Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario, además de mejorar la velocidad y la seguridad del sitio durante su visita. Estas cookies se utilizan para adaptar el contenido de la web a las preferencias del Usuario del Servicio y optimizar el uso del sitio, las cuales permiten que el dispositivo reconozca al usuario y muestre adecuadamente el servicio ofrecido, adaptada a sus necesidades individuales. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento haciendo clic en "Configuración" o en nuestra Política de Cookies en este sitio web. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Aprende a orar

Reza esta sencilla oración a María, Madre de la Iglesia, para pedir su intercesión por la protección contra las dificultades, para tiempos difíciles o desesperados

Oración a María, Madre de la Iglesia contra las dificultades.

Para rescatar nuestra confianza en estos tiempos, vamos a acudir a la Santísima Virgen, bajo el título de María, Madre de la Iglesia, para pedirle su amorosa intercesión por la protección contra los tiempos difíciles, casos desesperados o dificultades grandes que estemos atravesando.

El 11 de febrero de 2018, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina del los sacramentos, inscribieron un nuevo Memorial obligatorio de la Santísima Virgen María, Madre de la Iglesia, en el Calendario General Romano. Este memorial será celebrado cada año el lunes después de Pentecostés.

Enseñado por primera vez por San Ambrosio en el siglo IV, el título de "María, Madre de la Iglesia", concedido a nuestra querida Virgen María, fue proclamado por el Beato Pablo VI el 21 de noviembre, 1964, al concluir la tercera sesión del Concilio Vaticano II. Desde entonces un memorial devocional a María ha aparecido en numerosos calendarios diocesanos y nacionales.

Para confiar las necesidades de la Madre Iglesia, en el cuidado maternal de la Santísima Virgen a todos los discípulos de Cristo, El Papa Francisco eligió inscribir el memorial de María, Madre de la Iglesia, para toda la Iglesia universal, como memoria obligatoria.

Oración a María, Madre de la Iglesia para tiempos difíciles.

Oh Virgen María, Madre de la Iglesia, nos encomendamos a ti en todos nuestros momentos difíciles y terribles que vivimos, para todos esos casos graves que nos llevan a la desesperación.

Te rogamos, querida Madre, que guíes y asistas a nuestro Santo Padre, a nuestros obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas y laicos comprometidos en su misión apostólica, para que puedan prestar ayuda a todos aquellos que necesitan de palabras de fuerza y fe, en la dificultad.

María, Madre de la Iglesia, ilumina al pueblo de Dios por los caminos de la fe, la esperanza y el amor. Tú nos has sido entregada como madre por tu Divino Hijo en el momento de su muerte redentora.

Te pedimos, dulce Madre, que aumentes nuestra confianza mientras atravesamos los tiempos difíciles que estamos viviendo.

Interviene con tu mano amorosa en todas las familias donde hay separación, desacuerdos, conflictos serios, y que se encuentran distantes de la Iglesia, de los sagrarios, de los sacramentos.

Recuérdanos a nosotros tus hijos en este momento de dificultad y de crisis, apoya nuestras oraciones para que lleguen con prontitud al Trono de Dios. Preserva nuestra fe, fortalece nuestra esperanza, aumenta nuestra caridad.

María, Madre de la Iglesia, ayúdanos a vencer la amenaza del mal, que tan fácilmente se arraiga en los corazones de la gente de hoy. Líbranos de la angustia y el miedo.

Querida María, Madre de la Iglesia, a ti ahora elevamos estas invocaciones:

  • De las guerras frías o biológicas, de la autodestrucción incalculable de la humanidad, y de todo tipo de guerra, líbranos, María, Madre de la Iglesia.
  • De los pecados contra la vida humana desde el momento de su concepción hasta su final, líbranos, María, Madre de la Iglesia.
  • De todo tipo de injusticia en la vida de la sociedad, líbranos, María, Madre de la Iglesia.
  • De la disposición a pisotear los mandamientos de Dios, líbranos, María, Madre de la Iglesia.
  • De los intentos de sofocar la verdad de Dios y de eliminar la libertad religiosa, líbranos, María, Madre de la Iglesia.
  • De la pérdida de la conciencia del bien y del mal, líbranos, Madre de la Iglesia.
  • De los pecados contra el Espíritu Santo, líbranos, María, Madre de la Iglesia.
  • De las dificultades de la vida, las crisis nacionales o mundiales, líbranos, María, Madre de la Iglesia.
  • De las pandemias, enfermedades y pestes, líbranos, María, Madre de la Iglesia.
  • De la pandemia de la pobreza generalizada y la indiferencia hacia los más necesitados, líbranos, María, Madre de la Iglesia.

Oh María, sin pecado original concebido, nosotros que estamos reunidos aquí hoy nos ponemos bajo tu especial protección. Nos proponemos seguir tus pasos e imitar tus virtudes. Obtén para nosotros, oh tierna Madre, la gracia de ser fiel a esta promesa. Amén.

Oración a María, Madre de la Iglesia en la dificultad.

Esta otra oración a María Madre de la Iglesia, está compuesta por el Papa Pablo VI. que puede ser rezada en los momentos de dificultad

Oh Virgen María, Madre de la Iglesia, a ti te encomendamos la Iglesia entera. Tú, que eres la ayudante de los obispos, proteges y asistes a los obispos en su misión apostólica, y a los muchos sacerdotes, religiosos y laicos que colaboran con ellos en sus arduas tareas.

Tú, que has sido entregada como Madre del discípulo más amado, por tu Divino Hijo en el momento de su muerte salvadora, recuerda al pueblo cristiano que se te confía. Acuérdate de todos tus hijos; apoya sus oraciones dirigidas a Dios; fortalece su fe; haz firme su esperanza; aumenta su amor. Acuérdate de los que están en tribulación, en necesidad, en peligro, sobre todo de los que sufren persecución y han sido arrojados a la cárcel por la Fe. Para estos, oh Virgen, obtén fortaleza y acelera el anhelado día de su justa liberación. Mira con ojos benignos a nuestros hermanos separados y dígnate unirnos, tú que has hecho nacer a Cristo como puente de unión entre Dios y los hombres.

Oh Templo de la Luz, sin sombra y sin mancha, intercede con tu único Hijo, el Mediador de nuestra reconciliación con el Padre, para que Él tenga misericordia de nuestras faltas y elimine todas las disensiones entre nosotros, concediendo a nuestras almas la alegría de amar.

A tu Inmaculado Corazón, oh María, nosotros finalmente encomendamos a toda la raza humana. Lleva a todos al conocimiento del único y verdadero Salvador, Jesucristo; quita los flagelos provocados por el pecado; da a todo el mundo la paz en la verdad, en la justicia, en la libertad y en el amor.

Haz que toda la Iglesia, pueda elevar al Dios de las misericordias, un majestuoso himno de alabanza y de acción de gracias; un himno de alegría y de exultación, por las maravillas que el Señor ha hecho por ti, oh clemente, oh amorosa, oh dulce Virgen María. Amén.

El Papa Francisco decretó en EL 2018, que el memorial obligatorio de María, Madre de la Iglesia, se añada al calendario litúrgico y se celebre cada año el lunes después de Pentecostés.

Vamos a confiarnos a nosotros mismos, a nuestras parroquias, nuestros sacerdotes, nuestra nación y nuestro mundo, al amoroso cuidado y protección de María, Madre de la Iglesia. Que ella interceda por nosotros ante su Hijo para que podamos salir victoriosos en las dificultades.

Sobre María, Madre de la Iglesia.

El título de María, Madre de la Iglesia, fue otorgado a la Santísima Virgen María por el Beato Papa Pablo VI durante el Concilio Vaticano II. Memoria litúrgica

Redacción y edición: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, Venezolano, esposo y padre de familia, servidor, ingeniero y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para cualquier otra información: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya esta misión


Si crees que este apostolado ha sido de bendición para tu vida, y si está en tus posibilidades hacer una ofrenda voluntaria, de modo que sigamos llevando de forma gratuita esta buena obra, puedes hacerla a continuación.

Recursos de Utilidad