Oración y Espiritualidad / Aprende a orar

Oración de agradecimiento y perdón para despedir el año que termina

 
 

Gracias Señor, por haber llegado al final de este año creyendo, confiando y amándote. Fueron muchas veces las que animaste mi fe

 

Al mirar hacia atrás durante el año pasado, ¿has visto todas aquellas situaciones desesperantes de las cuales saliste victorioso? ¿Aquellas que necesitaron ser enmendadas, malos hábitos y actitudes de los cuales te desprendiste? ¿Te sientes agradecido por este año que terminó tanto de las cosas buenas como aquellas no tan buenas?

Si quieres seguir adelante, empezar de nuevo, y experimentar un año de alegría, fe y victoria, entonces primero agradece a Dios por todos los momentos vividos durante este año que termina.

Tal vez la siguiente oración, puede guiarte en este proceso de agradecimiento

Oración de agradecimiento por el año que termina

Gracias Señor...

Por haber llegado al final de este año creyendo, confiando y amándote.

Fueron muchas veces las que animaste mi fe, las que corriste a mi encuentro.

Siempre sentí el calor de tu mano, aún en plena oscuridad.

Gracias, también, por esa otra fe que he conservado.

Gracias por las ayudas, la compañía y la alegría que me han brindado las personas.

Gracias por tantos ojos como me miraron con ternura.

Gracias por tantas manos como se adelantaron a estrechar la mía.

Gracias por tantos labios cuyas palabras y sonrisas me alentaron.

Gracias por tantos oídos que me escucharon.

Gracias, Señor, por tanto como he recibido, que no fueron méritos míos, sino dones tuyos...

Gracias por el mérito que me estimuló.

Por la salud que me sostuvo, por el trabajo que desempeñé y por el descanso de que disfruté.

Gracias Señor, por aquel fracaso y aquella desilusión.

Oración de perdón por las faltas de omisión

Señor, te pido perdón:

Por la palabra que callé.
Por esa mano que no tendí.
Por la sonrisa que escatimé.
Por el saludo que negué.
Por la mirada que desvié.
Por la disculpa que no pedí.
Por esos oídos que no presté.
Por ese gozo que no compartí.
Por tanta lágrima que no enjugué.
Por esa verdad que omití.
Por tantas veces, Señor,
como me marché de Ti o como no te abrí.
Ayúdame, Señor, quiero comenzar con fuerza
este nuevo año de mi vida.
Amén

 
 
 
 
 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
 
 
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp      Google      
 

Déjanos tus comentarios

 

También te puede interesar

 
 
rostro virgen maria estatua busto fondo azul
 
matrimonio esposos mirando uno a otro sonrisa feliz
 
divina misericordia indulgencias plenaria gracias fiesta
 
divina misericordia maneras enamorarte fiesta
 
divina misericordia maneras enamorarte fiesta
 
divina misericordia maneras enamorarte fiesta
 
jesus divina misericordia retrato disipa oscuridad
 
 
mujer abraza esposo mirando playa matrimonio
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa (Twitter):  
 
 
 
 
 
 

Homilía del Papa Francisco


 
papa francisco saluda desde papa movil plaza san pedro
 

Caminando en la Fe


 
rostro virgen maria estatua busto fondo azul
---------------------------------------------------------------------------------
 
- Lo más leído -
 
------------------------------------------------------------------

Papa Francisco: La medicina más importante en una familia: las caricias

------------------------------------------------------------------

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

------------------------------------------------------------------

Cómo recibir la Indulgencia plenaria en la Fiesta de la Divina Misericordia

------------------------------------------------------------------

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

------------------------------------------------------------------

Cómo la Divina Misericordia puede disipar la oscuridad

------------------------------------------------------------------

Pareja de 78 años de casados revela 4 secretos para un matrimonio duradero

 
 
 

Matrimonio y Noviazgo


 
matrimonio pareja feliz observando lago ocaso