Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

REFLEXIONES

-

REFLEXIONES

-

REFLEXIÓN

-

MEDITACIÓN

Una historia de amor que me llevó de regreso con Dios

 
 
   
 
 
 

Historia de amor: Aquel joven simplemente me escuchaba, cómo me sostenía cuando lloraba, jamás me condenó y me llevó a casa con Dios

 

Fue un joven quien me llevó de vuelta a casa, sin bombos ni platillos y sin argumento; simplemente vivía su fe... Y me amaba. Pienso en aquel joven cada vez que medito ante un crucifijo.

Yo veo a Jesús colgando ahí, estéril y prácticamente limpio, y trato de imaginar cómo debe haber sido en realidad.

Recuerdo cómo en aquella oportunidad, aquel joven simplemente me escuchaba, cómo me sostenía cuando lloraba, cómo jamás me condenó.

¡Jesús realmente debe amarme!

Cuando Jesús estaba agonizando en el huerto, le rogó a su Padre que alejara ese cáliz, pero "que no se haga Mi voluntad, sino la Tuya".

Aunque Él no deseaba experimentar el sufrimiento, la tortura, la carga, estaba dispuesto a hacerlo. Cuando sintió los latigazos en Su espalda, no se resistió, no llamó a nadie, no trató de escapar.

¿Por qué pienso (en mi orgullo), que cualquier cosa que yo haga sacudirá a Dios, el Padre que me amó lo suficiente como para dejar que Su Hijo colgara en la cruz y tuviera una muerte tortuosa? ¿Por qué dudo en correr hacia sus brazos, esos brazos abiertos de par en par, que solo esperan abrazarme? ¿Qué me mantiene alejada?

¡Es fácil que la historia de la Pasión se vuelva anticuada!

Es fácil que la historia de mi salvación se vuelva otro relato de memoria que le cuento a mis hijos. Es fácil olvidar aquella sensación cruda que sentía hace tantos años cuando trastabillaba hacia casa, ciega para todo excepto para el dolor.

Una historia de amor

Estamos rodeados de historias de amor y cuentos de hadas, tanto en la televisión como en los libros, pero casi siempre, ignoramos la historia de amor que debería inspirarnos en nuestra vida cotidiana, aquella que antecedió a la primera Semana Santa.

Aquella historia de amor es extenuante. Contiene sangre y lágrimas, una madre llorando y un clima extraño, milagros y excesos. ¿Cómo debe haber sido estar allí? ¿Cómo podemos renovarla de manera tal que podamos, una vez más, apreciarla como el regalo que es?

Aquella alegría de Pascua que comenzamos a celebrar el domingo pasado, Cristo Resucitado que es un milagro ¡no se acabó!

No olvidemos que el camino hacia la felicidad implica dificultades y sufrimiento, y que tenemos la mejor compañía en nuestras travesías.

Este año se cumple mi 15º aniversario de celebrar Pascua como católica. Aquel joven, el que me guió de vuelta Casa, estará a mi lado en el banco de la iglesia, probablemente sosteniendo a uno de nuestros hijos.

Sonreiré al ver el crucifijo en la mañana de Pascua, ya que me recordará, una vez más, cuánto me debe amar Jesús.

 
 
Adaptación y traducción por Qriswell Quero, del artículo publicado en: Integrated Catholic Life, autor: Sarah Reinhard

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp   
 

Déjanos tus comentarios

Artículos de interés

 
 
renueva tus fuerzas se valiente joven caminando solo por el bosque
 
arcangel san miguel rafael gabriel arcangeles de dios verdaderos
 
papa francisco apunta con el dedo sentado fe sin obras es muerta
 
anillos atados en un lazo rosado sobre almohadilla tentaciones del demonio arruinar matrimonios
 
novena al padre pio de pietrelcina dia  amor del padre pio a la oracion
 
 
novena al padre pio de pietrelcina dia  amor del padre pio a la iglesial y al papa
 
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco con las manos en la cabeza preocupado corazon de hipocritas pertenece al demonio
 
- Lo más leído -
 

5 datos que ignoran los que acusan a los Católicos de adorar a la Virgen María

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Papa Francisco: Dios es quien une los corazones de dos personas que se aman

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Papa Francisco: el matrimonio es para siempre, si no lo crees mejor no te cases

Por qué el demonio odia a la Virgen María y por qué tú deberías amarla