Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Aprende a orar
Boletín diario del Evangelio de hoy por email
maria auxiliadora esperanza amor caridad fe auxilio de los cristianos

María auxiliadora nos invita a caminar con la mirada puesta en el Cielo. Aprendamos de la Virgen María, auxilio de los cristianos, a vivir en el amor de Dios

Virgen María auxiliadora: fuente de Fe, Esperanza y Caridad.

La Virgen María, auxiliadora de todos los cristianos, es ciertamente conocida en el mundo entero. Y no es de extrañar, ya que ella desempeñó un papel único en el plan, el propósito y el misterio de salvación de Dios para el mundo. María auxilio de los cristianos es fuente de Fe, Esperanza y Caridad, que nos conduce a los brazos de Cristo Jesús.

Virgen María Auxiliadora.

Son millones de personas los que, a través de muchas devociones, veneran hoy en día a la madre de Dios con un amor puro y servicial. La Iglesia Católica la venera como una Madre amada y como un modelo en de fe, esperanza y caridad. Hemos aprendido que Ella nos conduce tiernamente a los brazos de Jesús. La Virgen María Auxiliadora sin duda alguna es una devoción preciosa que ha llenado el corazón de muchos devotos de la Virgen.

La primera mención de María en las Sagradas Escrituras en el nuevo testamento está relacionado con un evento extraordinario. Un ángel la visitó y le dijo: "Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo".

Al principio, María se turbó y comenzó a razonar "qué clase de saludo podría ser esto". Entonces el ángel le dijo que ella había sido elegida para la increíble misión de concebir, dar a luz y traer al mundo al Hijo del Dios vivo. (Lucas 1,26-33)

La fortaleza de la fe de María le permitió someterse a la voluntad de su Dios de una manera sencilla. Ella estaba convencida de sus designios y de que Él jamás le abandonaría en el camino. María exclamó: "Yo soy la esclava del Señor, cúmplase en mí según tu palabra". (Lucas 1,38)

María estaba dispuesta a enfrentar los desafíos que le esperaban porque ella valoraba el privilegio espiritual que Dios le había ofrecido.

A continuación, te presento una meditación del Padre Carlos Lledó López, con el cual podrás meditar a María como fuente de fe, esperanza y caridad.

Virgen María: fuente de Fe, Esperanza y Caridad.

El misterio de María, Madre y Virgen, nos mueve a creer en 4 grandes verdades de la Fe:

  • Creer en el amor misericordioso de Dios, más fuerte que nuestro pecado, que nuestra muerte y que nuestra debilidad. Dios sale a nuestro encuentro, nos perdona, nos abraza y nos acepta como hijos en el Hijo.
  • Creer en Cristo, clave de la verdad de nuestra existencia. Cristo es el camino de Dios al hombre y del hombre hacia Dios.
  • Creer en el Espíritu Santo, acogido por María sin reservas. Espíritu Santo que nos ha sido dado y que se ha derramado en nuestros corazones (Romanos 5,5) para que podamos identificarnos con Cristo para gloria del Padre.
  • Creer en la Iglesia, Cuerpo místico de Cristo que nos santifica por los sacramentos, que nos enseña con su magisterio y que nos conduce con su gobierno.

María, Madre y Virgen, auxilio de todos los cristianos, es fuente de nuestra esperanza porque apoyada en la Palabra de Dios, camina con alegría, al estilo del Magníficat, siempre y en toda circunstancia. Nada hay imposible para Dios. Ella nos invita a caminar con la mirada puesta en el Cielo.

La Virgen María Auxiliadora es fuente de nuestra esperanza también porque por medio de Ella, recibimos el perdón del pecado en Jesucristo que nos devuelve la paz interior y la alegría verdadera.

Aprendamos de María, auxilio de los Cristianos, a vivir en el amor de Dios, a actuar movidos por el amor a Dios y a entregarnos en caridad al servicio de los más necesitados.

Oración a María Auxiliadora.

Oh María Santísima, Virgen inmaculada, Virgen Auxiliadora, eres La "Llena de Gracia" tal como se dirigió a Ti el Arcángel Gabriel en la Anunciación. En vez de sentirme lejos de ti, me siento mucho más cerca; pues a pesar de que no tenías pecado, sentiste lo difícil que era cumplir la voluntad de Dios en tu vida. Y cuando das tu "SÍ" a Dios en la Anunciación, me enseñas a confiar plenamente en ÉL, a abandonarme a su entera voluntad, a traspasar la cortina negra de mis miedos, de mis flaquezas y de todas mis inseguridades. Dame tu mano, Oh bendita Madre María, y auxíliame en el sufrimiento, acompáñame en el caminar de esta vida hacia el encuentro con tu hijo Jesús para regocijarme con Él y junto a ti por los siglos de los siglos. Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades; antes bien, líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita. Amén.

Más de María Auxiliadora.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: PadreCarlos Lledó López O.P
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para otro tipo de copias: Términos legales - Pildorasdefe.net
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD