarse de la cama puede ser un excelente ejercicio de auto-dominio, y los santos nos dicen que la conquista de nosotros mismos es necesaria para cualquier tipo de santidad.

San Josemaría Escrivá dijo una vez que levantarse de la cama temprano es ya lo bastante difícil que hasta se convierte en una excelente penitencia, sobre todo si solemos saltar de la cama hasta el último momento que la alarma lo permite. Si deseas realmente mostrar a Dios que te arrepientes de tus pecados, salta fuera de la cama y pasa algún tiempo con él en oración.

4. Los amaneceres.

¿Cuándo fue la última vez que viste un amanecer? Si no has visto uno recientemente, realmente deberías hacerlo. Es una de las glorias de la creación de Dios. El problema está en que los amaneceres no esperan a que uno se despierte. Se producen muy temprano. ¡Así que hay que salir de la cama y ver uno! No te arrepentirás.

5. Creatividad.

La mayor parte de mis blogs son escritos temprano por la mañana (si hay errores tipográficos, probablemente es porque todavía no estoy muy despierto). Una vez que he sacudido la somnolencia, me doy cuenta que estoy realmente creativo en la mañana.

El silencio que mencioné anteriormente hace que sea más fácil concentrarse, y hay una cierta frescura mental que acompaña a un nuevo día después de una buena noche de sueño.

Despertarse temprano abre bendiciones.

Ahí lo tienes. Despertarse temprano puede ser difícil, pero definitivamente vale la pena. Te da el espacio muy necesario para las cosas importantes como la oración y el silencio, y construye los músculos de la autodisciplina.

Ahora, voy a añadir que si has leído los puntos anteriores y te han inspirado a levantarte más temprano de lo normal, probablemente deberías facilitar las cosas. No pongas el despertador a las 4:30 am, si estás acostumbrado a levantarte a las 6:30 am! Será demasiado de un solo golpe, seguro fallarás, y terminarás frustrado. Mejor, pon el despertador 15 minutos antes de lo acostumbrado hasta que ya no sea un golpe. Entonces, puedes incrementar otros 15 minutos de la misma manera hasta llegar al tiempo deseado. ¡Feliz despertar!

Redacción: Rafael Ruíz Stirk, PildorasdeFe.net | Con información de: Catholic Gentleman
Mexicano, psicoterapeuta, casado, padre de tres hijos; catequista y defensor de la vida intrauterina. Amar a Dios es mi tesoro escondido, tocar los corazones es mi vocación y evangelizar es mi deber
Grupo Oficial de Pildorasdefe en Whatsapp
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD

Categoría:

Caminando en la fe

el valor de tu alma conocer el precio sangre de cristo

¿Conoces cuál es el valor de tu alma? Santo Tomás de Aquino afirma que todo el mundo creado no iguala el valor de una sola alma, así de valioso eres para Dios