Oración / Aprende a orar

Felicidades María, tú eres la Madre de la reconciliación

 
 
   
 
 
 

María es Madre de la Reconciliación porque es Madre de Cristo. Al calor del Corazón de María se reconcilia lo humano y lo divino

 

En nuestros días, la Santísima Virgen es honrada liturgicamente en muchos lugares bajo el título de "reconciliadora de los pecadores"

María fue la persona más cercana a Jesús, y además su primera discípula. Ella compartió los sufrimientos de Jesús de una manera misteriosa, meditando todo en su corazón.

María tuvo una relación íntima con el sufrimiento de Jesús, con un amor de Madre por su hijo tan inigualable que hasta a los pies de su cruz se quedó.

Cristo vino a reconciliarnos a través de su sacrificio de amor y de dolor, y María, nuestra Madre, nos trajo esa reconciliación. Por eso María es Madre de reconciliación.

A continuación un fragmento del artículo de Fr. Carlos Lledó López O.P publicado en su Web Cofradía Rosario, que puede ayudarte a meditar en este misterio.

María: Madre de la reconciliación

María es Madre de la Reconciliación porque es Madre de Cristo. Al calor del Corazón de María se reconcilia lo humano y lo divino. María se convierte así en Madre de la gran Reconciliación.

Cristo repara y perdona lo que el hombre no puede reparar ni perdonar y María es Madre de la reparación y del perdón.

Cristo causa la gracia que se nos aplica por los sacramentos en la Iglesia y María es Madre de la gracia que nos conduce a la reconciliación, al sacramento de la Confesión.

María está presente en el Sacramento del Perdón como Madre que recoge al hijo herido entre sus brazos y trata de curarlo porque es Madre del Médico que todo lo sana, porque es Madre del Gran Perdonador que perdona y olvida, porque es Madre de la Sangre derramada que lava y purifica, porque es Madre Asunta al Cielo que no cesa de interceder por nosotros y salir al encuentro de los hijos pecadores, débiles e inconstantes.

Oración a nuestra Madre María

¡Oh María!, te suplico, por esta gracia que tienes de que el Señor está contigo y tú con Él, que me concedas tu misericordia, que permanezca conmigo; has que tu amor esté siempre en mí, y tú ten siempre cuidado de mí.

Haz que el grito de mis necesidades, mientras perduren, te siga por doquiera; que tus miradas de bondad, mientras yo viva, me acompañen; haz que la alegría que experimento de tu bienaventuranza permanezca siempre en mí y que tu compasión por mi miseria me siga por doquiera siempre que lo necesite.

Alégrate María, Inmaculada y Santa, amada de Dios, nueva Eva elegida, cooperadora de la reconciliación.

Tú eres la Madre del Divino Verbo, madre de Jesús y madre nuestra, el incansable auxilio de los pecadores, maternal intercesora, ven con tu manto universal y acuérdate de este hijo tuyo, que a veces se pierde entre tanta sombra del mundo.

Alcánzame la Bendición del Señor y hazme caminar siempre sus pasos.

Amén.

Redacción y oración: Qriswell J. Quero | PildorasdeFe.net

Qriswell Quero rostro perfil pildorasdefeQriswell Quero de Pérez, venezolano viviendo en Ecuador, felizmente casado y padre de una hermosa niña, ingeniero electrónico y misionero de la fe. Comprometido con anunciar el Evangelio y los buenos valores familiares. Entregado al servicio. Mi lema es: Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 
 
 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 

Déjanos tus comentarios

 

Artículos de interés

 
 
orar rezar bendecir agradecer alimentos comida
 
oracion ayuno y limosna para principiantes
 
papa francisco sonrie plaza de san pedro fondo azul cielo
 
mujer estresada mucho trabajo jefes exigentes
 
nino muchacho rezando sentado miercoles ceniza cruz frente iglesia
 
novios esposos tomados manos atardecer sol horizonte
 
novios esposos tomados manos atardecer sol horizonte
 
novios esposos tomados manos atardecer sol horizonte
 
hombre y mujer sonriendo mirandose a la cara
 
 
cartas de amor lazo rojo
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Homilía del Papa Francisco


 
papa francisco sostiene un cirio encenedido fondo negro
 
papa francisco levantando su brazo sonriendo
 
- Lo más leído -
 

11 pequeñas maneras para ser un padrino o madrina extraordinarios

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

El Ayuno: arma espiritual poderosa. 5 maneras de incluirlo en tu vida

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Un buen ayuno: Aprende a ayunar con la lengua

San Valentín. Patrono de los enamorados y de los matrimonios

 
 
 


 
hombre orando manos unidas sobre la biblia abierta