Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Papa Francisco
papa francisco llegada irak visita avion presidente peregrino paz penitente

Papa Francisco a Irak: Vengo como un penitente, pidiendo perdón al cielo y a todos por tanta destrucción y crueldad. Vengo como peregrino de la paz

El Papa llega a Irak para promover la paz, la tolerancia e igualdad.

Bagdad, Iraq, 5 de marzo, 2021 - Para consolidar la paz y asegurar el progreso, el gobierno y el pueblo de Irak nunca deben tratar a nadie como ciudadano de segunda clase y deben trabajar cada día para promover la armonía, dijo el Papa Francisco. "La convivencia fraterna exige un diálogo paciente y honesto, amparado en la justicia y en el respeto a la ley", dijo el Papa Francisco este 5 de marzo, dirigiéndose al presidente iraquí Barham Salih, a otros líderes gubernamentales y a los diplomáticos que prestan servicio en Irak.

La cita con los líderes cívicos y culturales en el palacio presidencial de Bagdad se produjo poco después de que el Papa Francisco aterrizara en Irak para su primer viaje al extranjero en 15 meses a causa de la pandemia del COVID-19.

Aunque él, todo su séquito y los periodistas que viajaban con él habían sido vacunados contra el coronavirus, todos llevaban máscaras durante el vuelo de cuatro horas desde Roma.

[Saludo del Papa Francisco a todos los periodistas que viajan con él en su visita a Iraq]

Al bajarse la máscara brevemente para dirigirse a los periodistas, el Papa Francisco dijo que sentía el "deber" de visitar el país de Oriente Medio, que había experimentado tanta muerte y agitación desde la invasión de 2003 por una coalición liderada por Estados Unidos. Volvió a ponerse la máscara para recorrer el avión y saludar personalmente a cada miembro de los medios de comunicación.

El Papa Francisco mantuvo un breve encuentro con el primer ministro iraquí, Mustafa al-Kadhimi, en una sala del aeropuerto de Bagdad, antes de dirigirse a la ciudad bajo fuertes medidas de seguridad.

Fuera del aeropuerto, en cinco o seis grandes grupos a lo largo de la carretera, cientos de iraquíes agitaban banderas del Vaticano o de Irak al paso del Papa. Obligado a utilizar un coche a prueba de balas, el Papa se dirigió al palacio presidencial en un BMW 750i negro; el sedán estuvo flanqueado la mayor parte del camino por funcionarios de seguridad en motocicletas, pero a medida que la comitiva se acercaba al palacio, fue acompañada por oficiales a caballo.

El presidente dio la bienvenida al Papa Francisco como un "gran y querido invitado", expresando su gratitud por el hecho de que el Papa realizara el viaje "a pesar de las recomendaciones de posponer la visita debido a las circunstancias excepcionales por las que atraviesa el mundo a causa de la pandemia y a pesar de las difíciles condiciones que atraviesa nuestra herida nación" con esporádicas olas de violencia.

[Saludos del Papa Francisco a las autoridades civiles]

Afrontar esos peligros y visitar de todos modos "en realidad duplica el valor de su visita a los ojos de los iraquíes", dijo el presidente al Papa Francisco.

En su primer discurso del viaje, el Papa Francisco esbozó los temas que se espera que resuenen a lo largo de la visita del 5 al 8 de marzo: rendir homenaje a los cristianos martirizados por los militantes islámicos en los últimos 20 años; insistir en que la creencia en un solo Dios, el padre de todos, significa que todas las personas son hermanos y hermanas; alentar un compromiso continuo para reconstruir el tejido físico y social del país, incluso con ayuda internacional; y condenar todo recurso a la violencia.

Repitiendo una frase que utilizó en un mensaje de vídeo dirigido al pueblo iraquí en la víspera de su visita, el Papa Francisco dijo a las autoridades cívicas: "Vengo como un penitente, pidiendo perdón al cielo y a mis hermanos y hermanas por tanta destrucción y crueldad. Vengo como peregrino de la paz en nombre de Cristo, príncipe de la paz".

"¡Que se silencie el choque de las armas! Que se frene su propagación, aquí y en todas partes", dijo el Papa. "¡Que se escuche la voz de los constructores y de los pacificadores! La voz de los humildes, de los pobres, de los hombres y mujeres corrientes que quieren vivir, trabajar y rezar en paz".

"Que se acaben los actos de violencia y de extremismo, las facciones y la intolerancia", exhortó el Papa Francisco. "Que se dé cabida a todos aquellos ciudadanos que buscan cooperar en la construcción de este país a través del diálogo y de una discusión franca, sincera y constructiva, ciudadanos comprometidos con la reconciliación y dispuestos, por el bien común, a dejar de lado sus propios intereses."

El Papa Francisco reconoció cómo los iraquíes se han dedicado a la difícil tarea de construir una democracia. Para seguir avanzando hacia ese objetivo, dijo, "es esencial asegurar la participación de todos los grupos políticos, sociales y religiosos y garantizar los derechos fundamentales de todos los ciudadanos".

De hecho, la menguante minoría cristiana del país no es el único grupo al que se le han negado repetidamente sus derechos básicos; los kurdos, los yazidíes y los mandeos han sufrido discriminación e incluso persecución. Bajo el mandato de Saddam Hussein, incluso la mayoría musulmana chiíta fue marginada en muchos aspectos.

Aunque se dirigía a líderes laicos, el Papa Francisco no podía dejar de mencionar el especial sufrimiento de la comunidad cristiana, defender sus derechos y prometer que también ellos utilizarían sus talentos y habilidades para construir la nación. Condenando la violencia "basada en un fundamentalismo incapaz de aceptar la coexistencia pacífica de diferentes grupos étnicos y religiosos", el Papa Francisco instó a los iraquíes a esforzarse por ser un modelo de diálogo y armonía para el resto de la región.

En su saludo, Salih dijo al Papa Francisco que, con demasiada frecuencia en el mundo moderno, "la oposición y la polarización" están a la orden del día, y la gente, "especialmente en Oriente, está perdiendo el hábito del pluralismo, la diversidad y la aceptación de la opinión del otro".

Esta actitud, dijo, "aumenta el terrorismo y la incitación a la violencia, al odio y a cometer atrocidades con pretextos que nada tienen que ver con el espíritu tolerante del mensaje divino. Esto amenaza todo nuestro futuro".

El Papa Francisco estuvo de acuerdo.

"Solo si aprendemos a mirar más allá de nuestras diferencias y a vernos como miembros de una misma familia humana, podremos iniciar un proceso efectivo de reconstrucción y dejar a las generaciones futuras un mundo mejor, más justo y más humano", dijo. La religión, insistió, "debe estar al servicio de la paz y la fraternidad". El nombre de Dios no puede ser usado para justificar actos de homicidio, exilio, terrorismo y opresión. Al contrario, Dios ha creado a los seres humanos en dignidad y en derecho, nos llama a difundir amor, bondad y concordia. "La Iglesia católica, también en Irak, desea ser amiga de todos, y a través del diálogo, colaborar de manera constructiva con las otras religiones por la causa de la paz", fue parte del mensaje que dijo el Papa Francisco al concluir.

El video completo de la transmisión de las palabras del Papa Francisco a las autoridades civiles, en su visita a Irak, las puedes tener a continuación.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: Catholic News Service
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD