Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     
LITURGIA - EVANGELIO DEL DÍA - EVANGELIO DE HOY - EVANGELIO

Evangelio del día - Verdaderos adoradores de Dios | Evangelio de hoy

 
 
   
 
 
 

Evangelio del día y reflexión del Papa Francisco. Juan 2,13-22. Evangelio de hoy meditado. Verdaderos adoradores de Dios

 

Evangelio del día - Juan 2,13-22

Meditación del Evangelio del día - (Jesús expulsa a los vendedores del templo) En aquel tiempo, Se acercaba la Pascua de los judíos. Jesús subió a Jerusalén y encontró en el Templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas y a los cambistas sentados delante de sus mesas. Hizo un látigo de cuerdas y los echó a todos del Templo, junto con sus ovejas y sus bueyes; desparramó las monedas de los cambistas, derribó sus mesas y dijo a los vendedores de palomas: "Saquen esto de aquí y no hagan de la casa de mi Padre una casa de comercio". Y sus discípulos recordaron las palabras de la Escritura: El celo por tu Casa me consumirá. Entonces los judíos le preguntaron: "¿Qué signo nos das para obrar así?" Jesús les respondió: "Destruyan este templo y en tres días lo volveré a levantar". Los judíos le dijeron: "Han sido necesarios cuarenta y seis años para construir este Templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?" Pero él se refería al templo de su cuerpo. Por eso, cuando Jesús resucitó, sus discípulos recordaron que él había dicho esto, y creyeron en la Escritura y en la palabra que había pronunciado" Palabra del Señor. Evangelio del día de hoy comentado por el Papa - La reflexión del evangelio de hoy

Reflexión del Papa Francisco

Sobre el Evangelio de hoy - Jesús hizo un látigo de cuerdas y los echó a todos del Templo, junto con sus ovejas y sus bueyes. El dinero, todo. Este gesto suscitó una fuerte impresión, en la gente y los discípulos.

Aparece claramente como un gesto profético, tan es así que algunos de los presentes preguntaron a Jesús: "¿Qué signo nos das para obrar así?" ¿Quién eres tú para actuar así?, o sea una señal divina, prodigiosa que muestre a Jesús como enviado de Dios.

Jesús respondió: "Destruyan este templo y en tres días lo volveré a levantar". Le replicaron: "han sido necesarios cuarenta y seis años para construir este Templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?".

No habían entendido que el Señor se refería al templo vivo de su cuerpo, que habría sido destruido con la muerte en la cruz, pero que habría resucitado al tercer día.

Por esto, en tres días. "Cuando Jesús resucitó (escribe el Evangelista) sus discípulos recordaron que él había dicho esto, y creyeron en la Escritura y en la palabra que había pronunciado".

En efecto, este gesto de Jesús y su mensaje profético se entienden completamente a la luz de su Pascua. Aquí tenemos, según el Evangelista Juan, el primer anuncio de la muerte y resurrección de Cristo: su cuerpo, destruido en la cruz por la violencia del pecado, en la Resurrección se convertirá en el lugar del encuentro universal entre Dios y los hombres.

Cristo Resucitado es precisamente el lugar del encuentro universal, de todos, entre Dios y los hombres. Por esto su humanidad es el verdadero templo, donde Dios se revela, habla, se deja encontrar; y los verdaderos adoradores de Dios no son los custodios del templo material, los detentores del poder y del saber religioso, sino aquellos que adoran a Dios en espíritu y verdad

[...] Si somos testimonios de este Cristo vivo, mucha gente encontrará a Jesús en nosotros, en nuestro testimonio.

Pero, nos preguntamos y cada uno de nosotros se puede preguntar, ¿en mi vida el Señor se siente verdaderamente a casa? ¿Lo dejamos hacer limpieza en nuestro corazón y expulsar a los ídolos, o sea aquellas actitudes de codicia, celos, mundanidad, envidia, odio, aquella costumbre de hablar mal de los otros? ¿Lo dejo hacer limpieza de todos los comportamientos contra Dios, contra el prójimo y contra nosotros mismos...?

Jesús limpiará con ternura, con misericordia, con amor. La misericordia es su manera de limpiar. Dejemos, cada uno de nosotros, dejemos que el Señor entre con su misericordia, no con el látigo, no, con su misericordia, a hacer limpieza en nuestros corazones.

El látigo de Jesús es su misericordia. Abrámosle la puerta para que limpie un poco. (Reflexión antes del rezo del Ángelus, 08 de marzo de 2015)

Oración para el Evangelio de hoy

Señor de misericordia, gracias por haberte descubierto ante mí como Padre y amigo, por hacerme saber que eres fuente de seguridad y que a tu lado la verdadera felicidad es posible.

Te suplico, con mucha humildad, que llenes mi vida de fuerzas y de coraje para seguir adelante. Tú, que eres fuente de luz, guía mis pasos y ayúdame a encontrar consuelo en todas mis necesidades y pruebas.

Quiero encontrar el amor verdadero en tu Palabra y tener aquel mismo celo apostólico que te devoraba por dentro cuando la indiferencia de la gente ofendía el amor del Padre.  

Te amo Señor y sé que también me amas. Tú quieres habitar en el templo de mi alma y yo quiero que tomes posesión de él; pero primero debo purificarme de los deseos del mundo y tenerte como centro de mi realización personal.

Ven y derriba de mi corazón toda barrera que me impida amarte en libertad. Ayúdame a respetar las cosas divinas y todo lo sagrado que proviene de Ti. Sé que no me dejarás solo en esta lucha.

Confío en tu poder y pongo en tus manos todo lo que soy y todo lo que quiero darte. Quiero ser un verdadero adorador en Espíritu y Verdad, que ame tus enseñanzas y las practique.

Tú diriges mis pasos con sabiduría, por eso, ven y mueve mi corazón y todo mi ser para seguir experimentando tu amor y el poder de tu cercanía que me lleva a la alegría y a fortalecer mi esperanza.

Mi Señor, mi Todo, quiero respetar tus mandatos de amor en todo lo que haga, en todos mis pensamientos y palabras, manifestando al mundo que, en Ti, soy creatura nueva. Amén

Autor: Qriswell Quero, escritor católico @Copyright 2019

Propósito para hoy

Hoy, me esforzaré un poco más en hablar sólo de las cosas buenas de los otros, resaltando más sus virtudes que sus defectos.

Frase de reflexión

"Está huérfano el cristiano que no percibe a la Virgen María como Madre". Papa Francisco

Evangelio de hoy

Comentarios del Evangelio del día en audio:
🎧 Evangelio del día

Diálogos, oraciones y edición: PildorasdeFe.net | Audio comentario: Fray Nelson Medina, O.P.
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
  Facebook      Twitter       WhatsApp   
 

Déjanos tus comentarios

Artículos de interés

 
 
joven sentando en una banca solo triste deprimido puesta de sol
 
el juicio final quien se salvara como cuando sucedera el dia del juicio
 
papa francisco levanta su pulgar ok frases del papa francisco ser verdadero cristiano
 
esposos sonriendo matrimonio feliz
 
mujer mirando ventana lluvia oracion sanacion interior
 
 
mujer orando con las manos juntas cabello sobre su rostro iglesia
 
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco sentado silla papal denuncia creciente violencia contra pueblo judio
 
- Lo más leído -
 

El Alma de Cristo: La oración que todo católico debe rezar

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Una poderosa oración de sanación interior para el corazón

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Adoración Eucarística. 10 cosas sorprendentes que suceden

8 frases que NUNCA deberías decir a tus hijos