Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario, además de mejorar la velocidad y la seguridad del sitio durante su visita. Estas cookies se utilizan para adaptar el contenido de la web a las preferencias del Usuario del Servicio y optimizar el uso del sitio, las cuales permiten que el dispositivo reconozca al usuario y muestre adecuadamente el servicio ofrecido, adaptada a sus necesidades individuales. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento haciendo clic en "Configuración" o en nuestra Política de Cookies en este sitio web. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Devociones y oraciones
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
novena a la inmaculada concepcion de la santa virgen maria dia

Día 9 de la Novena a la Inmaculada Concepción. María fue para América, América fue para María. Y toda América se comprometió con su Divino Hijo Jesucristo

Novena a la Inmaculada Concepción. Día 9: Imitar a María.

La Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María es un evento misterioso y milagroso de tal importancia para el plan de Dios y para nuestra salvación en Cristo, que sucedió de una manera que prácticamente fue casi indetectable. Para el noveno día de la Novena a la Inmaculada Concepción de María, ponemos nuestro enfoque en esa mujer pura digna de imitar. María es en todo sentido, la primera Cristiana, la que supo llevar a Cristo siempre guardado en su corazón. Imitar a María es imitar a Cristo mismo.

La Inmaculada Concepción.

La Inmaculada Concepción trata de cómo Dios actuó de una manera extraordinaria en la vida de la Santísima Virgen María, por lo que desde el primer momento de su propia concepción, ella fue rescatada del poder del pecado original.

La Fiesta de la Inmaculada Concepción se remonta al siglo V, cuando se introdujo por primera vez en Siria. En el siglo VII, esta fiesta ya estaba firmemente arraigada en la tradición del cristianismo oriental.

Aunque la Inmaculada Concepción estaba firmemente arraigada en la tradición cristiana, ha habido mucho debate sobre lo que el término realmente significaba. Cuando llegó a Occidente, alrededor del siglo XI, se generó mucha controversia en torno al tema. Mientras que tanto la tradición oriental como la occidental mantenían que la Santísima Virgen María estuvo libre de pecado durante toda su vida, la gente no estaba de acuerdo en lo que esto significaba realmente.

Santo Tomás de Aquino argumentó que la Santísima Virgen no podría haber sido "redimida del pecado original" si no hubiera estado sujeta a él en su concepción.

Novena a la Inmaculada Concepción.

Para este noveno día de la novena a la Inmaculada concepción nos damos cuenta de que no hay una mejor manera de amar más a Jesús que seguir los pasos de María. La imitación de María abre nuestras vidas a comprender los misterios de nuestro Señor. A continuación te indicamos el modo de rezar el día 9 de la novena a la Inmaculada.

Oraciones de preparación.

A continuación, tienes las oraciones de preparación para el noveno día de la Novena a la Inmaculada Concepción. Procuremos, en este día 9, un momento de silencio y meditar cada palabra en el corazón.

1. Señal de la Cruz.

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

2. Acto de contrición.

Jesús, mi Señor y Redentor: Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos, ofendí a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no volver a pecar, y confió en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna. Amén

3. Oración inicial.

A ti, purísima Madre, restauradora del caído linaje de Adán y Eva, venimos confiados y suplicantes en esta novena, para rogarte que nos concedas la gracia de ser verdaderos hijos tuyos y de tu Hijo Jesucristo, libres de toda mancha de pecado. Acuérdate, Virgen Santa, que has sido hecha Madre de Dios, no solo para tu dignidad y gloría, sino también para nuestra salvación y provecho de todo el género humano.

Acuérdate que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a tu protección e implorado tu auxilio, haya sido desamparado. No me dejes, pues, a mí tampoco, porque si me dejas me perderé; que yo tampoco quiero dejarte, antes bien, cada día quiero crecer más en tu verdadera devoción. Alcánzame principalmente estas tres gracias: la primera, no cometer jamás pecado mortal; la segunda, un grande aprecio de la virtud cristiana, y la tercera, una buena muerte. Además, dame la gracia particular que te pido en esta novena

Realizar aquí su petición.

4. Meditación del noveno día: Imitar a María.

En el año del Señor, 1846, los obispos de los Estados Unidos, dedicaron esta tierra a María de la Inmaculada Concepción.

En un gesto valiente y espléndido, presentaron a la Reina del Cielo a la nueva república, con sus grandes esperanzas e incertidumbres, con sus enormes posibilidades, para bien o para mal, con el expediente de su historia aún sin escribirse y su destino visto de manera vaga.

Debido a que estos hombres amaron a América y previeron lo que la nueva tierra necesitaba mayormente, le dieron a la historia de América a una mujer encantadora, a la propia Madre de Dios. En sus manos ellos comprometieron su cuidado y su futuro.

María fue para América, América fue para María. Y toda América, en dedicación a María, se comprometió con su Divino Hijo.

La naciente república tenía ahora una Madre en el cielo. La tierra, cuyo éxito dependía tanto del progreso político del hombre, ahora tenía una protectora con Dios. La democracia tiene la única reina que jamás conocería. Los americanos podrían, a partir de ahora, mirar hacia un modelo perfecto para sus mujeres y una inspiración que nunca falla para sus hombres.

Oración del noveno día.

Oh Madre del Rey del Universo, miembro más perfecto de la raza humana, "la solitaria jactancia de nuestra contaminada naturaleza", nos dirigimos a ti como madre, abogada y mediadora. Oh Santa María, ayúdanos en nuestra presente necesidad. Por tu Inmaculada Concepción, oh María concebida sin pecado, te suplicamos humildemente desde el fondo de nuestro corazón que intercedas por nosotros ante tu Divino Hijo y pidas que se nos conceda el favor por el que ahora suplicamos. Oh María de la Inmaculada Concepción, Madre de Cristo, tú tuviste influencia con tu Divino Hijo mientras estuviste en la tierra; tú tienes la misma influencia ahora en el cielo. Ruega por nosotros y obtén para nosotros la concesión de mi petición si es la Divina Voluntad. Amén

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A ti, celestial Princesa, Virgen sagrada María, te ofrezco en este día alma, vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía.

Rezar tres Avemarías

Jaculatoria: "Tu Inmaculada Concepción, oh Virgen Madre de Dios, anunció alegría al universo mundo".

5. Oración final a la Inmaculada Concepción.

Oh Dios, que por la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, hiciste preparar una morada digna de tu Hijo, te suplicamos que, así como a ella la preservaste de toda mancha en previsión de la muerte del mismo Hijo, concédenos también que, por medio de su intercesión, podamos llegar purificados de todo pecado a tu presencia. Por el mismo Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Novena a la Inmaculada Concepción.

Aquel humilde siervo de Dios, San Juan Duns Escoto, fue uno de los Doctores de la Iglesia que defendió a la Inmaculada Concepción. Después de exponer todos los argumentos y que la Iglesia aceptara esta defensa, la fiesta se extendió por la iglesia occidental. En 1476, el Papa Sixto IV llevó la doctrina a la Iglesia Occidental y dictó sentencia bajo pena de excomunión a cualquiera que se opusiera a esta doctrina. A mediados del siglo XVII, la doctrina de la Inmaculada Concepción de María fue aceptada por casi todo el mundo.

Cuando rezamos el día 8 de la Novena a la Inmaculada Concepción, podemos experimentar la fortaleza que tuvo María a lo largo de su relación con Dios. Su espíritu firme, apasionado, entregado y que todo lo guardaba en su corazón, hacen de ella una mujer única. A través del octavo día de la novena a la Inmaculada, queremos ponernos en camino de llegar a ser verdaderos cristianos, siguiendo el ejemplo de María, imitando sus virtudes. Hoy en día, la Fiesta de la Inmaculada Concepción es un Dogma de fe, un Día de Obligación y se celebra con una Santa Misa Solemne. En muchos lugares del mundo se celebran eventos familiares, procesiones y desfiles dedicados al honor de la Inmaculada Virgen María.

Adaptación y contenido agregado: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de extraída de: Bellarmine Forum

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, Venezolano, esposo y padre de familia, servidor, ingeniero y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para cualquier otra información: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Deja tus comentarios

Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD