Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario, además de mejorar la velocidad y la seguridad del sitio durante su visita. Estas cookies se utilizan para adaptar el contenido de la web a las preferencias del Usuario del Servicio y optimizar el uso del sitio, las cuales permiten que el dispositivo reconozca al usuario y muestre adecuadamente el servicio ofrecido, adaptada a sus necesidades individuales. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento haciendo clic en "Configuración" o en nuestra Política de Cookies en este sitio web. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Evangelio del día

Evangelio de hoy Miércoles y Lecturas del día 10/07/24 (Reflexión Papa Francisco) Santo Evangelio del día, Mateo 10,1-7: Busquen a las ovejas perdidas

Vayan a las Ovejas Perdidas del Pueblo de Israel (Evangelio de Hoy).

"Vayan a las ovejas perdidas del pueblo de Israel. Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca", es el mensaje central del Santo Evangelio de hoy martes y reflexión con las Lecturas de hoy 10 de julio, 2024. Evangelio del día explicado según San Mateo 10,1-7, con la Palabra diaria de hoy martes de la Semana 14 del Tiempo Ordinario. "Dios está lleno de ternura hacia la gente, en especial hacia los excluidos, los pecadores, los enfermos". (Reflexión del Papa Francisco sobre el Evangelio del día de hoy)

Índice de lecturas.

Santo del día:

San Cristóbal, el portador de Cristo: Patrono de los Viajeros
San Cristóbal, cuyo nombre significa el portador de Cristo, es de las figuras católicas más populares y enigmáticas de nuestra fe: Patrono de los viajeros

Mensaje del Evangelio:

Vayan a las ovejas perdidas del pueblo de Israel. Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca (Cf. Evangelio según San Mateo 10,1-7)

 

Evangelio de hoy Mateo 10,1-7: Vayan a las ovejas perdidas del pueblo de Israel

Lecturas de hoy martes.

Oseas 10,1-3.7-8.12: "Es hora de buscar al Señor".

Israel era una viña exuberante, que producía su fruto. Cuanto más se multiplicaban sus frutos, más multiplicaba él los altares; cuanto mejor le iba al país, mejores hacía él las piedras conmemorativas. Su corazón está dividido, ahora tendrán que expiar: el mismo Señor destrozará sus altares, devastará sus piedras conmemorativas. Seguramente dirán entonces: "No tenemos rey, porque no hemos temido al Señor. Pero el rey, ¿qué podría hacer por nosotros?". Se pronuncian palabras, se jura en falso, se firman alianzas, mientras el derecho crece como la hierba venenosa en los surcos de los campos. Los habitantes de Samaria tiemblan por el ternero de Bet Aven. Sí, su pueblo está de duelo por él, lo mismo que sus sacerdotes: ¡que se alegren de su gloria, ahora que ha sido desterrada lejos de nosotros! El ternero será llevado a Asiria como tributo para el gran rey. Efraím soportará el oprobio e Israel se avergonzará de sus intrigas. ¡Samaria está completamente perdida! Su rey es como una astilla sobre la superficie de las aguas. Los lugares altos de Aven, el pecado de Israel, también serán destruidos; espinas y cardos invadirán sus altares. Ellos dirán entonces a las montañas: "Cúbrannos", y a las colinas: "¡Caigan sobres nosotros!". ¡Desde los días de Guibeá, tú has pecado, Israel! ¡Allí se han quedado! ¿No los sorprenderá en Guibeá la guerra contra los injustos? Yo los corregiré como me parezca: los pueblos se reunirán contra ellos, cuando sean corregidos por su doble crimen. Efraím era una ternera bien adiestrada, le gustaba trillar. Pero yo hice pasar el yugo sobre su hermosa cerviz: yo unciré a Efraím, Judá tendrá que arar, Jacob pasará el rastrillo. Siembren semillas de justicia, cosechen el fruto de la fidelidad, roturen un campo nuevo: es tiempo de buscar al Señor, hasta que él venga y haga llover para ustedes la justicia. Palabra de Dios.

Salmo de hoy.

Salmo 105(104): "Busquen siempre el rostro del Señor". (R)

Cantadle, cantad su alabanza, proclamad todas sus maravillas. Glorificad su santo nombre; alegraos, corazones que buscáis al Señor. /R.

Mirad al Señor en su fuerza; buscad servirle constantemente. Recordad sus maravillas, sus portentos y sus juicios. /R.

Descendientes de Abraham, sus siervos, hijos de Jacob, sus elegidos. Él, el Señor, es nuestro Dios; en toda la tierra prevalecen sus juicios. /R.

Evangelio de hoy.

Mateo 10,1-7: "Vayan a las ovejas perdidas del pueblo de Israel".

En aquellos días, Jesús convocó a sus doce discípulos y les dio el poder de expulsar a los espíritus impuros y de curar cualquier enfermedad o dolencia. Los nombres de los doce Apóstoles son: en primer lugar, Simón, de sobrenombre Pedro, y su hermano Andrés; luego, Santiago, hijo de Zebedeo, y su hermano Juan; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el publicano; Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo; Simón, el Cananeo, y Judas Iscariote, el mismo que lo entregó. A estos Doce, Jesús los envió con las siguientes instrucciones: "No vayan a regiones paganas, ni entren en ninguna ciudad de los samaritanos. Vayan, en cambio, a las ovejas perdidas del pueblo de Israel. Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Reflexión Papa Francisco.

Nuestros esfuerzos por buscar el rostro de Dios nacen del deseo de un encuentro con el Señor, un encuentro personal, un encuentro con su inmenso amor, con su poder salvador. Los doce apóstoles descritos en el Evangelio de hoy (cf. Mt 10,1-7) recibieron la gracia de encontrarse físicamente con Él en Jesucristo, el Hijo de Dios encarnado. Jesús, como hemos oído, llamó a cada uno de ellos por su nombre. Los miró a los ojos y ellos, a su vez, contemplaron su rostro, escucharon su voz y contemplaron sus milagros. El encuentro personal con el Señor, tiempo de gracia y de salvación, conlleva una misión: "Anunciad la Buena Nueva: "El Reino de los Cielos está cerca" (v. 7). Encuentro y misión no deben separarse... Este tipo de encuentro personal con Jesucristo es posible también para nosotros, que somos los discípulos del tercer milenio. En nuestro esfuerzo por buscar el rostro del Señor, podemos reconocerlo en el rostro de los pobres, los enfermos, los abandonados y los extranjeros que Dios pone en nuestro camino. Este encuentro se convierte también para nosotros en tiempo de gracia y de salvación, y nos convoca a la misma misión confiada a los Apóstoles... (Homilía del Papa Francisco sobre el Evangelio de hoy, 8 de julio, 2020)

Evangelio del día (video).

¿Qué mensaje tiene Dios para mí en el día de hoy? Escucha la meditación en audio del Evangelio de hoy martes, según San Mateo 10,1-7: "Vayan a las ovejas perdidas del pueblo de Israel", con el Padre Rodrigo Aguilar.

 

 

Pidamos ayuda al Espíritu Santo, para que nos ayude a meditar la reflexión de las lecturas de hoy martes.

Coronilla de hoy.

Une las enseñanzas del Evangelio al rezo de la Coronilla a la Divina Misericordia de hoy martes, por todas tus intenciones, por el Papa, la Iglesia y todas nuestras necesidades.

 

Intenciones del día.

En el Evangelio de hoy martes, según San Mateo 10,1-7, leemos: "Vayan a las ovejas perdidas del pueblo de Israel". ¿Qué nos dice el Evangelio del día de hoy? La Palabra diaria nos invita a responder al llamado personal de Jesús en nuestras vidas, reconociendo que cada uno de nosotros es elegido para ser su discípulo. ¿Qué me dice este texto del Evangelio del día? ¿Cómo aplicaría a mi vida las lecturas de hoy? Escribe en los comentarios tus peticiones de oración que el Evangelio de hoy haya podido suscitar en ti, o todas aquellas cosas que llevas guardada dentro. Recuerda el mensaje de hoy del Evangelio del día, según San Mateo 10,1-7: "Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca". Estaremos orando por tus intenciones.

Otros Evangelios del día.

Audio Evangelio: Padre Rodrigo Aguilar

Redacción y edición: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, Venezolano, esposo y padre de familia, servidor, ingeniero y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para cualquier otra información: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya esta misión


Si crees que este apostolado ha sido de bendición para tu vida, y si está en tus posibilidades hacer una ofrenda voluntaria, de modo que sigamos llevando de forma gratuita esta buena obra, puedes hacerla a continuación.

Recursos de Utilidad