Conoce tu fe / Caminando en la fe

Tácticas e influencias del demonio. Cómo vencer en la guerra espiritual

 
 
   
 
 
 

El demonio disfruta que la mayoría de la gente no tenga idea de que él realmente existe y juega un rol activo en el mundo

 

Si estuviésemos en una guerra espiritual (en la cual estamos), necesitamos conocer a nuestro enemigo. Ir a la batalla a ciegas, sin la planeación y la preparación necesaria, resultará seguramente en una derrota.

Para prepararnos, usaremos muchas fuentes, pero la principal será el texto de C.S. Lewis "Cartas del diablo a su sobrino", si no tienes una copia, te lo recomiendo. Fue uno de los libros que San Juan Pablo II llevaba en sus excursiones con jóvenes y discutía el libro alrededor de una fogata.

Si no te gusta leer, te recomiendo que compres la dramatización de las cartas hechas por "Focus on The Family", llamada "Las cartas del diablo a su sobrino: Primera dramatización con elenco completo del clásico diabólico" (Radio teatro). Presenta a Andy Serkis, quien interpretó, en El señor de los anillos, al personaje de Gollum.

Antes de comenzar esta tarea, les pido sus oraciones ya que este no es un tema fácil de abordar, uno que estoy seguro que el enemigo no quiere que se sepa.  Así que por favor oren por mí y mi familia

¿Los demonios existen?

Primero que todo, debemos convencernos de que SÍ existen, todos tenemos un enemigo y ese enemigo es Satanás y sus subordinados. El demonio disfruta completamente el hecho que muchas personas no creen que él exista. 

Adicionalmente, la mayoría,  o no cree en él o piensa que puede existir, pero esta imagen de un hombrecito en un traje rojo con cachitos no es alguien a quien debamos temer.

Por otro lado, hay quienes están convencidos de que existe y tienen una atracción insana hacia ellos. Esta gente llega al punto de adorarlos y algunos incluso establecen tiendas en las esquinas y alegan que pueden ver el futuro.

C.S. Lewis lo propone de esta manera en su prefacio:

"Hay dos errores iguales y opuestos en los que nuestra carrera puede caer sobre los demonios. Una es no creer en su existencia.  La otra es creer y sentir un excesivo e insano interés en ellos.  Ellos mismos se gozan en los dos errores y aclamar a un materialista o un mago con el mismo gusto". (IX)

Así pues, el demonio disfruta que la mayoría de la gente no tenga idea de que él realmente existe y juega un rol activo en el mundo.

Peter Kreeft relaciona esta misma verdad en el contexto de la batalla espiritual:

"Satanás esta igualmente complacido por nuestra sobreestimación y por nuestra subestimación como el comandante de un ejército de enemigos en tiempo de guerra y estará igualmente complacido si tu lado sobreestima enormemente su fuerza y estremece con miedo supersticioso cuando "no hay nada que temer sino al miedo mismo", o si subestimaste su fuerza, o si incluso dejaste de creer en su existencia misma.  Ciertamente perderás la batalla y posiblemente la guerra.  (Ángeles y Demonios, 112)

Para comenzar, entonces, necesitamos convenir en que, SÍ, el diablo y los demonios existen. Esto es parte del paquete completo de la Revelación Divina y no debemos descontar este hecho.

Los Ángeles y los demonios son reales, tan reales como el aire que respiramos. El catecismo dice:

"Satán o el diablo y los otros demonios son ángeles caídos por haber rechazado libremente servir a Dios y su designio. Su opción contra Dios es definitiva. Intentan asociar al hombre en su rebelión contra Dios". (CIC, 414)

No es cuestión de si existen o no, más bien de, cómo los venceremos.

Sin embargo, sobre todas las cosas, debemos reconocer que Jesucristo es el que vence al enemigo y ya lo ha vencido.

Depende de nosotros que invoquemos Su ayuda en nuestra batalla diaria en contra de Satanás y los demonios que tratan de alejarnos de Dios.

¡Permaneced vigilantes!

Adaptación y traducción por Alejandra Pertuz para PildorasdeFe.net, del artículo publicado en: Philipkosloski.com, autor: Philip Kosloski

pildorasdefe alejandra pertuz firmaAlejandra Pertuz, colombiana viviendo en Miami por los últimos 17 años. Madre de dos niñas, ama de casa, ingeniera. "No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros". (Juan 15,16). Esta frase me empuja a enfrentar mi responsabilidad como cristiana

 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 

Déjanos tus comentarios

 

Artículos de interés

 
 
san juan pablo ii rezando muyconcentrado manos juntas y ojos cerrados en silencio
 
jesus divina misericordia retrato disipa oscuridad
 
bbc video homofobia se burla de la eucaristia huele como a odio
 
hombre abraza mujer sostiene corazon rojo en sus manos
 
mano de jesus amigososteniendo la mano de una persona
 
coronilla a la divina misericordia como rezar
 
coronilla a la divina misericordia como rezar
 
coronilla a la divina misericordia como rezar
 
hombre mujer separados trabajo desamor aburridos
 
 
esposos boda unidos de las manos en matrimonio
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Homilía del Papa Francisco


 
papa francisco rostro de perfil mirando hacia abajo
 
papa francisco fondo oscuro
 
- Lo más leído -
 

San Expedito. Protector de los enfermos, de la familia y problemas laborales

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Fiesta de la Divina Misericordia. Segundo Domingo de Pascua.

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Cómo la Divina Misericordia puede disipar la oscuridad

Momentos de silencio recomendados durante la celebración de la Santa Misa

 
 
 


 
hombre sosteniendo biblia dios no escucha su oracion