Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

LITURGIA

-

EVANGELIO DEL DÍA

-

EVANGELIO DE HOY

-

EVANGELIO

Evangelio del día: El cristiano encuentra fortaleza en la fuerza del amor

 
 
   
 
 
 

Evangelio del día. AUDIO. Lucas 12,49-53 - XX semana tiempo ordinario: la fuerza del cristiano es la fuerza de la verdad y del amor.

 

Evangelio del día: Lucas 12,49-53

Evangelio del día: (He venido a traer división): En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo! Tengo que recibir un bautismo, ¡y qué angustia siento hasta que esto se cumpla plenamente! ¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división. De ahora en adelante, cinco miembros de una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres: el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra" Palabra del Señor.

Reflexión del Papa Francisco

¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división ¿Qué cosa significa esto? Significa que la fe no es una cosa decorativa, ornamental; vivir la fe no es decorar la vida con un poco de religión. Como si fuera una torta que se la decora con la crema. No. La fe no es eso.

La fe comporta elegir a Dios como criterio-base de la vida, y Dios no es vacío, no es neutro, Dios es siempre positivo, Dios es amor Y el amor es positivo.

Después que Jesús vino al mundo, no se puede hacer como si no conociésemos a Dios. Como si fuera una cosa abstracta, vacía, puramente nominal. No, Dios tiene un rostro concreto, tiene un nombre: Dios es misericordia, Dios es fidelidad, es vida que se dona a todos nosotros.

Por esto Jesús dice: he venido a traer división; no es que Jesús quiera dividir entre ellos a los hombres, al contrario: Jesús es nuestra paz, ¡es reconciliación!

Pero esta paz no es la paz de los sepulcros, no es neutralidad. Jesús no trae neutralidad. Esta paz no es un acuerdo a cualquier precio.

Seguir a Jesús comporta renunciar al mal, al egoísmo y escoger el bien, la verdad, la justicia, también cuando ello requiere sacrificio y renuncia a los propios intereses. Y esto sí divide, lo sabemos, divide también los lazos más estrechos.

Pero atención: No es Jesús el que divide. Él pone el criterio: vivir para sí mismo, o vivir para Dios y para los demás; hacerse servir, o servir; obedecer al propio yo u obedecer a Dios. He aquí en qué sentido Jesús es signo de contradicción

Por lo tanto, esta palabra del Evangelio no autoriza de hecho el uso de la fuerza para difundir la fe. Es precisamente al contrario: la verdadera fuerza del cristiano es la fuerza de la verdad y del amor, que comporta renunciar a toda violencia. Fe y violencia son incompatibles

En cambio fe y fortaleza van juntas. El cristiano no es violento pero es fuerte y ¿con que fortaleza? con aquella de la mansedumbre; la fuerza de la mansedumbre, la fuerza del amor.

También entre los parientes de Jesús hubo algunos que a un cierto punto no compartieron su modo de vivir y de predicar, nos lo dice el Evangelio. Pero su Madre lo siguió siempre fielmente, teniendo fija la mirada de su corazón en Jesús, el Hijo del Altísimo, y en su misterio.

Y al final, gracias también a la fe de María, los familiares de Jesús entraron a formar parte de la primera comunidad cristiana.

Pidamos a María que también nos ayude a nosotros a tener la mirada bien fija en Jesús y a seguirlo siempre, también cuando cuesta (Reflexión antes del rezo del ángelus. 18 de agosto de 2013)

Oración de Sanación

Señor mío, abro los ojos hoy a tu amor y permito que llenes mi corazón de Ti. Bendita sea tu poderosa fuerza que es capaz de transformar mis turbulentas pasiones y apaciguarlas con el don de la paciencia. 

No es sencillo seguir tus pasos. Tu Palabra es fuente de sanación, pero también motivo de división, pues muchos no la aceptan y la desprecian.

No es que seas Tú el que nos divida, es la indiferencia a cumplir con tus mandamientos lo que causa que algunos se alejen de tus promesas. Yo también he sentido esa división en mi corazón. 

Ayúdame a ser una persona que refleje tu bondad a los demás, que puedan ver que el amor es lo único que trae la felicidad. Que ninguna de mis acciones genere división o heridas en los demás.

Tengo la plena certeza de que no me fallarás. Ven y hazme nueva criatura, forma parte de mí. Confío en tu amor. Amén

Propósito para hoy

Rezaré 10 Avemaría clamando a Dios por la unidad de todos los cristianos. Para que todos seamos uno

Frase de reflexión

"Los sacramentos, especialmente la Penitencia y la Eucaristía, son momentos privilegiados para el encuentro con Cristo". Papa Francisco

Evangelio del día de hoy

Comentarios del Evangelio de hoy en audio:
🎧 Evangelio del día

Diálogos, oraciones y edición: PildorasdeFe.net | Audio comentario: Fray Nelson Medina, O.P.
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp   
 

Déjanos tus comentarios

Artículos de interés

 
 
renueva tus fuerzas se valiente joven caminando solo por el bosque
 
arcangel san miguel rafael gabriel arcangeles de dios verdaderos
 
papa francisco apunta con el dedo sentado fe sin obras es muerta
 
anillos atados en un lazo rosado sobre almohadilla tentaciones del demonio arruinar matrimonios
 
novena al padre pio de pietrelcina dia  amor del padre pio a la oracion
 
 
novena al padre pio de pietrelcina dia  amor del padre pio a la iglesial y al papa
 
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco con las manos en la cabeza preocupado corazon de hipocritas pertenece al demonio
 
- Lo más leído -
 

5 datos que ignoran los que acusan a los Católicos de adorar a la Virgen María

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Papa Francisco: Dios es quien une los corazones de dos personas que se aman

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Papa Francisco: el matrimonio es para siempre, si no lo crees mejor no te cases

Por qué el demonio odia a la Virgen María y por qué tú deberías amarla