Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Aprende sobre tu fe

Los existencia de los Ángeles de Dios y ángeles caídos está en la Biblia. Se denominan seres espirituales. Es una doctrina de la Iglesia

Los Ángeles de Dios y los ángeles caídos: una verdad que debes conocer a fondo y no dejarte confundir por esos supuestos seres de luz que la "nueva era" quiere tratar de imponer y sacar provecho material de esto.

Los ángeles aparecen en la Biblia desde el principio hasta el final, desde el Libro del Génesis hasta el Libro del Apocalipsis. La Biblia es nuestra mejor fuente de conocimiento sobre los Ángeles de Dios

En el Salmo 91,11, Mateo 18,10 y Hechos 12,15 indican que los seres humanos tenemos ángeles guardianes.

Los Ángeles de Dios son anunciadores.

Un Ángel del Señor se le apareció a San José tres veces en un sueño para hacer de María su esposa, para llevar a la Sagrada Familia en el Vuelo a Egipto, y luego para regresar a Nazaret (Leer Mateo 1:,8-2:23).

Los ángeles anuncian el nacimiento del Niño Jesús a los pastores (Lucas 2,14), consuelan a Jesús en su agonía en el jardín de Getsemaní (Lucas 22,43), y proclaman su resurrección de entre los muertos (Juan 20,12).

Jesucristo declaró que los ángeles de los más pequeños (los niños) contemplan continuamente el rostro del Padre (Mateo 18,10): este pasaje ha sido tradicionalmente citado como evidencia bíblica de los ángeles guardianes.

La Jearquía de los Ángeles de Dios.

Santo Tomás de Aquino, uno de los grandes Teólogos de la Iglesia, es conocido también como el "Doctor Angélico", por sus importantes escritos sobre los ángeles en su "Suma Teologica".

Santo Tomás de Aquino creía que los ángeles, siendo seres espirituales, influyen en la humanidad iluminando la mente de los hombres con pensamientos saludables a la conciencia.

Citando las Escrituras, Santo Tomás nombró la 9 jerarquías de Ángeles en 3 grupos: la jerarquía más alta que está al lado de Dios:

  • Serafines (Isaías 6,2),
  • Querubines (Génesis 3:24, Ezequiel 10,1-22),
  • Tronos (Colosenses 1,16);

La jerarquía media involucrada en el gobierno:

  • Dominaciones (Colosenses 1,16),
  • Virtudes (Primera Pedro 3,22),
  • Potestades (Colosenses 1,16)

Y la tercera jerarquía involucrada en las obras:

  • Principados (Colosenses 1:16),
  • Arcángeles (Primera Tesalonicenses 4:16),
  • Ángeles.

El Credo profesa que Dios es el Creador del cielo y de la tierra, y de todo lo visible y lo invisible. La existencia de seres espirituales, no corporales, que la Biblia llama habitualmente ángeles, es una verdad de fe en la Biblia y en la doctrina de la Iglesia.

San Agustín dice:

"El nombre de ángel indica su oficio (servidor), no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es un espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré que es un ángel".

¿Quiénes son los Ángeles de Dios?

Con todo su ser, los ángeles son servidores y mensajeros de Dios. Son criaturas puramente espirituales, tienen inteligencia y voluntad: son criaturas personales (Pío XII) e inmortales (Lucas 20,36)

Cristo es el centro del mundo de los ángeles. Le pertenecen (Mateo 25,31) Fueron creados por y para Él (Colosenses 1, 16) Son mensajeros de su salvación (Hebreos 1, 14)

De la Encarnación (Lucas 1,26-38 y Mateo 1,20) a la Ascensión, la vida Jesucristo está rodeada de la adoración y del servicio de los ángeles. Cuando Dios introduce a su Primogénito en el mundo, dice: "adórenle todos los ángeles de Dios" (Hebreos 1,6)

Su cántico de alabanza en el nacimiento de Cristo no ha cesado de resonar en la alabanza de la Iglesia: "EL GLORIA" (Lucas 2, 14). Lo protegen (Mateo 1, 20; 2,13.19), le sirven en el desierto (Mateo 1, 12; Mt 4,11), lo reconfortan en la agonía (Lucas 22,43).

Son también los ángeles quienes "evangelizan" (Lucas 2,10) anunciando la Buena Nueva de la Encarnación (Lucas 2, 8-14), y de la Resurrección (Marcos 16, 5-7) de Cristo. Con ocasión de la segunda venida de Cristo, anunciada por los ángeles (Hebreos 1,10-11), estarán presentes al servicio del juicio del Señor (Mateo 13, 41; 25, 31; Lucas 12, 8-9)

La Iglesia se beneficia de la ayuda poderosa de los ángeles (Hechos 5, 18-20; 8, 26-29; 10, 3-8; 12, 6-11; 27, 23-25) y ésta celebra la memoria de san Miguel, san Gabriel, san Rafael y los ángeles custodios.

Desde su comienzo (Mateo 18, 10) hasta la muerte ( Lucas 16,22), la vida humana está rodeada de su custodia (Salmo 34, 8; 91, 10-13) y de su intercesión (Job 33, 23-24; Zacarías 1,12; Tobías 12, 12).

"Nadie podrá negar que cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducir su vida" (San Basilio Magno)

Verdadero Culto a los Ángeles de Dios.

La intercesión de los ángeles, orando por nosotros ante Dios, aparece en la Biblia en Apocalipsis 8,3-4 y en Tobías: Dijo el ángel Rafael:

"Sepan entonces que cuado tú y Sara Rezaban, yo presentaba sus oraciones ante Dios" (Biblia Católica: Tobías 12,11-12)

Falso culto de los Angeles en la Nueva Era.

Todo nombre personal de ángeles fuera de RAFA-EL (Medicina de Dios), GABRI-EL (Mensajero de Dios) y MIGU-EL (Quién como Dios), son inventos del movimiento Nueva Era, para fines comerciales. Lo mismo que un ángel, comprado, uno vendido y otro regalado.

La comunican con ángeles, es en La Nueva Era, una especie de espiritismo en que supuestos ángeles con diversidad de nombres, contactados por recitación de mantras y esencias de mandarinas, velas, frutas, comunican nuevas revelaciones a los seres humanos.

Para algunos son extraterrestres, para otros son almas de difuntos ascendidos a planos superiores, para otros, pura energía.

Ángeles de nueva era: Una idolatría.

Es bastante grande el comercio de supuestos ángeles con diversas posturas, razas, tamaños, formas, atributos y poderes, abundan también los libros sobre el tema.

Todo culto de ángeles que sustituya o supere al culto que le debemos a Dios es considerado por la Iglesia Católica como idolatría y todo intento de diálogo con ellos es considerado como espiritismo.

Podemos pedirle que intercedan por nosotros ante Dios y sólo con fines tendientes a nuestra salvación, este es el único culto válido.

San Miguel Arcángel (Apocalipsis 12,7-9) fue el ángel que expulsó a Satanás del Cielo, porque Dios no se iba a rebajar ni a ponerse a la altura de "ese", peleando con él.

¿Quiénes son los Ángeles Caídos?

Satánás (Mateo 12,26) es una palabra de origen hebreo que significa impedir, oponerse, hostigar. Inicialmente hacía referencia a un enemigo terrestre.

La primera vez que en la Biblia se refiere a un ser espiritual demoníaco es en el 1 Crónicas 21,1. El judaísmo tardío lo llama Belial y Beelzebub (Mt 12,27), príncipe de las tinieblas.

El nombre de Lucifer, significa estrella de la mañana, hace referencia a un texto de Isaías sobre la caída del rey de Babilonia, que la tradición cristiana asoció a Satán en conexión con Lucas 10,18:

"¡Cómo caíste desde el cielo, estrella brillante, hijo de la aurora!...has caído en las honduras del abismo" (Isaías 14,12-15)

Diablo (del griego), significa división, una persona que divide es una persona diabólica. La palabra demonio (Mt 12,28) es de origen griego y hace alusión a seres sobrenaturales peligrosos al hombre.

En la tradición cristiana Satán o Satanás aparece como un ser espiritual, opuesto a la obra de Dios y como el tentador que intenta desviar al hombre del camino del bien y de la verdad.

El satanismo es un conjunto de ritos y creencias que intentan rendirle culto a este ser y a los demonios.

El papa Pablo VI el 15 de Noviembre de 1972 en una audiencia general de la basílica de San Pedro, expresó lo siguiente:

"El mal que existe en el mundo, es el resultado de la intervención en nosotros y en nuestra sociedad de un agente oscuro y enemigo, el demonio. El mal no es ya sólo una deficiencia, sino un ser vivo, espiritual, pervertido y pervertidor. Terrible realidad, misteriosa y pavorosa. El demonio es el enemigo número uno, es el tentador por excelencia.

Sabemos que este ser oscuro y perturbador existe realmente y sigue actuando; es el que insidia sofisticamente el equilibrio moral del hombre, el pérfido encantador que sabe insinuarse en nosotros por medio de los sentidos, de la fantasía, de la concupiscencia, de la lógica utópica, o de las confusas relaciones sociales..."

La doctrina del Magisterio respecto a los demonios se encuentra en el Concilio IV de Letrán, año 1215 y se puede reducir a dos afirmaciones:

  1. Aparte de Dios, todo cuanto existe ha sido creado por Dios. La Iglesia enseña que fue un ángel bueno, creado por Dios

  2. Todo lo que en la creación se ha vuelto malo, ha adquirido esa condición por su propia culpa, pues era bueno cuando salió de las manos de Dios.

La victoria de Cristo sobre Satanás es de capital importancia en el Nuevo Testamento. Todo culmina en el destronamiento de todas las potencias del mal por Cristo.

El hombre es personal y colectivamente responsable del mal. Sin nuestra perversidad carecerían de fuerza todas las potencias del mal.

Infestación, Opresión, Obsesion y Posesión demoníaca.

Una forma ordinaria con la cual el demonio nos ataca es a través de la Tentación. Pero también hay cuatros maneras extremas puede influenciar Satanás en las cosas en las personas

Infestación: Ataque al entorno de la persona (casa, habitación, animales, plantas, objetos, etc)

Obsesión: Acción de Satanás sobre la mente de las personas, pensamientos obsesivos e incontrolables. Pensamientos fijos y perversos, intensos y permanentes que llevan a una persona a alejarse de Dios cayendo innumerables veces en el mismo pecado que se ve como forzado en la voluntad a realizar

Opresión: Ataque psicológico, espiritual e incluso físico (enfermedades raras, golpes, ver cosas extraordinarias, estados de inconsciencia, cambio de carácter, alteración de la personalidad, repulsión por Dios, enfriamiento de la fe, rechazo de lo sagrado

Posesión: Grado máximo de la influencia del Maligno que tiene sometida fisca y psicológicamente a una persona. Sólo los sacerdotes autorizados por obispo, puede realizar un exorcismo, rito liberador de una posesión. La persona humana es poseída en su voluntad, en sus afectos y en su cuerpo, más nunca en su espíritu, (imagen y semejanza de Dios) por el maligno. Esta última presenta las siguientes características y todas tienen que ir juntas, pues aisladas se pueden explicar psiquiátricamente:

  1. Fuerza corporal sobrehumana, agresiva y fuera de lo común, gritos
  2. Doble personalidad o múltiples personalidades.
  3. Conocimiento de idiomas que no ha aprendido
  4. Rechazo o burla de lo sagrado: rosario, imágenes religiosas, agua bendita, sacerdotes, misas, templos, virgen María
  5. Semblante obscuro, exceso de saliva y contorsiones corporales que no pueden explicarse por ataques convulsivos.

Todo esto es consecuencia de flirtear con el enemigo en rituales esotéricos y ocultistas, ouija, santería, brujería, espiritismo, metafísica de Cony Méndez, curso de milagros, Control mental Silva, amuletos, contras, adivinación, gnosticismo, rosacrucismo, astrología, o del alejamiento de Dios y de la iglesia que empobrece el sistema inmunológico espiritual de los individuos.

Los Ángeles de Dios vendrán.

Los ángeles de Dios vendrán al lado de nuestro Señor Jesucristo en el Día del Juicio, así lo dice el Evangelio de Mateo (24,31), y los ángeles separarán a los malvados de los justos en el Último Día (Mateo 13,49), aunque no conocen el día del Juicio (Marcos 13:32).

Nuestro Señor Jesucristo también dijo que los hijos de la resurrección serán como los ángeles del Cielo (Lucas 20,34).

Dios enviará sus Ángeles en aquel día para lograr la liberación de todos sus hijos, así como cuando envió un ángel para liberar al Apóstol Pedro después de que fue encarcelado por el Rey Herodes (Hechos 12,7-11)

Los Ángeles de Dios superarán en creces a los ángeles caídos y el Reino de Dios se instaurará para siempre.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: Padre Jesús Genaro Pérez, Publicaciones de un Creyente

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD