Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Evangelio del día
lecturas de hoy domingo  noviembre  evangelio de hoy papa francisco

Lecturas de hoy domingo para el Santo Evangelio de hoy 15 noviembre 2020. Oración del día y reflexión del Papa. Mateo 25,14-30. Palabra y Evangelio del día

Evangelio de hoy - Lecturas de hoy domingo 15 noviembre, 2020.

Lecturas de hoy domingo para el Santo Evangelio del día 15 de noviembre, 2020. Reflexión sobre el Evangelio de Mateo 25,14-30 - Meditación del Evangelio de hoy por el Papa Francisco. "Los talentos y dones se deben cultivar y compartir". Reflexión sobre las lecturas de hoy y la oración del día para tu vida en el domingo de la semana 33 del tiempo ordinario.

Fiesta de San Alberto Magno.

Lecturas de hoy domingo.

Primera Lectura de hoy para el Evangelio del día: Lectura del Libro de Proverbios 31:10-13,19-20,30-31: "Una mujer perfecta vale mucho más que las perlas".

"Una mujer perfecta, ¿quién la encontrará? Vale mucho más que las perlas. Su marido se fía de ella, y no le faltan riquezas. Le trae ganancias y no pérdidas todos los días de su vida. Adquiere lana y lino, los trabaja con la destreza de sus manos. Extiende la mano hacia el huso, y sostiene con la palma de rueca. Abre sus manos al necesitado y extiende el brazo al pobre. Engañosa es la gracia, fugaz la hermosura, la que teme al Señor merece alabanza. Cantadle por el éxito de su trabajo, que sus obras la alaben en la plaza".

Salmo de hoy domingo.

Salmo 127(128):1-5: "Oh, benditos sean los que temen al Señor." (R).

  • ¡Bienaventurados los que temen al Señor y caminan por sus caminos! Con el trabajo de tus manos comerás. Serán felices y prosperarán. (R).
  • Tu esposa será como una vid fructífera en el corazón de tu casa; tus hijos como brotes de olivo, alrededor de tu mesa. (R).
  • Así será bendecido el hombre que teme al Señor. ¡Que el Señor te bendiga desde Sión todos los días de tu vida! (R).

Segunda Lectura de hoy.

1 Tesalonicenses 5,1-6: "El Señor llegará como ladrón en la noche"

"En lo que se refiere al tiempo y al momento, hermanos, no tenéis necesidad que os escriba. Vosotros mismos sabéis perfectamente que el Día del Señor ha de venir como un ladrón en la noche. Cuando digan: «Paz y seguridad», entonces allí mismo, de repente, vendrá sobre ellos la ruina, como los dolores de parto a la que está encinta; y no escaparán. Pero vosotros, hermanos, no vivís en la oscuridad, para que ese Día os sorprenda como ladrón, pues todos vosotros sois hijos de la luz e hijos del día. Nosotros no somos de la noche ni de las tinieblas. Así pues, no durmamos como los demás, sino que velemos y seamos sobrios"

Aclamación del Evangelio de hoy.

"¡Aleluya, aleluya! Aunque tengas que morir, dice el Señor, mantente fiel, y te daré la corona de la vida. ¡Aleluya!". (Lecturas de hoy tomada de Revelaciones 2,10)

Santo Evangelio de hoy - Mateo 25,14-30.

Evangelio de hoy  - Lecturas de hoy para el Santo Evangelio del día domingo 15 de noviembre (La parábola de los talentos): En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus siervos y les encomendó su hacienda: a uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual según su capacidad; y se ausentó. Enseguida, el que había recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y ganó otros cinco. Igualmente el que había recibido dos ganó otros dos. En cambio el que había recibido uno se fue, cavó un hoyo en tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo, vuelve el señor de aquellos siervos y ajusta cuentas con ellos. Llegándose el que había recibido cinco talentos, presentó otros cinco, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegándose también el de los dos talentos dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes otros dos que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegándose también el que había recibido un talento dijo: Señor, sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Por eso me dio miedo, y fui y escondí en tierra tu talento. Mira, aquí tienes lo que es tuyo. Más su señor le respondió: Siervo malo y perezoso, sabías que yo cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí; debías, pues, haber entregado mi dinero a los banqueros, y así, al volver yo, habría cobrado lo mío con los intereses. Quitadle, por tanto, su talento y dádselo al que tiene los diez talentos. Porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y a ese siervo inútil, echadle a las tinieblas de fuera. Allí será el llanto y el rechinar de dientes". Palabra del Señor. 

Reflexión del Evangelio de hoy por el Papa Francisco.

"¿Cuánto amor has compartido con los demás?".

Sobre las lecturas de hoy, vemos que es claro el significado de esto. El hombre de la parábola representa a Jesús, los siervos somos nosotros y los talentos son el patrimonio que el Señor nos confía. ¿Cuál es el patrimonio? Su Palabra, la Eucaristía, la fe en el Padre celestial, su perdón... en definitiva, muchas cosas, sus bienes más preciosos.

Este es el patrimonio que Él nos confía. No solo para custodiar, sino para fructificar. Mientras que en el uso común el término talento indica una destacada cualidad individual, por ejemplo el talento en la música, en el deporte, etc.

En la parábola de la lectura de hoy, los talentos representan los bienes del Señor, que Él nos confía para que los hagamos fructificar. El hoyo cavado en la tierra por el siervo malo y perezoso indica el miedo a arriesgar que bloquea la creatividad y la fecundidad del amor. Porque el miedo a los riesgos del amor nos bloquea. Jesús no nos pide que conservemos su gracia en una caja fuerte. Jesús no nos pide esto, sino que más bien quiere que la usemos en beneficio de los demás.

Todos los bienes que hemos recibido son para darlos a los demás, y así crecen. Es como si nos dijera: "Aquí tienes mi misericordia, mi ternura, mi perdón: tómalos y haz amplio uso de ello". Y nosotros, ¿qué hemos hecho con ello? ¿A quién hemos contagiado con nuestra fe? ¿A cuántas personas hemos alentado con nuestra esperanza? ¿Cuánto amor hemos compartido con nuestro prójimo? Son preguntas que nos hará bien plantearnos.

Cualquier ambiente, incluso el más lejano e inaccesible, puede convertirse en lugar donde fructifiquen los talentos (...) Esta parábola de la lectura de hoy nos alienta a no esconder nuestra fe y nuestra pertenencia a Cristo, a no sepultar la Palabra del Evangelio, sino a hacerla circular en nuestra vida, en las relaciones, en las situaciones concretas, como fuerza que pone en crisis, que purifica y renueva.

Así también el perdón que el Señor nos da especialmente en el sacramento de la Reconciliación: no lo tengamos cerrado en nosotros mismos, sino que dejemos que irradie su fuerza, que haga caer los muros que levantó nuestro egoísmo, que nos haga dar el primer paso en las relaciones bloqueadas, retomar el diálogo donde ya no hay comunicación. Y así sucesivamente.

A través de la lectura de hoy, comprendemos que, hacer que estos talentos, estos regalos, estos dones que el Señor nos dio, sean para los demás, crezcan, produzcan fruto, con nuestro testimonio. (...) Además, el Señor no da a todos las mismas cosas y de la misma forma: nos conoce personalmente y nos confía lo que es justo para nosotros; pero en todos, en todos hay algo igual: la misma e inmensa confianza.

Dios se fía de nosotros, Dios tiene esperanza en nosotros. Y esto es lo mismo para todos. No lo decepcionemos. No nos dejemos engañar por el miedo, sino que devolvamos confianza con confianza. (Reflexión del Evangelio de hoy. Ángelus, 16 de noviembre de 2014.)

Oración del día para el Evangelio de hoy.

Padre, ayúdame a dejar de lado la indiferencia que no me deja compartir esos talentos que me has dado. Perdón por no haber puesto a producir todo lo que me has confiado. Pongo todo en tus manos sabiendo que me guías en mi proceso de desprendimiento. Sé que con tu Amor lo lograré. No hay mejor manera de retribuirte lo que me has dado que esforzándome en servir, amar, consolar los demás. Amén. (Extraído de nuestro devocional diario de la oración del día para las lecturas de hoy)

Propósito del Evangelio de hoy.

Hacer una revisión interior. En el Evangelio de Mateo, observamos que Dios premia nuestra fidelidad. Nos pasa al banquete celestial cuando hemos sido fiel en lo poco ¿Lo hemos sido?

Has sido fiel en lo poco y serás premiado.

Frase de reflexión.

"La generosidad que sostiene al débil, consuela al afligido, alivia los sufrimientos, devuelve la dignidad a los privados de ella, es una condición para una vida plenamente humana". Papa Francisco.

Audio para las Lecturas de hoy domingo.

Al meditar las lecturas de hoy domingo y después de haber leído el texto de Evangelio del día, escucha ahora la reflexión correspondiente a las lecturas de hoy con la meditación del Santo Evangelio de hoy Mateo 25,14-30, en audio. Palabra de Dios comentada para la vida diaria. (Los bienes y talentos que tenemos son encargos del Señor).

Pulsa en el ícono de Play para comenzar a escuchar la reflexión de las lecturas de hoy para el Evangelio del día domingo.

Índice de lecturas del día.

Intenciones para el día 15 de noviembre.

No hay nada más sanador que la Palabra de Dios. Al meditar todas las lecturas de hoy con el Santo Evangelio del día con Mateo 25,14-30, profundizas en tu relación personal con Dios. La oración del día expresa una petición de transformación. Pidamos por todas esas intenciones de oración para hoy domingo que quieres expresar. Escribe en los comentarios todo aquello que quieres que Dios pueda darte o sanarte a través de las lecturas de hoy y su Palabra viva en el Evangelio de hoy 15 de noviembre, 2020. Paz y bien a tu vida.

Otros Evangelios del día.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Audio Evangelio: Fray Nelson Medina, O.P.
Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para otro tipo de copias: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD