Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Iglesia

A través de una modificación del Motu Proprio Authenticum charismatis, Papa Francisco dice que nuevas órdenes religiosas deberán ser aprobadas por el Vaticano

Nuevas órdenes religiosas deberán ser aprobadas por el Vaticano.

La aprobación del Vaticano es necesaria para las órdenes religiosas diocesanas, asó lo afirmó el Papa Francisco. Los obispos que quieran establecer una orden religiosa en sus diócesis deben obtener primero el permiso escrito de la Santa Sede, afirmó el Santo Padre.

Enmendando la ley canónica, el Papa dijo que ya no es suficiente que un obispo consulte al Vaticano antes de aprobar la creación de una nueva orden en su diócesis.

"Por su naturaleza, cada instituto de vida consagrada o sociedad de vida apostólica, aunque haya surgido en el contexto de una iglesia particular, no es, como un regalo a la iglesia, una realidad aislada o marginal, sino que es profundamente parte" de la iglesia universal, dijo el Papa Francisco en "Authenticum Charismatis" ("La autenticidad de un carisma"), publicado el 4 de noviembre en el Vaticano.

El documento cambia el canon 579 del Código de Derecho Canónico para que se lea: "Los obispos diocesanos, cada uno en su territorio, pueden erigir institutos de vida consagrada por decreto formal, con permiso previo por escrito de la Sede Apostólica."

El obispo Juan Ignacio Arrieta, secretario del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, dijo al Servicio de Noticias Católicas el 4 de noviembre que en mayo de 2016 el Papa Francisco ya había declarado inválido el establecimiento de órdenes de derecho diocesano establecidas por los obispos sin consultar a la Santa Sede.

Pero, dijo, el problema era que "incluso si la Congregación (para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica) decía que no, los obispos podían decir que consultaban a la Sede Apostólica".

La mayoría de los católicos están familiarizados con grandes órdenes religiosas internacionales de mujeres o de hombres; respondiendo directamente al Vaticano, son llamadas congregaciones de "derecho pontificio".

Las congregaciones locales, aprobadas por un obispo diocesano, se llaman congregaciones de "derecho diocesano". Mientras que muchas de ellas están ubicadas en África, otras diócesis en todo el mundo tienen tales órdenes.

"Lo que sucedió fue que estos institutos que los obispos crearon para su diócesis comenzaron a crecer y a considerar la posibilidad de trabajar también en otras diócesis", dijo el obispo Arrieta.

Incluso si las órdenes en crecimiento no están listas para solicitar convertirse en institutos de derecho pontificio, su presencia más allá de las fronteras de su diócesis original requiere una supervisión, dijo.

El obispo Arrieta dijo que se espera que el nuevo procedimiento también vaya más allá para asegurar la continua salud y estabilidad de la congregación diocesana una vez que el obispo fundador se haya retirado y que le dará al Vaticano la oportunidad de sugerir formas de asegurar el ejercicio apropiado de la autoridad y la libertad dentro de las comunidades.

Algunas fundaciones recientes de derecho diocesano han tenido serios problemas con el abuso sexual y la dominación psicológica de sus miembros. Un ejemplo es la Comunidad Francesa de San Juan, que fue fundada por el difunto Padre Marie-Dominique Philippe. Después de su muerte, el prior de la comunidad dijo que se habían hecho acusaciones creíbles contra el Padre Philippe. El Papa Benedicto XVI disolvió la rama de monjas contemplativas de la comunidad en 2013.

El documento del Papa Francisco que enmienda la ley canónica dice que los católicos tienen derecho a saber de sus obispos que ha habido un serio discernimiento sobre "la autenticidad de los carismas" de las nuevas órdenes y "la fiabilidad de los que se presentan como fundadores".

Los obispos locales, dijo, tienen razón al acoger nuevas expresiones del Espíritu Santo que llaman a las personas a la vida consagrada, pero "al mismo tiempo, hay que tener cuidado de evitar crear descuidadamente instituciones que son inútiles o que carecen de suficiente vigor".

Redacción: María Mercedes Vanegas, PildorasdeFe.net | Con información de: Catholic News service
Nicaragüense viviendo en Alemania, soltera, ingeniera y - a ejemplo de San Francisco Javier - misionera en esta era tecnológica. Identificación evangelizadora: Ay de mí si no predico el Evangelio, pues muchos cristianos se dejan de hacer, por no haber personas que se ocupen en la evangelización
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD