Mayo, mes de María. Día 13: Nuestra Señora de Fátima. La Virgen del Rosario
     

Conoce tu fe / Virgen María

Mayo, mes de María. Día 13: Nuestra Señora de Fátima. La Virgen del Rosario

 
 
   
 
 
 

María juega un papel único e inigualable en el plan de salvación de Dios para derramar Su infinita misericordia sobre todos nosotros

 

María, como Madre de nuestro misericordioso Salvador, es justamente llamada Corredentora y Mediadora de todas Sus gracias y misericordias para con nosotros. Ella juega un papel único e inigualable en el plan de Dios para derramar Su misericordia sobre todos nosotros.

Como cualquier madre verdadera y cariñosa, sus hijos pueden depender fiel y completamente de ella para traernos todo lo que necesitamos para la vida y el crecimiento.

Esto es todo lo que la intercesión de María realmente significa. Suena complejo al principio, pero es realmente tan simple y confiable como el amor de una madre cada uno de sus hijos.

Nuestra Señora de Fátima, te brinde consuelos en este día y te conduzca por senderos seguros hacia el camino de su amado hijo.

1.- Háblale a Jesús sobre María.

Jesús mío, me gusta orar a María, tu Santa Madre, ella me enseña con su manera de vivir, a ser dócil a tu Palabra, a tomarla en serio, y a dejarse guiar por ella; pero también María se presenta como una servidora, como una que sale a ayudar a su prima Isabel, cuando esta la necesita.

Así quiero ser yo, mi Señor y mi Dios, quiero ser uno que es dócil a tu Palabra y que sale de sí a servir a los hermanos que tanto necesitan de Ti.

Gracias por darme la oportunidad de ver a María y de aprender de ella, gracias por su amor de Madre y por todas las bendiciones que a través de ella, nos has dado a nosotros que la amamos y la descubrimos como modelo de discípulo que Tú nos has llamado a seguir.

Confío en tu compañía y en tu Bendición Señor, gracias por todo lo bueno que me das por ayudarme a ser cada día un mejor ser humanos.

Cómo mi madre María, me uno a sus eternas palabras de entrega que hacen y harán eco en nuestra historia de salvación: Hágase en mí según tu Palabra.

Amén.

2.- Oración inicial.

Santa María, ¡Madre de Dios y Madre mía! Eres más madre que todas las madres juntas: cuídame como Tú sabes. Grábame, por favor, estas tres cosas que dijiste:

  • "No tienen vino": presenta siempre a tu Hijo mis necesidades y las de todos tus hijos.
  • "Hágan lo que Él les diga": dame luz para saber lo que Jesús me dice, y amor grande para hacerlo fielmente.
  • "He aquí la esclava del Señor": que yo no tenga otra respuesta ante todo lo que Él me insinúe.

3.- Día 13: La Virgen de Fátima.

En la primera ocasión en que se apareció a los tres pastorcitos, Lucía preguntó a la Virgen:

  • ¿Yo iré al cielo?... - Sí, irás.
  • ¿Y Jacinta?... - Irá también.
  • ¿Y Francisco?... -También irá, pero tiene que rezar antes muchos rosarios.

Lucía se acordó de dos amigas que habían muerto hacía poco:

  • ¿Está María de las Nieves en el cielo?
  • Sí, está (tenía cerca de dieciséis años).
  • ¿Y Amelia?... - Pues estará en el purgatorio hasta el fin del mundo (tenía entre 18 y 20 años).

Les dice la Virgen entonces:

  • ¿Quieren ofrecer a Dios para soportar todos los sufrimientos que Él quisiera enviarles como reparación de los pecados con que Él es ofendido y de súplica por la conversión de los pecadores?...
  • Sí, queremos.
  • Tendrán mucho que sufrir, pero la gracia de Dios los fortalecerá.

En la segunda aparición, después de rezar el rosario -nos cuenta Lucía- con otras personas que estaban presentes (unas cincuenta) vimos de nuevo el reflejo de la luz que se aproximaba, y que llamábamos relámpago, y enseguida a Nuestra Señora sobre la encina, todo como en mayo.

  • ¿Qué es lo que quiere? pregunté a María.
  • Quiero que vengan aquí el día 13 del mes que viene, que recen el rosario todos los días y que aprendan a leer. Después diré lo que quiero además.

Le pedí la curación de una enferma. Nuestra Señora respondió:

  • Si se convierte se curará durante el año.
  • Quisiera pedirle que nos llevase al cielo.
  • Sí, a Jacinta y a Francisco los llevaré en breve, pero tú te quedas aquí algún tiempo más. Jesús quiere servirse de ti para darme a conocer y amar. Quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. A quien lo abrazare, le prometo la salvación; y sus almas serán queridas por Dios como flores puestas por Mí a adornar su Trono.
  • ¿Me quedo aquí solita?... - pregunté con pena.
  • No, hija. ¿Y tú sufres mucho por eso? ¡No te desanimes! Nunca te dejaré. Mi Inmaculado Corazón será tu refugio y el camino que te conducirá a Dios.

Puedes pedir ahora a nuestra Señora que también te lleve a ti al cielo y a los que tú quieres, como le pidió Lucía.

Y también: María, que me dé cuenta que el tiempo de vida que tengo, me lo da Dios para que yo le ame y le dé a conocer. Y que Tú no me dejas nunca; que todo lo mío te interesa. Que viva todo contigo.

4.- Oración final.

Amado Jesús, al igual que María, tu Santa Madre, quiero estar abierto siempre a la acción del Espíritu Santo, configurarme completamente a tu amor y tu misericordia.

Como ella, acepto también ser tu esclavo, tu siervo, atento siempre a escuchar tu Palabra y hacerla una acción de vida.

Deseo responderte siempre con generosidad y sencillez, como lo hizo María, quien supo escucharte y obedecerte desde siempre.

Y a ti, Oh María, amada universal del Verbo, la nueva Eva escogida, auxilio de los pecadores y de los que buscan tu intercesión, acógeme siempre bajo tu manto protector, soy también tu hijo y sé que te preocupas por mí.

Te ruego que poses tu mano sobre mis hombros y me guíes por el camino de tu hijo Jesús.

Como tú, quiero poder decir y sentir con toda la pasión de mi alma: "Mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador".

Amén.

Redacción: Qriswell Quero de Pérez, PildorasdeFe.net | Con aportes de: Padre José Pedro Manglano

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero de Pérez, venezolano, felizmente casado, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con anunciar el Evangelio y los buenos valores familiares. Entregado al servicio en todos los aspectos de mi vida. Mi lema es: Quien a Dios tiene nada lo detiene

 
Estimado lector: ¡Gracias por leernos! Tú formas parte de este portal que renueva la fe y la esperanza. Queremos seguir comprometidos con esta labor y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar a más personas. ¡Te necesitamos!
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 

Déjanos tus comentarios

 

Artículos de interés

 
 
mujer caminando feliz al lado de su perro por verdes praderas
 
silueta de mujer esparciendo cenizas de difunto en el mar
 
padre carlos riudavets montes sacerdote jesuita espanol asesinado en peru
 
esposos abrazados perdonando perdon alivio feliz
 
mujer preocupada angustiada con las manos en la cabeza triste sola
 
 
san cayetano sostniendo al nino jesus en sus brazos novena por un empleo
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco rostro preocupado y serio en fondo negro
 
- Lo más leído -
 

Prometo serte fiel: ¿Sabes qué significa esta promesa en el matrimonio?

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

10 citas bíblicas que te permitirán descansar tus problemas en Dios

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Oración a tu Ángel de la guarda para protegerte de engaños y tentaciones

7 principios que te demuestran que Dios no te ha abandonado